Por temor a más retenciones, se aceleran las exportaciones de trigo y maíz: qué hizo el Gobierno


Los exportadores de trigo y maíz ya registraron un 90% de lo permitido por los “volúmenes de equilibrio” para la campaña 2021/22, y el Gobierno comenzó a rechazar las Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior (DJVE) a aquellos que no cuentan con la mercadería física.

Según los datos de la cartera agropecuaria que dirige Julián Domínguez, en maíz se llegó a 22.475.050 toneladas para 2021/2022, el 89,9% del “volumen de equilibrio”, establecido en 25 millones de toneladas hasta que no esté avanzada la cosecha, que se iniciará a partir de mediados de febrero en algunas zonas. Mientras que en trigo la marca quedó en 11.665.353 toneladas, el 93% de las 12,5 millones permitidas.

Lee también Julián Domínguez se cruzó con los agroexportadores por los “volúmenes de equilibrio”

En el caso del maíz, la cifra es histórica para una cosecha que todavía no se concretó. Como muestra, es casi el triple que lo registrado a esta altura del 2020, cuando había 8 millones de toneladas.

Por temor a más retenciones, se aceleran las exportaciones de trigo y maíz: qué hizo el Gobierno

Temor a que se cambien “las reglas de juego”

Consultado por TN sobre si esta mayor aceleración de las DJVE podía deberse a un temor de los productores a un posible incremento de las retenciones a ambos cereales, que hoy se ubican en el 12%, el flamante presidente de Maizar, Pedro Vigneau, consideró: “Todo lo que genere ruido, obviamente atenta contra un escenario donde se pueda hacer una planificación tranquila, sabiendo que no van a cambiar las reglas de juego. Por supuesto, que varios pueden disparar las ventas anticipándose a un problema. Eso es parte de las dificultades que generan este tipo de medidas (en referencia a los topes para exportar)”.

Asimismo, agregó: “Hay una alta carga tributaria que tiene que ver con la formación de los precios finales de los productos y ahí es donde el Estado tiene más resortes para actuar. Sin embargo, ponen el foco en estos temas que significan un impacto mucho menor”.

Por temor a más retenciones, se aceleran las exportaciones de trigo y maíz: qué hizo el Gobierno

Lee también “El Estado me robó más de $16 millones”: el cálculo de un productor rural que se hizo viral

Por su parte, el titular de la Cámara Aceitera de la República Argentina y del Centro de Exportadores de Cereales (CIARA-CEC), Gustavo Idígoras, afirmó a TN: “Las solicitudes mayores a las DJVE autorizadas se deben a que la Resolución 276 establece volúmenes máximos y entonces todos los exportadores buscan maximizar su posición de mercado”.

Otro dato por el que puede intuirse que existe un apuro para operar el trigo y el maíz por un temor a las posibles subas de las retenciones y mayores intervenciones es el poco interés que existe para adelantar las operaciones de soja, dado que ese cultivo no tiene la misma trascendencia en la formación de precios internos de alimentos básicos, como señala el Gobierno que sí sucede con los cereales. Además, ya tributa 33% de retenciones, casi el triple que los cereales.

De hecho, de la cosecha sojera 2021/2022, no hay DJVE para aceite, y solamente hay 40.000 toneladas de grano, y 370.000 de harina.

Lee también Soja: por la presión fiscal, menos de un tercio queda en manos de los productores

Asimismo, cabe mencionar que el propio ministro de Agricultura, Julián Domínguez, había denominado como “bienes culturales” a ambos cereales. Es el mismo término que usó para la carne vacuna, alimento que ya tuvo varias limitaciones para su exportación y que hay expectativas por el nuevo régimen que se reglamentará a partir del 1° de enero, según lo anunciado este mes por el oficialismo.

Intervención al mercado

Al haberse alcanzado los topes permitidos, deben pasarse las operaciones al sistema de DJVE a 30 días, que exige que las empresas documenten las compras en físico de la mercadería. Además deben detallar los embarques nominados con los cuales se despachará el cereal, y cuál será el destino final.

Por temor a más retenciones, se aceleran las exportaciones de trigo y maíz: qué hizo el Gobierno

Por eso, en el caso del maíz 2021/22, a diferencia de lo que ocurre en el trigo que ya se fue cosechado en un gran porcentaje, por el momento no se podrá solicitar la DJVE 30, ya que es de imposible cumplimiento respaldar la Declaración con una tenencia física hasta que en febrero no comience la cosecha.

Lee también Fuerte rechazo de la cadena del maíz y del trigo a la regulación del mercado

En ese sentido, Idígoras confirmó que la intervención del Ejecutivo nacional ya comenzó a regir. “Efectivamente, hay Declaraciones Juradas que fueron rechazadas. Pero esto no es la primera vez que sucede. Por otro lado, teniendo en cuenta los volúmenes dispuestos por la Resolución 276, ya nos encontramos en el 90% del corte obligatorio que fija las nuevas condiciones de registro de las DJVE. Las mismas ahora deben ser a 30 días para maíz y trigo. Cuando una empresa no cumple esa condición, es rechazada (la documentación)”.

Los exportadores buscarán ampliar los “volúmenes de equilibrio”

A pesar de estas regulaciones, el ministerio de Agricultura se mostró abierto a realizar una revisión, desde mediados de enero, de los topes impuestos para el trigo. Al respecto, Idígoras opinó: “Los exportadores creemos que existen las condiciones, en la campaña de trigo, para ampliar estos volúmenes a 14,5 millones de toneladas, así como aumentar significativamente las cantidades exportables para el maíz de la nueva campaña”.

Lee también Desde la agroindustria desmintieron a Domínguez y aclararon que no apoyan ninguna restricción de las exportaciones

Por temor a más retenciones, se aceleran las exportaciones de trigo y maíz: qué hizo el Gobierno

En tanto, Vigneau enfatizó: “Las 4 cadenas (también compuestas por ArgenTrigo, Asagir y Acsoja) fuimos muy concretas con nuestro mensaje, acerca de que todo lo relacionado con la intervención de los mercados no es el mejor camino. Al contrario, genera incertidumbre. Estas son cosas que tarde o temprano se iban a dar. La semana que viene, entiendo que vamos a tener una reunión en el Ministerio (de Agricultura) por estos temas, y allí podremos dar nuestros pareceres”, indicó.

Por último, vale recordar que en maíz se fijaron 41,6 millones de toneladas de “volumen de equilibrio” para la anterior campaña 2020/2021. De ese ciclo, se llevan registradas 40,2 millones de toneladas, con lo cual todavía queda un remanente de 1,4 millones de toneladas que pueden inscribirse por los exportadores.