Alerta: el maíz atraviesa su período crítico y necesita lluvias urgentes para no perder potencial de rinde


Casi el 70% de la región núcleo se encuentra “entre escasez y sequía”, cuando los maíces se encuentran en pleno período crítico, alertó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) en su panorama semanal.

Tras las recientes altas temperaturas, el cambio de escenario respecto a siete días atrás “es notable”. En lo que se refiere a las reservas, el 54% de la región presenta “escasez hídrica y un 14% está en condición de sequía”.

Lee también El maíz y la soja registran los mayores niveles de industrialización en una década

“De no llover en esta semana, en la próxima se empieza a perder potencial de producción”, aseguraron, a la entidad rosarina, los ingenieros de la localidad santafesina de Carlos Pellegrini. La advertencia de los especialistas se debe a que los maíces tempranos de la región están en pleno período crítico: ya en floración femenina y algunos llenando granos.

El 54% de la región presenta “escasez hídrica" y un 14% está "en condición de sequía”. (Fuente: BCR)
El 54% de la región presenta “escasez hídrica» y un 14% está «en condición de sequía”. (Fuente: BCR)

“En esta etapa el suministro hídrico es fundamental: la relación entre los milímetros (mm) consumidos y el rendimiento es directa. La necesidad del cultivo es de 6 a 8 mm diarios. El problema es que, si bien la primera quincena de diciembre dejó algunas lluvias importantes, las altas temperaturas pusieron al cultivo contra las cuerdas”, analizó el informe.

Así, solamente en el tercio restante las reservas son de “adecuadas a abundantes” en la región. “Parece una contrariedad, porque aun así la mayor parte de los cuadros de maíz aún se conservan en condiciones de buenas a muy buenas, pero el regreso de las tormentas es urgente para no comenzar a perder rinde”.

El maíz necesita 40 mm para tener un buen cierre de año

La BCR señaló que en el 70% de la región núcleo afectada por la falta de agua se necesitan 40 milímetros (mm) para llegar para terminar el 2021 “de la mejor manera”.

Lee también Quién es Pedro Vigneau, el nuevo líder de la cadena productiva del maíz y el sorgo

En Bigand, ya comienza a verse amarillamiento y marchitamiento de hojas basales en los lotes con rotaciones mal planteadas. Por ahora se trata de los cuadros “muy chacareados” y con bajas dosis de nitrógeno, pero “de no llover en los próximos días, el déficit hídrico se va a expandir a lotes que vienen bien manejados, fundamentalmente los sembrados más tarde”.

En San Antonio de Areco por ahora no se notan cuadros afectados por la falta de agua ni por las altas temperaturas: “Están buenos, ya que todas las etapas de crecimiento se fueron dando con pocas lluvias. Los maíces no se desarrollaron de forma excesiva, lo que permite pasar la seca en mejor forma. Pero, si sigue así unos días más, se va a ver afectado el rinde potencial”.

La BCR también reportó los niveles de humedad del suelo en todo el territorio nacional.
La BCR también reportó los niveles de humedad del suelo en todo el territorio nacional.

El panorama es distinto en la franja que va de San Gregorio a Rufino y General Villegas. Allí, las reservas son “adecuadas a abundantes”, por lo que pasarán el periodo crítico “sin inconvenientes”.

Soja de primera: con casi el 60% “en muy buenas condiciones” pero usando “las reservas”

“Las lluvias de noviembre asistieron en el estadio vegetativo para potenciar el despegue y sostienen los niveles de crecimiento”, señaló la BCR. Por eso, la soja de primera está en carrera con todo su potencial intacto. “El 58% está en muy buenas condiciones; y buenas en el 38%”, resumió el relevamiento.

Sin embargo, diciembre escatimó lluvias en el este de la región y las altas temperaturas prendieron la alarma en el tablero: algunos cuadros comienzan a mostrar la falta de agua. Ya hay un 4% de los lotes pasando a “condiciones regulares”.

Por otro lado, se registran afectados por el granizo, como en el caso de Marcos Juárez, pero también en San Antonio de Areco por la falta de agua en la siembra o en el centro sur de Santa Fe por la ausencia de precipitaciones en los últimos quince días. Mientras, la presión térmica no cede.

Lee también Julián Domínguez se cruzó con los agroexportadores por los “volúmenes de equilibrio”

Asimismo, la soja todavía no llega ni a la mitad del recorrido que tiene por delante. El 60% de la oleaginosa de primera de la región núcleo está iniciando la floración (R1) y el resto pronto ingresará a esta etapa.

“Si bien aún falta para el periodo más crítico del cultivo, es necesario el regreso de las lluvias. Las plagas tampoco ceden: los ingenieros están en plena actividad de monitoreo. Isoca bolillera, megasceles y trips están presentes”, aunque con baja incidencia “por el momento”, informó la entidad santafesina.

Tramo final de la siembra de soja de segunda

En tanto, un 88% de la soja de segunda está sembrado. El centro sur de Santa Fe completó la implantación y los nacimientos “son muy buenos”, mientras que hacia el sur provincial todavía resta un 40% del área.

El sudeste cordobés está casi por finalizar esta instancia y en el noreste bonaerense resta por cultivarse el 30% de los lotes. “En San Antonio de Areco se requieren lluvias de importancia para poder seguir sembrando en los últimos lotes cosechados”, detalló la BCR.