Ante el malestar por la sequía y las medidas oficiales, ruralistas analizan “acciones gremiales”


La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) comenzó a movilizar a sus bases por medio de reuniones de dirigentes zonales, que definirán acciones gremiales ante el malestar por varias decisiones del Gobierno y la sequía que afecta a la producción agropecuaria en todo el país.

Así, en la Asociación Rural de Chivilcoy, se realizó este jueves el primero de una serie de 3 encuentros de las 8 zonales que integran la confederación (7 de la provincia de Buenos Aires y una de La Pampa)

Lee también Por la sequía, recortan 15% la cosecha de soja y maíz y las pérdidas suman US$5200 millones

En la ciudad bonaerense, unos 40 dirigentes de más de 25 rurales (de la zonas 1, 2 y 3 de Carbap, del norte y el oeste bonaerense). analizaron y debatieron las medidas a adoptar “en respuesta a las decisiones del Gobierno Nacional de los últimos días”, comunicó la entidad que a nivel nacional está nucleada en Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).

La próxima reunión será el jueves 20, a las 9 horas, en la Sociedad Rural de Rauch para las zonas 4, 5 y 6 que corresponden a la Cuenca del Salado, centro y sudeste de la provincia. Luego, habrá otra durante la primera semana de febrero en la localidad bonaerense de Coronel Suárez.

En diálogo con TN, el presidente de la entidad, Horacio Salaverri, afirmó: “Si bien todos los que estábamos ahí somos productores, en realidad fue una reunión de dirigentes. No hubo una convocatoria a productores. Independientemente de la reunión con las rurales que hacemos siempre en el Consejo de Carbap, queremos juntarnos con las distintas zonas en estos 3 encuentros. Lo que en este caso vemos es una problemática más compleja, por lo cual la idea es ir movilizando a las bases para ir anticipándonos a algunas cuestiones y detectar el estado de ánimo de los productores de cada región. De acuerdo a las conclusiones que saquemos, vamos a determinar las acciones que adoptaremos”.

Los reclamos del campo: desde las medidas del Gobierno a los daños por la ola de calor

Tras el encuentro en Chivilvoy, desde la entidad comunicaron: “Existe una gran intranquilidad por la sequía imperante y mucha bronca por los anuncios de los últimos días del Gobierno en relación al esquema de exportación de carnes, la instauración de un fideicomiso para el trigo y el maíz y la falta de políticas proactivas para el sector, más allá de la falta de credibilidad de los interlocutores sectoriales del Gobierno”.

Asimismo, agregaron que hay “una profunda preocupación por la situación actual del país, las desviaciones macroeconómicas, la inflación descontrolada, los niveles de pobreza y los embates contra los otros poderes del Estado, como la Justicia, entre otras”.

Salaverri además cuestionó los “volúmenes de equilibrio” para regular a los mercados de trigo y maíz. “No son otra cosa que los viejos cupos con los cuales se cierra la exportación y se deja a la mercadería en el esquema del consumo interno. Generalmente, eso tiende a la baja del precio (que se les paga a los productores)”.

Ante el malestar por la sequía y las medidas oficiales, ruralistas analizan “acciones gremiales”

Si bien reconoció que hubo mayores flexibilizaciones a las exportaciones de carne vacuna, Salaverri remarcó que el cepo fue creado por el propio oficialismo, por lo cual se avanzó “en un problema que se originó a partir de un decreto del presidente y a partir de ahí empezaron todas las complicaciones que hemos vivido con este tema”.

Asimismo, analizó: “Se avanzó con la liberación de las categorías D y E a China. Pero quedó pendiente la C. En cuanto a la restricción de los 7 cortes, que uno puede pensar que es atendible en un corto plazo, entendemos que no puede haber un decreto que prohíba la exportación de los mismos por 2 años. Creemos que se puede ser más flexible e ir monitoreándolo a lo largo del tiempo”.

También alertó sobre las Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE) para la exportación de cortes bovinos, que terminan pasando por la Secretaría de Comercio Interior de la Nación. “Empezamos a depender de la discrecionalidad de un funcionario que decide sobre si se exporta o no. No tiene nada que ver la Secretaría de Comercio Interior con la exportación de carne. Sin embargo, es parte del tránsito que hace esa Declaración Jurada. Con lo cual, hace acordar a la vieja figura de los ROE que tenía Guillermo Moreno”.

Por último, aclaró que por haber sido contacto estrecho de un caso de Covid-19 no pudo ir a la asamblea de productores con la mesa de enlace en Armstrong. Pero destacó que desde la entidad respaldaron esa manifestación. “Estoy al tanto de las cuestiones que se plantearon y adherimos en el sentido de que hay una necesidad de expresar el desagrado que causan determinadas cuestiones”.