Fuerte repudio del campo a la nueva intervención en los mercados de trigo y maíz


Luego de que el Gobierno estableciera este viernes “volúmenes de equilibrio” para regular las exportaciones de trigo y maíz, desde la Mesa de Enlace (integrada por CRA, Federación Agraria, SRA y Coninagro) cuestionaron fuertemente a la Resolución 276, publicada en el Boletín Oficial.

En diálogo con TN, el presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Carlos Achetoni, repudió la decisión tomada el ministro de Agricultura, Julián Domínguez. “No vemos apropiado que se apliquen estas herramientas de control, ralentización y desconexión de los precios internacionales, en un momento donde además la cosecha se está dando con un buen rendimiento. En definitiva, esto permite a los sectores concentrados de la exportación comprar con una depreciación (a los productores) y después exportar a precio pleno”.

Lee también El Gobierno estableció que habrá “volúmenes de equilibrio” para regular las exportaciones de trigo y maíz

El titular de la FAA cuestionó que Domínguez haya tomado una “decisión inconsulta” tras haberse reunido con la Mesa de Enlace hace poco tiempo, para consensuar las regulaciones a la industria cárnica. “Venimos de una semana donde nos reunimos y se nos dijo que no aplicarían regulaciones porque no había necesidad de hacerlo, pero ahora sale esto. No se deja un mensaje de certidumbre. No se puede en una reunión decir una cosa y después salir con una reglamentación que no se nos adelantó en ese momento, ni tampoco después”.

Fuerte repudio del campo a la nueva intervención en los mercados de trigo y maíz

Lee también Se registraron más exportaciones de maíz y trigo, pero el Gobierno no admite la ampliación del cupo y hay confusión en la cadena productiva

El presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Nicolás Pino, enfatizó: “Desde nuestra entidad hace meses que venimos denunciando que las autorregulaciones, formales o informales, como así también un registro de exportaciones sin operatoria, o esta cuotificación para el trigo y el maíz, dañan al país y nos hacen mal a todos”.

En cuanto a los “volúmenes de equilibro” por el momento establecidos para la campaña 2021/22, que serían de 12,5 millones de toneladas para el trigo y de 25 millones para el maíz hasta que se conozcan los números de la nueva cosecha, Achetoni aseveró: “En ninguno de los dos casos era necesario marcarlo de esa forma, porque es muy prematuro y genera una reacción inversa”.

En tanto, desde la SRA evaluaron: “Las intervenciones basadas en un arbitrario saldo exportable fijado por el Gobierno, generan una sobreoferta artificial deprimiendo las cotizaciones y dificultando la comercialización de los productos, además de proyectar una caída en la productividad nacional”.

Lee también Productores rurales criticaron la intención del Gobierno de modificar Ganancias: “Le hace daño a la producción”

Por otro lado, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) apuntó: “No se fomenta la producción del país poniendo limites que distorsionan su crecimiento. El efecto de medidas de estas características se comprueba mirando solo la historia reciente, cuando a partir de un paquete de normativas de iguales características se produjo una fenomenal transferencia de recursos de los eslabones productivos primarios, hacia otros eslabones de las cadenas. Como resultado se vio la mayor caída en la intensión de siembra en la historia, retrotrayendo la producción nacional a índices cercanos a los de hace 100 años”

Sobre esto, advirtieron: “La respuesta será de manual, y es que frente a mecanismos poco transparentes lo que se genera es una alta dosis de incertidumbre que dispara expectativas negativas; rearticulando planteos productivos y ampliando los márgenes de seguridad en pos de evitar esas incertidumbres”.

En ese sentido, Achetoni aclaró que “nadie se opone a garantizar el abastecimiento interno, pero esto afecta al sector primario, sobre todo al pequeño productor”.

“Cuando se distorsiona la puja natural por parte de los compradores para la exportación y el consumo interno, generan ineficiencias económicas que dan espacio a transferencias de ingresos entre distintos eslabones de la cadena. Los productores necesitamos recuperar el camino de la transparencia de los mercados, para restituir la confianza de los actores económicos”, acotó la SRA en su comunicado.

Fuerte repudio del campo a la nueva intervención en los mercados de trigo y maíz

Por último, desde CONINAGRO evaluaron que “las recientes medidas respecto al mercado granario ameritan reflexionar sobre las mismas en un contexto complejo para el sector y para la sociedad argentina”.

“En CONINAGRO sostenemos la importancia del libre acceso a los mercados, la no intervención de los mismos, y en la necesidad de generar previsibilidad y confianza en la gente. Ratificamos que la mejor forma que tiene el productor agropecuario de contribuir a mejorar la situación general del país, es con mayor y mejor producción sustentable. Para ello, nada mejor que la libertad de producción, de comercialización y acceso a los mercados”, remarcaron.

