El USDA al detalle: el peso de los recortes en las cosechas de Argentina y Brasil


Con la gran incertidumbre sobre el daño final de los cultivos en Sudamérica por el efecto de la sequía y el fenómeno “La Niña”, el organismo estatal norteamericano se anticipa y ya comienza a reducir la oferta regional de soja y maíz.

En los informes publicados este miércoles, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) reconoce que entre Argentina, Brasil y Paraguay se van a producir casi 9,5 millones de toneladas menos de soja en comparación a lo que se estimaba hace un mes.

Fuente: Morgan Garcia Mansilla.
Fuente: Morgan Garcia Mansilla.

La cifra deja en una situación de mayor vulnerabilidad a las existencias globales finales de la oleaginosa, y a pesar que su demanda no está empujando demasiado, va a necesitar que Estados Unidos acompañe la expansión del área 2022 para no poner la oferta mundial en situaciones límite.

Mientras que, según sus propios indicadores, Paraguay podría cosechar no más de 6 millones de toneladas de poroto (versus las 9 del ciclo pasado), las consultoras privadas de Brasil asumieron que el país no concretará el récord estimado este año, ya que la sequía en los estados del sur no se llega a compensar por la región central (Mato Grosso).

El clima, principal condicionante

En la Argentina, aún con lotes por sembrar tanto de soja de segunda como de maíces tardíos y/o de segunda ocupación, el escenario productivo está más comprometido bajo las condiciones climáticas que se vienen padeciendo en los últimos meses y que empeoraron en los últimos días.

Lee también: Ola de calor: se esperan temperaturas extremas y el campo sentirá la falta de lluvias

El calor extremo y la falta de precipitaciones permanecerán toda la semana en las principales regiones agrícolas del país, cuyos cultivos muestran un agravado déficit hídrico.

Según los pronósticos, a partir de este sábado podría iniciarse un frente de tormenta que duraría hasta el martes y se dirigiría hacia el estado de Paraná en Brasil. No hay seguridad de lo que vendrá luego ya que el modelo europeo continúa pronosticando precipitaciones durante dos semanas y el GFS (Global Forecast System) de Estados Unidos indica que volverá la seca.

El USDA al detalle: el peso de los recortes en las cosechas de Argentina y Brasil

En tanto, el USDA también confirmó que las existencias trimestrales a diciembre superan en maíz y soja a la cifra de igual período del año pasado. Con respecto al trigo, son las menores en más de 5 años, pero esa situación ya está descontada en los precios y también en la expansión del área de siembra del cereal de invierno para dicho país (+2% anual).

Las variables exógenas también acompañan las tendencias: aún los fondos tienen una posición muy larga en maíz y siguen comprando en soja, a la espera de que llueva en las regiones más comprometidas o no.

La autora es Responsable de Análisis y Research Morgan Garcia Mansilla.