Empeoran las condiciones del maíz y la soja: el potencial de rinde sigue en baja


Las condiciones del maíz y la soja siguen desmejorando por las altas temperaturas y se proyectan mayores pérdidas en el potencial de rinde.

A nivel nacional, según informó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), la condición de la soja “mala/regular” tuvo un aumento de 5,3% en la última semana, en tanto la condición hídrica “adecuada/óptima” es de 58,2%, reflejando una pérdida de 9,5%.

Lee también Clima: la “Niña” mantendrá la escasez de lluvias durante enero y se agrava la situación de los cultivos

En tanto, la siembra de la oleaginosa cubre el 86,9 % de las 16,5 millones de hectáreas proyectadas en todo el país, registrando una demora interanual de 12,1%. Mientras que el avance de la implantación de soja de segunda es de 81,1 %, con un adelanto de 9,6% en comparación a lo relevado durante la semana pasada.

Fuente: BCBA
Fuente: BCBA

Con respecto al maíz, se estima que un 63,4 % del área sembrada mantiene una condición hídrica adecuada/óptima. En cuanto al estado del cultivo, el porcentaje de lotes de “normal a excelente” pasó de un 92,3 % del área a un 79,2 % durante la última semana. En tanto, la siembra del cereal cubre el 77,3% de la superficie proyectada para la campaña en curso, registrando un avance intersemanal de 6,6% y una demora del 8% frente a la campaña pasada.

Lee también La designación de Matías Lestani en Agricultura generó polémica entre los ruralistas

“La desmejora en las condiciones, tanto hídrica como del cultivo, se explica por la ausencia de lluvias y las altas temperaturas registradas en gran parte del área agrícola durante los últimos días. El 23,1 % de la superficie sembrada transita etapas críticas de floración (R1)”, detalló la entidad porteña.

Fuente: BCBA
Fuente: BCBA

En la región núcleo un 27% del maíz está de “regular a malo”

Por su parte, en el panorama semanal enfocado en la zona núcleo, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) señaló que la condición de lotes “de regulares a malos” pasaron de un 25% al 27% durante esta semana. “En los cuadros regulares las expectativas de rindes son de 60 a 80 qq/ha y alcanzarían con lo justo para cubrir costos de producción”.

“Llegaron tarde, las lluvias de principio de año no fueron suficientes para frenar el daño de los maíces tempranos”, agregó la entidad santafesina.

Lee también La Sociedad Rural rechazó el fideicomiso para trigo y maíz: “Sería suicida”

Del resto, hay un 45% “en buenas condiciones y un 18 % muy bueno”. Los que se encuentran en buen estado “tienen techos productivos de 80 a 100 qq/ha”. Mientras que la condición excelente “es casi insignificante este año”. Los técnicos lo explicaron diciendo que “en el 2022 no habrá rindes de 140 qq/ha cómo muchos alcanzaron el año pasado”.

Sin embargo, en Corral de Bustos comentaron que los maíces de septiembre han sobrellevado bastante bien los calores de la semana pasada, ya que “cuentan con algo de efecto napa y tenemos expectativas completas de rinde allí”.

La humedad del suelo desmejoró en una semana.  (Fuente: BCR)
La humedad del suelo desmejoró en una semana. (Fuente: BCR)

Pero las precipitaciones no aparecen en los pronósticos y hay una seria preocupación de los productores que sembraron maíces en octubre. “Por ahora están bien, vamos a ver como los tratan los calores que se pronostican la semana que viene”, dijeron a la BCR en las áreas “en las que la fortuna les ha dejado un extra de lluvias de 20 a 40 milímetros (mm) en los primeros días del nuevo año”.

Pero en lo que sí coinciden tanto los afortunados, como los dejados de lado “por el capricho de las lluvias”, es en que se necesitan precipitaciones urgentes de 50 a 80 mm para que el rinde potencial no siga desplomándose.

La situación más extrema es la los cuadros que aún se encuentran en floración, representando un 8% del hectareaje maicero. “Una tasa de crecimiento deficiente (o nula) puede causar desde esterilidad total a un reducido número de granos”.

La otra semana lo comentaban en Cañada Rosquín; esta semana lo dicen en Cañada de Gómez: “Se han picado lotes por los graves daños de estrés termo-hídrico de la semana que pasó”.

La soja necesita más agua y perdería rinde en algunas zonas

Hubo una mejora en el estado de la soja en lo que respecta a la zona núcleo: los lotes que estaban en condiciones regulares descendieron un 5% esta semana y ahora solo son el 10%.Un 35% se clasifica en muy buen estado y un 55%, en buenas condiciones”, puntualizó la BCR.

Aunque “tampoco hay cuadros excelentes” este año en soja. “En el centro-sur y sur de Santa Fe, como en Cañada de Gómez y Bigand, y en el noreste bonaerense, como en San Pedro, los técnicos hablan de una notable mejoría: la de primera venía sufriendo, pero con las lluvia, la mayoría de los cuadros repuntaron”, señaló el reporte de la Bolsa.

Lee también En el arranque del año, el clima deja ganadores y perdedores entre los cultivos

“Solo los lotes mal manejados o en suelos complejos son los que se encuentran en condiciones regulares y con grandes posibilidades de pérdida de potencial de rinde”, indicó la entidad santafesina.

La BCR detalló que gran parte de la zona núcleo se encuentra en condiciones de sequía.
La BCR detalló que gran parte de la zona núcleo se encuentra en condiciones de sequía.

El 80% de los lotes está en floración (entre R1 y R2), mientras que el 20% más adelantado, ya se encuentra fructificando (entre R3 y R4). “Se necesita más agua, el paso a estadios más críticos del cultivo requiere entre 50 a 80 mm más para que no pierda potencial de rinde”.

Lee también Portazo de CRA, Sociedad Rural y Federación Agraria para marcar diferencias con el Gobierno

En las partes menos beneficiadas por las lluvias, el desmejoramiento continúa. En Carlos Pellegrini, se ven plantas con pérdidas de hojas basales y abortos de flores. La soja de segunda se lleva la peor parte: comenzó el ciclo con bajas reservas de agua, y sin recargas no muestra crecimiento. En Cañada Rosquín calculan que la soja de primera ya perdió un 15% de su rinde y la de segunda un 40%.

El calor también golpeó al girasol

En lo que respecta al cultivo de girasol, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires reportó que comenzó la cosecha en el NEA y en el Centro-Norte de Santa Fe, registrándose un avance en las labores de 35 % y 8,7 % respectivamente.

Fuente: BCBA
Fuente: BCBA

“La condición general del cultivo en estas regiones es normal/buena para la mayoría de los cuadros aún en pie. En el resto del área agrícola, se relevó una condición hídrica y de cultivo levemente inferior respecto a la semana previa, dadas las condiciones de temperaturas elevadas y escasas precipitaciones. El área en condiciones buena a excelente cayó 6,1% y actualmente se ubica en 51,2 % del área sembrada”, concluyó la BCBA.