No obstante, señalaron: “Las recientes restricciones son comprensibles solamente para superar exitosamente un cuadro de ajustada oferta para el mercado doméstico y demanda potencial de exportación, y sólo como extraordinarias y temporarias, y ante la emergencia. Y sólo para superar la coyuntura, haciendo esfuerzos compartidos en pos del bienestar general, y contando con la participación y el acuerdo de todos los sectores, en mesas intersectoriales que convoque el Ministerio”.

Domínguez defendió la medida pese a las críticas del campo

No obstante, Domínguez realizó declaraciones públicas justificando la decisión: “Es una resolución que la cadena considera necesaria para dar previsibilidad y confianza, y resguardar lo que necesitan los argentinos para consumir”.

Según el funcionario, la reglamentación “marca reglas claras preestablecidas en común, según consta en las actas correspondientes. Se fijan cifras de 41,6 millones de toneladas de maíz (dato de la anterior cosecha) y 12,5 millones de toneladas de trigo (cifra para la actual campaña) destinadas a los mercados internacionales, de manera que no comprometan el abastecimiento al mercado interno”.

Achetoni de la FAA cuestionó que Domínguez haya tomado una "decisión inconsulta" cuando hace poco estuvo reunido con la Mesa de Enlace.
Achetoni de la FAA cuestionó que Domínguez haya tomado una «decisión inconsulta» cuando hace poco estuvo reunido con la Mesa de Enlace.

Lee también Empresas de maquinaria alertaron sobre dificultades para importar y reclamaron mayor previsibilidad

Luego añadió: “Por lo tanto los datos surgen de la Mesa Sectorial que se institucionalizó para construir las decisiones que les den previsibilidad y confianza a los productores, para que estos no sean rehenes de medidas extemporáneas e intempestivas que solo benefician a las grandes exportadoras”.

Las cadenas de trigo y maíz también repudiaron la intervención

Consultado por TN, el presidente de ArgenTrigo, Miguel Cané, opinó: “En toda la cadena consideramos que es un error la intervención de los mercados, porque cada vez que eso pasa termina habiendo ganadores y perdedores. Esto ya ocurrió con el kirchnerismo, y terminó en la menor siembra de trigo de los últimos años”.

Además, evaluó que “todos terminan perdiendo” con estas decisiones. “Alguno puede beneficiarse en determinado momento, al principio, pero finalmente perdemos todos cuando hay poco trigo. Nadie considera que esto sirva ni que tenga éxito”.

Fuerte repudio del campo a la nueva intervención en los mercados de trigo y maíz

Asimismo, en una semana en que el Ejecutivo también dispuso el congelamiento del pan y la harina, enfatizó: “El Gobierno no tiene herramientas para bajar la inflación, entonces necesita intervenir los mercados para que bajen los precios, ya sea del trigo, el maíz o la carne, entre otras cosas. Es sabido que es menor el impacto de los cereales en la carne. El trigo no incide más que en un 15% del precio del pan, alimento para el cual además se sacó una resolución con la intención de congelarlo. Pero es todo político, para la tribuna, cuando en realidad es algo ineficiente, que no sirve para nada”.

Lee también Trigo: el primer lote de la campaña se vendió a $30.100 por tonelada y lo recaudado será donado a una escuela de Chaco

Por su lado, la Asociación de Maíz y Sorgo Argentino (Maizar) remarcó: “Estamos en desacuerdo con la Resolución 276, que fija volúmenes de equilibrio para cumplimentar la demanda interna. Nunca en la Argentina faltó maíz para el mercado interno. De hecho, mientras el mercado estuvo abierto, sin regulaciones, jamás se registró un faltante para la transformación local”.

El rol del Consejo Consultivo

Al igual que como se hará con la carne, la resolución creó un Consejo Consultivo para monitorear la actividad con las mesas sectoriales, con las cuales los funcionarios ya venían manteniendo encuentros.

Sobre eso, Achetoni afirmó: Si nos van a consultar lo que nos parece para después hacer lo que se les dé la gana, la verdad que no tiene mucho sentido”. En tanto, Pino puso en duda que la SRA vaya a integrarse al mismo: “Decidiremos si vamos a participar”.

Por su parte, Cané de Argentrigo consideró: “Si van hacer algo mal, como es intervenir, es preferible estar involucrados de alguna manera, para poder, al menos, señalar que parecen poco las 12,5 millones de toneladas de trigo (establecidas como techo en la resolución), en una cosecha que se perfila de 22 millones. En realidad, parecería que hay margen para exportar al menos 14 millones”.