Agustín explicó “por qué los tomates no tienen tanto sabor como antes” y se convirtió en un referente de la ciencia en Twitter


Durante la cuarentena impuesta por la pandemia, Agustín Colombier decidió que iba a aprovechar el tiempo libre que tenía para divulgar datos científicos a través de Twitter.

El joven de 27 años que vive en las afueras de La Plata es biotecnólogo, y se recibió el año pasado en el Instituto Superior de Formación Docente y Técnica Nº 213, de Ensenada. Mientras estudiaba para los finales, empezó a explicar en las redes cuestiones vinculadas al coronavirus y las vacunas con dos objetivos: luchar contra la desinformación y desafiarse como profesional.

Leé también: Polémica por el sabor del tomate: Greenpeace apuntó a los agroquímicos y una entidad del campo lo desmintió

Agustín en Twitter: 280 caracteres de información para que todos entiendan sobre ciencia

Si realmente comprendo un tema, tengo que poder explicarlo para que todos lo entiendan y resumirlo en 280 caracteres. Entonces cuando encuentro algo que me resulta interesante para tuitear, no lo hago enseguida: lo asimilo, lo pienso, y lo corrijo hasta que publico. Incluso también trato de hablar los temas con mi familia y mis amigos”, le dijo a TN.

Lee también Alimentos: cuánto de natural tienen hoy los granos y las verduras

En su cuenta BiotecnoBlog tuitea sobre “todo lo que abarca la biotecnología, que es muy amplio: transgénicos, biocombustibles, ciencias biológicas y temas relacionados con el agro”.

El tuit de Agustín que se viralizó por desmentir a Greenpeace. (Crédito: twitter//BiotecnoBlog).
El tuit de Agustín que se viralizó por desmentir a Greenpeace. (Crédito: twitter//BiotecnoBlog).

Hay mucho desconocimiento y la única manera de frenarlo es divulgando datos. Alguien dice algo, y si se combina con los prejuicios y los miedos, se hace como una bola de nieve que es difícil de parar”, consideró el joven.

Por qué se viralizó BiotecnoBlog

Cuando abrió su cuenta de Twitter, en 2012, tenía 500 seguidores y superó los 12.000 después de responderle a Greenpeace, sobre la razón por la cual “los tomates de ahora no tienen tanto sabor como los de antes”.

La campaña que lanzó Greenpeace, fue criticada por el agro y refutada por Agustín Colombier (Crédito: twitter/GreenpeaceArg)
La campaña que lanzó Greenpeace, fue criticada por el agro y refutada por Agustín Colombier (Crédito: twitter/GreenpeaceArg)

“Hola Greenpeace, soy yo de vuelta. Como no se cansan de decir cosas sin fundamento científico, sale hilo explicando. Spoiler: no tiene nada que ver con los herbicidas”, escribió. Este tuit fue compartido más de 5000 veces y tiene más de 12.900 likes.

En simples palabras, Colombier detalló que la diferencia se debe a una mutación natural en el gen SIGLK2 que repercute en las características de aroma y sabor. “¿Se le puede devolver el sabor de antes a los tomates de ahora? ¡Por supuesto! Pero para eso son necesarias algunas prácticas que los aterroriza: manipular genéticamente al tomate”, detalló en la red social.

¿Todo lo químico es malo y todo lo natural es bueno?

Para el joven hay mucha gente que “demoniza lo científico y endiosa lo natural, sin conocer los procesos”. “Los investigadores no somos unos sádicos que queremos matar animales y destruir el mundo, y la naturaleza no es tan linda: una plaga que afecte a una plantación puede dejar sin alimento a una comunidad, y ahí se necesita la intervención del hombre para poder mantener la calidad de vida”, explicó Agustín.

El biotecnólogo aseguró que “nadie cuida más a los animales y a su tierra que los productores agropecuarios”, y que antes de lanzar campañas en las redes, se debe tener en cuenta “los tiempos de aplicación de algunos productos, y los tiempos de consumo”. “Si no aplico un herbicida en el momento en que corresponde, la naturaleza avanza y no comemos. Es tan ideal consumir alimentos sin ningún químico como querer curarse de ciertas enfermedades sin tomar pastillas”, explicó.

Agustín explicó “por qué los tomates no tienen tanto sabor como antes” y se convirtió en un referente de la ciencia en Twitter

Aunque algunos haters critican a Agustín “porque no le da la madera” para divulgar ciencia en redes, él apuesta a seguir con su trabajo para ayudar a que los usuarios “no tengan pánico producto de la desinformación”. “No hay que dejarse llevar por la nostalgia del pasado y creer que todo era mejor. Pasaban cosas pero no te enterabas porque no se viralizaban. Hay que confiar en la ciencia, y buscar fuentes de información con prestigio”, concluyó.