Fuertes vientos causaron destrozos en localidades y campos de La Pampa y Santa Fe


Preocupado, el productor pampeano Diego Sallaberry Martínez salió a recorrer el campo, ubicado en Colonia Barón, con la incertidumbre del que no sabe con lo que se puede encontrar. Y aunque agradeció que no hubiera personas heridas, el panorama no era para nada alentador: techos de casas levantados, árboles caídos y lotes de trigo, cebada y avena en el piso.

El fin de semana se registraron lluvias en distintos sectores del país, pero en algunas provincias, como La Pampa y Santa Fe, el frente de tormenta estuvo acompañado con fuertes ráfagas de viento que destrozaron cultivos, dañaron alambrados y galpones, causaron anegaciones y hasta ocasionaron cortes de luz.

Fuertes vientos causaron destrozos en localidades y campos de La Pampa y Santa Fe

“El sábado hizo mucho calor y gracias a Dios pudimos terminar de cosechar la cebada. Yo ya había visto en los radares que venía una tormenta fuerte. A las 10 de la noche empezó a soplar un viento impresionante: fueron entre 5 o 10 minutos que parecieron horas”, dijo el “Vasco” Sallaberry en diálogo con TN.

Según detalló, al día siguiente pudo comprobar que la tormenta voló árboles, techos y hasta la antena de una radio en Colonia Barón, ubicada en el departamento de Quemú Quemú, al noreste pampeano.

“Fue muy puntual en el pueblo; algunos dicen que llegó a ser un tornado. Aunque aún no pudimos evaluar bien los daños en los cultivos, afectó bastante a los trigos que estaban por ser cosechados”, explicó el ingeniero en telecomunicaciones.

Imagen aérea del exceso hídrico en Trebolares, en el departamento pampeano de Maracó. Foto: Grupo de WhatsApp de productores.
Imagen aérea del exceso hídrico en Trebolares, en el departamento pampeano de Maracó. Foto: Grupo de WhatsApp de productores.

Y agregó que en el nornoreste de la provincia, si bien no hubo vientos tan fuertes como en su localidad, hay departamentos muy afectados por las inundaciones, como Maracó y Chapaleufú. “Trabajar en el campo es así, estas cosas pasan y te da mucha tristeza. Pero hay que levantarse y seguir”, destacó.

Pérdidas en centro-oeste santafesino

Otra de las regiones afectadas fue Santa Fe, donde se registraron tormentas fuertes, caída de granizo y ráfagas de viento muy importantes, con lluvias que superaron los 100 milímetros.

Una de las localidades más afectadas fue Santa Clara de Saguier, en el departamento Castellanos, a unos 20 kilómetros de la ciudad de Rafaela, donde los cultivos quedaron literalmente en el suelo.

Fuente: Mariano Bertone.

Mariano Bertone, productor de la zona, detalló que la tormenta comenzó este domingo a las 19.30 y duró, aproximadamente, unos 40 minutos.

“Estimamos que arrancó en San Francisco, Córdoba, y luego siguió en línea recta: entró en Santa Fe, cruzó la ciudad de Frontera, pasó por Josefina, Santa Clara de Saguier, Saguier y Villa San José. Todo ese tramo son más o menos unos 55 o 60 kilómetros. Nosotros agarramos el final, con menos granizo y lluvias”, explicó.

La entrada a Santa Clara de Saguier. Foto: Mariano Bertone.
La entrada a Santa Clara de Saguier. Foto: Mariano Bertone.

Sin embargo, Bertone destacó que las pérdidas fueron muy importantes. “Las ráfagas de viento duraron un par de minutos, pero con una fuerza increíble. Arrasó con el maíz de primera, que estaba en floración, y a la soja directamente la borró: desapareció. La habíamos sembrado hace un mes, mes y medio. Además, se volaron techos de casas porque es una zona muy tambera: está todo tapado de agua”, concluyó.