En una rueda volátil, la soja tocó los US$ 600 en Chicago, pero luego bajó fuerte y cerró en US$ 578


La tonelada de soja, en la posición a marzo (la más representativa en volumen), alcanzó este jueves un máximo de US$ 600,02 en el mercado de Chicago, mostrando durante la mañana una variación diaria de US$ 14,05 luego de que la Compañía Nacional de Abastecimiento (CONAB) de Brasil ajustara la producción 2021/22 de 140,5 a 125,5 millones de toneladas en ese país. Pero, a partir del mediodía, se produjo una importante toma de ganancias y la oleaginosa cerró en US$ 578,44, un descenso de US$ 7,53 respecto a la jornada previa.

“Sobre el último tramo de la rueda, se consolidó la reversión negativa de la soja con bajas también en trigo y maíz. Hay versiones que indicaban que procesadores chinos revendieron soja brasileña, con un descenso en las primas en ambos países”, señaló a TN el director de la corredora Kimei Cereales, Javier Buján.

En tanto, el responsable de Research de la corredora Zeni, Eugenio Irazuegui, aseguró a TN: “La volatilidad se instaló en la operatoria de hoy y la soja cotizó con un rango intradiario de US$ 24,80 en las posiciones más negociadas, es decir, con vencimiento a marzo. Habiendo tocado un máximo de US$ 600,02 (1633 puntos) en el día, se activó una masiva liquidación de posiciones compradas que, a su vez, repercute en los productos restantes de CME. Previamente, el mercado estuvo impulsado por una serie de factores relativos a la oferta sudamericana y la demanda que recae en el mercado estadounidense”.

Sobre eso, el especialista explicó que un dato fundamental que impulsó a las cotizaciones, durante el transcurso de la mañana, fue que se conoció EEUU cerró este jueves un contrato por 300 mil toneladas de exportación, sin especificar el destino, lo que mostró que la demanda seguía firme, convalidando los valores actuales. Para el experto, esto también muestra que los compradores empiezan a re- direccionar sus pedidos hacia EEUU, ante la escasez que se espera en Sudamérica.

La soja cerró a la baja luego de haber tocado los US$ 600 durante la mañana. (Fuente: Kimei Cereales)
La soja cerró a la baja luego de haber tocado los US$ 600 durante la mañana. (Fuente: Kimei Cereales)

Lee también La cosecha de soja sería de 40,5 millones de toneladas y bajaría un 10% interanual

Por su parte, la analista Lorena D´Angelo, de la consultora Az Group, remarcó que las cifras de la CONAB demostraron que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés) “se quedó corto” respecto al ajuste que el miércoles hizo de la cosecha en el país vecino, ya que la había estimado en 134 millones de toneladas.

Fuente: Az Group
Fuente: Az Group

“Que hayan recortado unas 15 millones de toneladas es muy alcista. Incluso, el precio puede seguir subiendo si se sigue reduciendo la producción en Sudamérica. Sobre todo, en un contexto mundial donde China necesita seguir comprando soja”, indicó.

Lee también Los pronósticos de lluvias de los próximos días indican que “La Niña” mantendrá su influencia

En ese sentido, el consultor Fernando Perosio coincidió en que el informe del USDA “fue muy suave y el mercado no le cree”. Sobre eso, ejemplificó: “La reducción que hizo de la soja en Brasil fue prácticamente nula, cuando varios consultores privados bajaron la estimación hasta 120 millones de producción”

Asimismo, el organismo brasileño achicó la estimación de exportaciones a 80 millones de toneladas, unas 9 millones menos que en el ciclo pasado, confirmando así que habrá una menor oferta del gigante sudamericano en el mercado. De hecho, los stocks de esa nación caerían en 2,7 millones de toneladas, reduciéndose a casi la mitad de las 5,3 millones del ciclo anterior.

“La Conab recortó la producción en el rango mínimo esperado por el mercado. La verdad que fue una sorpresa, porque el organismo nunca hace esos ajustes tan significativos. Sobre todo, recién habiendo comenzado la cosecha, lo que da una pauta de que el número todavía puede ser menor”, opinó D´Angelo.

En cuanto al maíz, especificó: “Hubo una corrección de sólo 500 mil toneladas, porque en Brasil gran parte se siembra luego de la cosecha de soja. Por eso, bajó el de la siembra temprana, pero no en general”.

Paraguay comenzó a importar soja de Argentina

Al analizar la situación en Sudamérica, Perosio afirmó que Paraguay perdería 6 de las 10 millones de toneladas que habían estimado. “Además, las 4 millones que quedan se encuentran en mala calidad. Por eso, algo insólito, es que están comprando soja de Argentina para mezclarla”.

Sobre ese dato, que es significativo para el mercado argentino, Irazuegui puntualizó: “Si bien no tengo el monto exacto, Paraguay, que climáticamente comparte la misma región con el sur de Brasil, ha importado soja proveniente de Argentina. Cuando normalmente es al revés, ya que Paraguay suele abastecer a las fábricas nacionales para que muelan soja y después exporten el subproducto”.

Por último, Perosio aseguró que, si se tienen en cuenta los pronósticos más pesimistas, en Sudamérica podría haber unas 36 millones de toneladas de soja menos, respecto a lo estimado inicialmente. “En Brasil puede haber una merma de 25 millones respecto a la última campaña, porque a la proyección original, de 145 millones, algunas consultoras la bajan a 120. Mientras que a la Argentina le tenés que recortar por lo menos 5 millones (de 45 a 40) y 6 millones a Paraguay. Eso es lo que hace volar al mercado”.