Incendios en Corrientes: las 6 preguntas irónicas de CRA contra los que ven el fuego desde un avión


“¿Cómo se ve el fuego de Corrientes desde un avión, es lo que se preguntan los que están abajo”. Con esa pregunta retórica, en sentido irónico, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) cuestionó la actitud de los funcionarios que sobrevuelan los incendios en el Litoral argentino y difunden fotos y videos con aspecto de preocupación.

“¿Cómo se verá el fuego viajando en las alturas, sentado, mirando el humo y las llamaradas, cómo se verá sintiendo que lo que se quema es ajeno, cómo se verá desde la seguridad que el fuego jamás los alcanzará?, se preguntaron. Y continuaron: “¿Cómo se verá el fuego mientras se piensa, en la próxima foto que los muestre preocupados, indicando un punto lejano, rodeado de sus propios fotógrafos y jefes de prensa?.

Lee también Ruralistas de Entre Ríos propondrán acciones contra los incendios al gobernador Bordet

Desde la entidad de la mesa de enlace no nombraron a nadie, pero cuando plantearon ¿Cómo se verá el fuego mientras se inventan responsables, se culpa a inocentes, se defenestra a rivales de la política?, la acusación pareció dirigida al ministro de Ambiente y Desarollo Sustentable, que este sábado sobrevoló los incendios correntinos y dijo que “hay que desechar la quema por renovación de pasto o para limpieza de campos porque eso provoca lo que se está viviendo hoy con los incendios”.

A principios de semana. Cabandié ya había culpado por los incendios a los productores rurales. Y fue acusado por los dirigentes agropecuarios de querer “sacarse la responsabilidad”.

Las ironías también apuntarían a Sergio Berni, el ministro de Seguridad de Axel Kicillof, que encabezó la llegada de brigadistas bonaerenses a Corrientes, y fue cuestionado por haber llevado tres camarógrafos y un dron.

El ministro de Seguridad bonaerense difundió un video, desde un helicópero.

Un vecino correntino difundió un audio en el cual se acusaba al funcionario en los siguientes términos: “No podemos hablar con él porque el tipo trajo tres camarógrafos, dos fotógrafos y un dron que anda atrás de él. Se sube a un camión de bomberos y dice: ‘¿Me filmaste? ¿Me sacaste fotos? ¿No? Bueno, esperá que subo de vuelta, porque eso hay que mandarlo a la televisión’”.

Las otras dos preguntas de CRA son: ”¿Cómo se verá el fuego, sabiendo que en un rato se estará de nuevo en su cómodo despacho?”.“¿Cómo se verá el fuego si a los del avión nunca se les quemó nada?”.

El contraste con “los de abajo” que luchan contra los incendios

El comunicado de la entidad rural luego marcó el contraste con las sensaciones que tienen los que pelean contra el fuego desde abajo, “los que hace días y días luchan contra un imposible, detener un fuego incontrolable. Saben que no tienen medios, que lo poco que hay no alcanza, que solo los empuja la sangre, el coraje, la solidaridad, la voluntad inquebrantable, el amor por lo que defienden, su propia historia y su esperanza”.

Remarcaron que “los que están abajo acometen con cueros mojados, con palas, con la poca agua de la que disponen. Esperan el fuego, rezan, invocan, miran pronósticos, se dan fuerza entre ellos, se acompañan, lloran. Saben que va en serio, que el fuego le lleva lo que tienen. Sueltan sus haciendas, sin saber a dónde marchan, miran hacia el cielo, que es humo, que es espanto”.

Lee también Cómo impactarán los incendios en Corrientes sobre la oferta de carne y de yerba

Desde CRA reflejaron que “los que están abajo escucharon hablar y hablar de aviones comprados para incendios, de cifras, de dólares, de anuncios. Se miran entre ellos y no tienen nada. El fuego los rodea, solo queda emprender la retirada. Piensan que habrá que comenzar de nuevo, que cuentan con la solidaridad de sus pares, que vendrán tiempos duros, que habrá que apretar los dientes y corajear de nuevo, que se puede haber perdido cosecha, corrales, casa, alambradas, campo, pero que su dignidad está intacta”.

Y concluyeron: “Qué pena que los que ven el fuego desde arriba, no puedan ver nada. Sin embargo, los que están abajo ya lo vieron todo”.