La soja bajó más de US$ 26 en Chicago y perdió toda la ganancia semanal


Los principales granos presentaron fuertes bajas este viernes en Chicago luego de que los países de Occidente repudiaran de manera generalizada el ataque de Rusia a Ucrania, lo que generó alguna posibilidad de apaciguar el conflicto, según señalaron analistas del mercado a TN.

Así, la soja registró una caída de casi US$ 26,36 en la posición a marzo (la más operada), habiendo tocado su mínimo del día en los US$ 582,57, para luego culminar en los US$ 584,32. En tanto, el trigo se hundió US$ 29,49 y se ubicó en US$ 309,75. Mientras que el maíz derrapó US$ 13,78, cotizando en US$ 259,64.

Lee también El aceite de soja llegó al récord histórico y Argentina es líder mundial pero trabaja “a pérdida”

El responsable de Research de la corredora de cereales Zeni, Eugenio Irazuegui, detalló a TN que, con esta corrección, la soja quedaría por debajo del cierre del viernes pasado: US$ 588,45, perdiendo así la gran ganancia que había llegado a acumular en el transcurso de esta semana.

En cambio, a pesar de este derrumbe diario, el trigo logró un alza semanal de casi US$ 18, ya que el viernes anterior había culminado en los US$ 292, 85. En tanto, el maíz tuvo un beneficio marginal de US$ 2, ya que la semana previa había culminado en los US$ 257,57.

Fuente: Zeni
Fuente: Zeni

Irazuegui evaluó por qué se dio esta importante merma del mercado, en el día posterior al ataque de Rusia a Ucrania, que apenas conocido generó fuertes alzas en las cotizaciones de los cereales y la soja. Como muestra, la oleaginosa había tocado los US$ 648 en la negociación nocturna del jueves, aunque luego cerró a la baja.

Cabe aclarar que esa volatilidad se explica por la fuerte injerencia que ambos países tienen en la producción y exportación de granos, sobre todo los cereales, y en el sector energético, dado que para la generación de biocombustibles hay una gran demanda de maíz y soja. “Este conflicto repercute principalmente sobre el trigo, luego le sigue el maíz y, por último, la soja”, analizó Irazuegui.

En este contexto, para Irazuegui, los operadores tuvieron una sobrerreacción ante el suceso, que luego se vio aplacada por el repudio generalizado de Occidente a Rusia y la conversación que el mandatario chino Xi Jinping tuvo con su par ruso Vladimir Putin, en lo que se vio como un intento de calmar los ánimos.

Lee también La cosecha de soja será la peor en 14 años en la zona núcleo agrícola debido a la sequía

“El hecho de que todos los países de Occidente se hayan manifestado en contra, poniéndole un límite a Rusia, hizo que se moderen las preocupaciones. Eso fomentó una salida de los fondos del mercado de granos, al igual que está sucediendo con los derivados de la energía. Cedió un poco el temor de la guerra, pero esto es hoy”, comentó el experto.

Un ejemplo de la volatilidad que reina en el mercado, es que este viernes se había ampliado, en Chicago, el límite de variación diaria en trigo, que era de US$ 18,37, debido a las fuertes subas que tuvo en la rueda previa. Pero esa modificación que se había puesto por su tendencia al alza, paradójicamente permitió que su cotización se derrumbara por fuera de los parámetros normales, a la inversa de lo sucedido en la jornada del jueves.

En diálogo con TN, la analista Lorena D´Angelo opinó: “El mercado notó que la prima de riesgo que había pagado era muy alta, por lo cual tomó beneficios. Pero sin haber cambiado ninguna variable de fondo. De hecho, sigue la poca oferta en Sudamérica de maíz y de soja, sumado a la fuerte demanda que hay por estos productos. Aunque ambos cultivos también están relacionados con el comportamiento del petróleo, que cae este viernes”.

Menor impacto en el plano local

D´Angelo comentó que en el mercado doméstico las mermas se dieron con inferior magnitud. “La soja bajaba US$ 15, mientras que el maíz y el trigo lo hacían en US$ 11. Pero la presión adicional a la baja que podría verse, en estos próximos días, son la lluvias pronosticadas para la región productiva de nuestro país”.

Lee también La soja siguió escalando tras el ataque ruso, pero luego revirtió la tendencia y cerró a la baja

En ese sentido, recordó que el lunes y martes son feriados en Argentina, mientras que Estados Unidos operará normalmente. “Por lo cual, hoy vemos un mercado cerrando con mucha volatilidad y quizás no reflejando todo el comportamiento externo, ya que a pesar de las mermas, los productores locales siguen sin vender”.

En ese sentido, concluyó: “Esta mañana, cuando la nocturna venía con saldos negativos, muchos productores tenían inquietudes sobre el impacto que esta guerra iba a tener en los precios, que si bien son muy buenos para vender, varios prefieren esperar”.