Desde el campo repudiaron el Consenso Fiscal y el impuesto a la herencia


Desde el sector agropecuario cuestionaron duramente al Consenso Fiscal, firmado este lunes por el presidente Alberto Fernández con los 23 gobernadores. Consideran que abre la puerta al impuesto a la herencia y a un aumento de la presión tributaria en general.

En su cuenta de Twitter, el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Nicolás Pino, aseguró: “El campo y la sociedad no resisten un tributo más, somos la actividad que más paga y pedimos igualdad contributiva con los otros sectores de la economía. Este acuerdo político también debe contemplar una reducción del gasto y el endeudamiento público”.

Lee también Productores agropecuarios harán dos asambleas de reflexión en Santa Fe y analizarán medidas de fuerza contra el Gobierno

Al respecto, opinó: “Esperemos que para el 2022 el Consenso Fiscal sea una manera de que los gobiernos provinciales dejen de postergar la disminución de impuestos, porque para eso fue creado. Deben ser consecuentes con lo que firmaron hace años”.

Desde el campo repudiaron el Consenso Fiscal y el impuesto a la herencia

Asimismo, un informe técnico elaborado por la entidad advirtió que el impuesto a la herencia impediría “el crecimiento genuino, la generación permanente de empleo, el ahorro futuro y el sustento familiar”.

Lee también La maquinaria agrícola podría generar más de 1000 empleos con una suba de US$ 100 millones en las ventas

“Es el ejemplo más devastador de un impuesto sobre el capital, que en el caso de Argentina ya tributó Ganancias cuando se generó, tributa Bienes Personales al mantenerse en el patrimonio y ahora buscan que también lo haga al momento de su transmisión intergeneracional”, indicaron desde la entidad que integra la mesa de enlace junto a Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Federación Agraria y Coninagro.

Desde el campo repudiaron el Consenso Fiscal y el impuesto a la herencia

En tanto, el presidente de CRA, Jorge Chemes, también se expresó públicamente sobre el tema. “Es un mal impuesto, una nueva forma de sacarle dinero a todo lo que es capital. Esto atenta contra la transmisión de bienes que puede hacer un padre a su hijo para apoyarlo en su desarrollo y crecimiento”.

En el marco de un webinar, el dirigente rural además opinó: “Es algo increíble, se hace todo lo contrario a lo que hay que hacer. En lugar de incentivar para que el capital crezca, le ponen el pie encima para asfixiarlo”.

“Es un impuesto a la muerte”

En tanto, el presidente de la Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales (CAIR), Juan José Madero, afirmó a TN que un gravamen a la herencia se trataría de un “impuesto a la muerte”, al que consideró “absurdo” y manifestó el “rechazo absoluto a cualquier política que trabe la inversión”.

“Se grava sobre lo que se pagó en vida, que ya de por sí es confiscatorio y que en la agricultura arranca desde las retenciones. También hay pago de Bienes personales, e Ingresos Brutos, y los que ya están incluidos en todo lo que se compra. Tengo entendido que ya hay unos 170 impuestos. Entonces, sobre ese verdadero ahorro ahora habrá un nuevo tributo. Es algo que ya es irracional”, evaluó.

Lee también Julián Domínguez se cruzó con los agroexportadores por los “volúmenes de equilibrio”

“En nuestro rubro, que es el inmobiliario rural, hay mucho de lo que es la visión generacional de la inversión. Cuando uno invierte en tierras, lo hace con una mirada en el largo plazo, pensando en lo que le va a dejar a sus hijos y nietos. Hay algo del sentido de la pertenencia, el arraigo y el amor por lo que se hace. No solo es una herencia material, sino de valores y de forma de vida”, explicó.

Desde el campo repudiaron el Consenso Fiscal y el impuesto a la herencia

Asimismo, Madero recordó que el Consenso Fiscal en un principio se ideó con el objetivo de “aliviar la carga impositiva al contribuyente”. Por eso, criticó que se esté “abriendo la puerta contraria para la cual fue pensado”.

Asimismo, evaluó que este tipo de medidas “desalienta el crecimiento y favorece la evasión”. Sobre eso, profundizó: “Los números a veces no dan y la carga impositiva hace que el resultado sea negativo. Entonces, ahí quedan dos alternativas: retirarse o no pagar y judicializar todo, porque ya hay una presión demasiado fuerte que es confiscatoria y habría que ver si es inconstitucional.

El directivo de los operadores inmobiliarios reflejó que “ya hay gente que está preparando amparos por este ´impuesto a la muerte´´ y hay diputados que están presentando proyectos de ley para derogar el decreto que llama a ese Consenso Fiscal”.

Por ello, concluyó: “Esperamos que esto no prospere, y que sea solo un intento del Gobierno, porque sería como pegarse un tiro en el pie. Es más, nuestro deseo es que esta nueva constitución del Congreso, más equilibrado, apunte a eliminar impuestos”.