Desde el campo creen que la flexibilización del cepo a la carne “es un gran paso, pero no la solución total”


Desde las cuatro entidades de la Mesa de Enlace (CRA, FAA, Coninagro y SRA) destacaron como “un avance” la decisión del Gobierno de abrir las exportaciones bovinas para las categorías de hacienda D, E y F “con destino a mercados emergentes”.

Sin embargo, los representantes del agro aclararon que todavía no están totalmente conformes, ya que queda “un camino por recorrer”, debido a que la exportación de los siete cortes parrilleros más demandados (asado, tapa, vacío, matambre, falda, paleta, nalga y/o cuadrada) aún seguirá vedada, al igual que la totalidad de la categoría C, que contiene animales de mayor consumo a nivel local.

Lee también Cepo a la carne: el Gobierno anunció beneficios para los productores, pero hay cortes que seguirán con prohibiciones

Esos y otros anuncios fueron realizados tras la reunión que este jueves los dirigentes mantuvieron con el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca de la Nación, Julián Domínguez, en la sede de la cartera agropecuaria. En ese marco, también se presentó el Plan GanAr 2022-2023, en el que se estipulan “los lineamientos de la política hacia la ganadería argentina para los próximos dos años”.

Allí, el funcionario también destacó el cumplimiento de “todos los compromisos internacionales”: Cuotas Hilton, 481, Israel, Estados Unidos, Chile y Colombia.

La respuesta de la Mesa de Enlace

Después del encuentro, los dirigentes agropecuarios realizaron una conferencia de prensa por su cuenta. Allí, el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Jorge Chemes, señaló: “Necesitamos los hechos y avances concretos. No estamos conformes, pero hemos dado un paso hacia adelante. Hace muchos meses venimos reclamando y hoy el Gobierno acepta. Aún queda por seguir trabajando, no es la solución total”.

En diálogo con TN, su par de la Federación Agraria Argentina (FAA), Carlos Achetoni, aseguró: “La habilitación de las categorías y destinos que tenían cupo le dio la razón a nuestro reclamo. Todavía ha quedado afuera de la inserción internacional una categoría muy importante, que es la C. Eso es algo que se irá monitoreando y que en marzo se podrá tomar una decisión al respecto, con números más precisos”.

“De confirmarse las estimaciones que tenemos, no habría tal caída de la producción y estaríamos en condiciones de lograr una mayor habilitación. Para así lograr mayor certidumbre y producción”, agregó.

Desde el campo creen que la flexibilización del cepo a la carne “es un gran paso, pero no la solución total”

No obstante, aclaró: “Este avance es algo que lo hemos venido trabajando, ha costado mucho, pero todavía falta un camino por recorrer. Tampoco queremos que se abra todo sin ningún tipo de lógica, sino que buscamos que haya mayor certidumbre y productividad”.

Consultado por TN, el vicepresidente de Coninagro, Elbio Laucirica, consideró: “Se dio un gran paso porque los anuncios son en respuesta a los reclamos que veníamos haciendo desde la mesa de enlace en cuanto a la necesidad de previsibilidad y confianza, como la no intervención ni aumento de retenciones en los mercados, tanto de carne como de trigo y maíz”.

Desde el campo creen que la flexibilización del cepo a la carne “es un gran paso, pero no la solución total”

Asimismo, señaló: “Falta conocer la reglamentación que le solicitamos al ministro y que redactará a partir del 1 de enero, cuando venza el decreto hoy vigente de cierre de exportaciones. Quedarán prohibidos los siete cortes como un aporte a la mesa de los argentinos y eso ya lo están negociando con los frigoríficos”.

Sobre la llamada “vaca gorda”, Laucirica comentó que “solamente se autorizaría brazuelo y garrón”. Mientras que en marzo, momento del tacto y en que esa categoría se tiene disponible para la venta, “se revería cuál es la situación en cuanto a las existencias y habrá una comisión de seguimiento, donde la Mesa de Enlace estará presente”.

Desde el campo creen que la flexibilización del cepo a la carne “es un gran paso, pero no la solución total”

Por su lado, el titular de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Nicolás Pino, afirmó: “Entendemos que, para hablar el mismo idioma, el Gobierno y los privados tenemos que debatir con los mismos datos. Eso lo logramos el martes pasado en la reunión de los equipos técnicos”.

Al respecto, resaltó: “Hoy conseguimos que la cuotificación de exportaciones se elimine, algo que le hizo mucho mal a la ganadería argentina durante este año. El problema principal no es el precio de la carne, sino la terrible inflación que impacta en toda la cadena productiva y en el precio de los alimentos de nuestra economía”.

Desde el campo creen que la flexibilización del cepo a la carne “es un gran paso, pero no la solución total”

Si bien los equipos técnicos de las entidades coincidieron el martes con los del Ministerio en cuanto a la metodología para medir el stock, que según los datos oficiales al 31 de diciembre del 2020 rondaba las 53,5 millones de cabezas, lo cierto es que en abril se darán a conocer las cifras de este año, que serán fundamentales para definir las próximas medidas a implementar en el mercado.

El rol del Consejo Consultivo y créditos subsidiados

Vale recordar que el Ministerio anunció la conformación de un Consejo Consultivo que tendrá la tarea de realizar “el seguimiento de las medidas tomadas y posibles readecuaciones futuras”.

Estará integrado por el Consejo Federal Agropecuario; la Mesa de Enlace, distintos actores de la industria cárnica, los representantes de los trabajadores, la Cámara Argentina de Feedlot (CAF), la Mesa de la Carne, el IPCVA, la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores (CAMyA), la Asociación de Productores Exportadores de la Argentina (APEA), y por las universidades de Veterinaria y Agronomía de todo el país.

Sobre el rol de este nuevo organismo, Achetoni señaló: “Va a hacerse un monitoreo conjunto y revisarse los datos que arrojen los organismos, que nosotros creemos que van a ser razonables en cuanto a las existencias”.

Domínguez, al reunirse con los dirigentes, estuvo acompañado por los gobernadores de Santa Fe, Omar Perotti, y de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, que participó en forma remota; la vicegobernadora de Entre Ríos, María Laura Stratta; el ministro bonaerense de Desarrollo Agrario, Javier Rodríguez, y la titular de la cartera pampeana de Producción, Fernanda González.

Los dirigentes de la Mesa de Enlace, tras concluir la reunión con el ministro Julián Domínguez, quien dio otra conferencia por su cuenta (Foto: Prensa de la Federación Agraria).
Los dirigentes de la Mesa de Enlace, tras concluir la reunión con el ministro Julián Domínguez, quien dio otra conferencia por su cuenta (Foto: Prensa de la Federación Agraria).

Al respecto, Laucirica comentó a TN: “Otro dato destacable es que estuvieron Perotti, y distintos representantes de las provincias de La Pampa, Santiago del Estero, Entre Ríos y Buenos Aires. Todos se comprometieron a aportar a un fondo para financiar proyectos de inversión en ganadería, para así generar más producción y empleo, lo cual es un reconocimiento al potencial de nuestro sector”.

De hecho, el plan presentado por Domínguez también incluyó el lanzamiento de una línea de créditos por $100.000 millones a tasa subsidiada, el impulso al aumento del peso de faena y al porcentaje de destete, así como el estímulo a la inversión en genética y sanidad animal.