El particular show de uno de los tenistas más polémicos del circuito en Buenos Aires: tomó gaseosa en medio del partido


Moutet pidió una gaseosa en medio del partido en el ATP de Buenos Aires

Este sábado se puso en marcha una nueva edición del ATP de Buenos Aires que tendrá como máxima atracción al español Carlos Alcaraz, una de las mejores raquetas del mundo y que ya se consagró campeón en el certamen que se disputa en las canchas del Buenos Aires Lawn Tennis Club del barrio de Palermo.

En uno de los encuentros de la qualy, los partidos de la clasificación para completar el cuadro principal del certamen, el que se llevó todas las miradas del público presente fue Corentin Moutet. El francés de 24 años, que ya tiene antecedentes por sus excentricidades dentro de la cancha, generó todo tipo de comentarios cuando pidió una gaseosa en medio del duelo ante el argentino Mariano Navone.

Tras ganar el primer set por 7-5, Moutet perdió el segundo parcial (6-2) y fue allí cuando hizo el infrecuente pedido. Uno de los asistentes del torneo se acercó y le entregó una botella de una gaseosa cola de un litro y medio. La situación generó la risa de Gonzalo Bonadeo y Juan Martín Rinaldi durante la transmisión de TyC Sports, y el aplausos de los presentes en el BALTC.

El público en las tribunas, asombrados por lo que estaban viendo, acompañaron la escena del tenista europeo ofreciéndoles la botella como una especie de trofeo. Pero esa no fue la única actitud particular dentro del show que propuso el francés ubicado en el puesto 146 del ranking en el circuito profesional masculino. Durante un game con su servicio, Moutet sacó de abajo.

Es más, en varios pasajes del encuentro, que terminó con victoria de Navone en el tercer parcial por 6-2 para quedarse con el pase a la siguiente ronda de la clasificación, la raqueta de 24 años jugó utilizando sólo el golpe de revés con su mano izquierda, al mejor estilo del suizo Stanislaw Wawrinka, que es una de las atracciones del ATP en Buenos Aires 2024.

El saque de abajo de Moutet en el ATP de Buenos Aires

La última extraña decisión de Moutet fue que, luego de pedirle al juez de silla asistencia médica, se negó a ser atendido por un fisioterapeuta al costado de la cancha que lleva el nombre Guillermo Vilas, en honor al más grande tenista de la historia en Argentina.

Esta no es la primera vez que el tenista nacido en París tiene esta demostración dentro de un partido. El ganador de siete títulos, todos ellos en Challengers, fue descalificado del ATP en Adelaida, Australia, luego de insultar al árbitro. En dicha temporada, el francés también protagonizó una tensa pelea tras su derrota en los octavos de final del Challenger Open d’Orleans, en Francia, tras recibir un saludo brusco del búlgaro Adrien Andreev.

Luego de levantar un encuentro que lo tuvo abajo en el marcador, el búlgaro terminó llevándose el triunfo, pero con el correr del partido algo no le gustó del galo, y en lugar de celebrar el pase a la siguiente ronda, le estrechó la mano de Moutet con vehemencia y después le tiró un pechazo, aunque no precisamente con el ánimo de saludarlo o con la confianza de pasar un momento descontracturado. Un golpe que a Moutet no le gustó y que generó su reacción.

Como ya se mencionó, el francés tiene actitudes que el público reprocha en un campo de juego, como querer romper una raqueta, gritos, insultos u otras manifestaciones en las que le faltó el respeto al rival.

El presente de Moutet no es el mejor. Luego de perder en la qualy en Buenos Aires, le sucedió lo mismo en la clasificación del Córdoba Open -cayó ante el argentino Federico Gómez por 2-6, 6-3 y 7-6- en los que fueron sus primeros campeonatos en lo que va del año calendario en el tenis mundial.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *