Los créditos para engordar vacas con maíz tuvieron “muy baja adhesión”


Producto de la “muy baja adhesión” que tuvieron, el Gobierno y la Cámara Argentina de Feedlot (CAF) trabajan en modificar las condiciones de el plan de créditos en pesos que el Banco Nación lanzó a fines de julio para incrementar la producción cárnica en el engorde a corral, y que en principio culmina el 31 de diciembre.

Así lo señaló a TN el presidente de la CAF, Juan Eiras, quien precisó que el pasado martes 26 de octubre se reunieron de modo presencial con el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, para trabajar en una serie de cuestiones que ayudarán a que estos préstamos, con una tasa del 25% (5% subsidiada por esa cartera) a un plazo de 4 meses, para la compra de maíz, tengan una mayor recepción por parte de los ganaderos. “Los números de cuantos tomaron el crédito los tiene el Banco Nación, pero en la Cámara no conocemos a más de una docena de asociados que lo hayan tomado”, comentó.

En esa línea, recientemente ya se modificó la cláusula que impedía acceder al beneficio a aquellos ganaderos que tenían sistemas mixtos de agricultura, y que producían soja y trigo. Además, ahora trabajan en que se amplíe el plazo y el monto máximo por establecimiento, que actualmente es de $10 millones.

Los créditos para engordar vacas con maíz tuvieron “muy baja adhesión”

“La idea es que esa suma se incremente a un tope de $25 millones por feedlot y el lapso para reintegrar capital e intereses pase de 120 días a un año, con posibilidades de renovación por buen cumplimiento. La tasa del 25% seguiría igual y la idea es que el Gobierno destine al total del programa la misma cantidad ($10.000 millones) que en un principio, porque si no modificamos esas cosas va haber una gran parte sin otorgar”, destacó Eiras.

También indicó que se planea que no sólo se incluya al maíz en la financiación, sino también a otros componentes que también sirven para la dieta de los rumiantes. “Aunque tengo entendido que, en algunos de los pocos casos que lo tomaron, ha habido flexibilidad en ese punto”, aclaró.

Cuáles son los aspectos que piden mejorar

Desde la Cámara de Feedlot interpretan que la baja adhesión se debe principalmente a esas limitaciones al productor mixto. “El período de 4 meses -precisó Eiras- lo hace poco interesante porque ni bien arrancaste ya terminaste, y el monto, que equivale a 2 jaulas, no es interesante como para ponerse a actualizar carpetas, y demás, necesarias para la aprobación. La línea no es menor, pero se tiene que enfocar mejor para que el sector la pueda aprovechar e incrementar su capital de trabajo”.

No obstante, el préstamo seguiría contemplando que la cancelación del mismo se haga con venta de trigo y soja sin liquidar para el caso de los que tengan un remanente superior al 5% de la cosecha. “Pero esa normativa es para todas las líneas, no solo para esta”.

De cara al próximo año, también tienen planeado negociar que haya financiación para la ampliación de infraestructura o la adquisición de cabezas de ganado. “Pero eso ya es pensando en el 2022, después de esta ventana eleccionaria. Porque, aunque no me refiero al ministro, la realidad es que hay que esperar las reconfirmaciones de funcionarios post comicios para saber con qué interlocutores seguiremos hablando en el mediano plazo”.