Casamiento cordobés: el coche nupcial de los enamorados fue una cosechadora


Las cosechadoras son muy útiles en el campo, pero no había registros de que alguna vez se hayan usado para un casamiento, como coche nupcial. Hasta el sábado, porque la picardía cordobesa generó un acontecimiento insólito: una pareja llegó a la iglesia para casarse a bordo de una maquinaria agrícola, y tras la ceremonia se fueron mirando desde lo alto las calles de Rio Cuarto y a toda la gente que saludaba este hecho curioso.

Los protagonistas fueron Walter Berter y Mariana Coria, quienes dieron el “sí” en la parroquia San José ante el asombro de familiares y curiosos, y utilizaron una New Holland CR 6080 para llegar y retirarse de la iglesia.

Repasando la historia, el hecho no fue casual. Walter es un apasionado de la maquinaria agrícola, y en su trabajo estuvo ligado siempre a la actividad, primero como operario y luego como técnico.

“En un momento cuando se planteó, era una locura. Pero luego fue formándose y lo logramos”, contó el flamante esposo que es técnico mecánico en Catpro, una concesionaria New Holland de Río Cuarto.

Hace 15 años que está en pareja con Mariana, tienen dos hijos y el trabajo de Walter ligado a las cosechadoras ha sido un sostén de la familia. Por eso, ante la idea del novio, la novia no dudó en acompañar la “loca idea”.

Walter es técnico de cosechadoras y Mariana aceptó cumplir su deseo de casarse con una cosechadora de coche nupcial. (foto: Valor Agregado).
Walter es técnico de cosechadoras y Mariana aceptó cumplir su deseo de casarse con una cosechadora de coche nupcial. (foto: Valor Agregado).

“Desde que nos conocimos hasta hoy estuve ligado a la cosechadora. Es parte nuestra”, argumentó Walter. “No lo dudé nunca. Es estar con él y que cumpla sus sueños” dijo Mariana.

En ese sentido, Walter remarcó que lo hicieron “por la pasión que llevo por dentro, los años que tengo a la par que estas bestias (por la cosechadora) y consensuamos con mi mujer. Igual se dio espontáneamente”.

Cuando llegó el momento de que bendecir su amor, Berter condujo la “nave” hasta la iglesia y Mariana iba en el asiento del acompañante. “Tenemos una emoción bárbara. Estamos muy felices, por el movimiento y lo que generó. A lo que nos gusta los fierros, es fantástico”, dijeron.

La maquinaria agrícola (una New Holland CR 6080) fue decorada para la boda. (foto: Valor Agregado).
La maquinaria agrícola (una New Holland CR 6080) fue decorada para la boda. (foto: Valor Agregado).

Hasta el sacerdote que celebró el sacramento, Raúl Frega, se sorprendió cuando le contaron que iban a llegar en una cosechadora. Pero luego dijo que “deseó celebrar esta boda, sobre todo por la bella historia de amor de los novios y también por acompañar este sueño de casarse con una cosechadora, un elemento de trabajo, como un coche de boda”.

Para evitar inconvenientes, se organizó una logística de tránsito en la segunda ciudad más populosa de Córdoba. “La máquina es muy grande. Nos acompañó mucho la gente”, dijeron los novios, agradecidos por lo que sintieron al transitar en una cosechadora en plena ciudad y cumplir con lo que soñaron para uno de los días más felices de sus vidas.