Los productores autoconvocados rechazan la emergencia agropecuaria y piden eliminar las retenciones


“¡No queremos subsidios!, pedimos la inmediata eliminación de las retenciones”, afirmaron desde la Asociación Argentina de Productores Autoconvocados (AAPA), frente a las pérdidas de cosecha que se estiman tras la ola de calor y sequía que afectó especialmente a los cultivos de soja y maíz en las principales regiones agropecuarias.

El ministro de Agricultura, Julián Domínguez, solicitó ante el Jefe de Gabinete, Juan Manzur, una actualización del fondo de emergencia agropecuaria, que se mantiene desde 2009 en $500 millones y se calcula debería aumentarse $12.000 millones, en función de la devaluación del peso en los últimos 13 años.

El ministro recorrió zonas afectadas en Santa Fe y Entre Ríos, el sábado, junto a los gobernadores Omar Perotti y Gustavo Bordet, y afirmó que “el objetivo es la actualización del fondo de emergencia para que sea nuevamente un instrumento de respuesta rápida ante las pérdidas y trabajar sobre la recuperación de capital de trabajo”. Domínguez se reunió allí con productores y les dijo que está “trabajando en soluciones concretas”.

El ministro de Agricultura, Julián Domínguez, se reunió con productores afectados por la sequía, en Entre Ríos y Santa Fe. (foto: ministerio de Agricultura)
El ministro de Agricultura, Julián Domínguez, se reunió con productores afectados por la sequía, en Entre Ríos y Santa Fe. (foto: ministerio de Agricultura)

Con todo, desde el nucleamiento de ruralistas autoconvocados, provenientes de distintas regiones del país, plantean una posición más de fondo, cuestionando lo que el Estado les retiene a los productores por derechos de exportación. Buscan reducir la intervención estatal, y que el sector privado disponga de la renta sin injerencia de las autoridades públicas en el ida y vuelta de fondos.

Los productores autoconvocados argumentan que “conocidas las primeras cifras de las consecuencias que dejará la sequía, vemos que no se soluciona ampliando solamente el Fondo de Emergencia Agropecuaria”.

Están convencidos de que a partir del 1° de enero, cuando caducaron las facultades delegadas del Poder Legislativo al Ejecutivo, al no aprobarse el presupuesto 2022, “los derechos de exportación se encuentran vencidos y de manera inconstitucional”.

Y tienen en cuenta que, como el 31 de diciembre venció el plazo de esas facultades establecidas por la Ley 27.541 de “Solidaridad Social y Reactivación Productiva”, legisladores de la oposición preparan proyectos para derogar ese tributo.

Los productores autoconvocados rechazan la emergencia agropecuaria y piden eliminar las retenciones

Más de 20 legisladores nacionales, del PRO y de La Libertad Avanza, el bloque que preside Javier Milei, presentaron un proyecto para que no puedan fijarse por decreto. La iniciativa busca derogar los artículos 755 y 756 del Código Aduanero, que establece la posibilidad de que el Ejecutivo pueda modificar los derechos de exportación (DEX), en contradicción con los artículos 4, 9 y 17 de la Constitución Nacional, en los que se establece que el Poder Legislativo es el único con posibilidad de establecer impuestos.

Lee también Retenciones: la oposición impulsa proyectos en el Congreso para eliminarlas

El diputado nacional del PRO y productor bonaerense, Pablo Torello, propone una disminución gradual, hasta llegar a la quita total, de los derechos de exportación (DEX) a la producción agropecuaria. El proyecto del legislador impulsa una quita paulatina del 0,25% mensual, es decir un acumulado del 3% anual, hasta la desaparición del tributo. Salvo durante el primer año, que bajaría 5% para la soja y 3% para el trigo y el maíz.

A su vez, el diputado nacional por Avanza Libertad, José Luis Espert, propuso “una ley para eliminar las retenciones en cuatro años, financiadas con una reducción del 25% en los giros por coparticipación a provincias (las que más ponen son donde más retenciones paga el agro) que, su vez, deberían bajar el gasto un 15% (de una vez y para siempre)”. Una alternativa que también contempla es que la reducción sea de aproximadamente 4% acumulativo anual durante cuatro años.

Los autoconvocados también pidieron la “unificación del tipo de cambio”. Y consideran “necesario que se articulen los medios para que se trabaje en una reforma impositiva donde el Estado recaude sobre las ganancias y no sobre el bruto producido”.

Además, enfatizaron que “una campaña como ésta deja en el camino a miles de productores, sobre todo a los pequeños, que no tiene el respaldo suficiente para enfrentar esta situación dramática”.