Resurgir de las cenizas: la planta de quesos que volvió a producir luego de un incendio destructivo


Los sonidos de las sirenas alteraron la tarde apacible en 9 de Julio, en el oeste bonaerense. Sucedió el miércoles 17 de noviembre cuando todos los camiones hidrantes de los Bomberos Voluntarios de esa localidad bonaerense de 9 Julio acudieron en plan de salvataje. Todo el personal de la brigada se puso a disposición para apagar el destructivo incendio que, minuto a minuto, consumía las instalaciones de Lácteos Aurora, ubicadas detrás del autódromo local. Había poco para hacer: las llamas arrasaron con casi la totalidad del edificio.

El incendio en Lácteos La Aurora se produjo a mediados de noviembre. (Foto: Paola Toledo).
El incendio en Lácteos La Aurora se produjo a mediados de noviembre. (Foto: Paola Toledo).

El golpe no fue solo para los dueños de la empresa, el matrimonio de Martín Cappelletti y Paola Toledo y los trabajadores de la firma, sino para toda la comunidad. Hoy, luego de poco más de 40 días, Lácteos La Aurora volvió a elaborar sus productos, gracias a la ayuda de la ciudad de 9 de Julio, funcionarios y a la entrega de $30 millones que dispuso el Ministerio de Agricultura de la Nación.

La historia de La Aurora tiene dos décadas de evolución paso a paso

La planta nació hace casi dos décadas, tiene 78 empleados directos y varios indirectos. Antes del siniestro, procesaba entre 140 y 160 mil litros de leche por día y elaboraba masa de mozzarella, como también quesos envasados que llegaban hasta las góndolas de supermercados en Capital Federal.

El comunicado luego del incendio.
El comunicado luego del incendio.

“Comenzamos con mi marido en 2002 cuando alquilamos una fábrica abandonada en las afueras de la ciudad y seis años después pudimos comprar el predio y construir una planta nueva. Empezamos a vender leche en sachet, luego masa para mozzarella y después empezamos a hacer la variedad de quesos que teníamos en el mercado”, explicó Toledo a TN.

Según detalló, ese 17 de noviembre, se produjo un incendio producto de unos trabajos en la planta, que tenía 1200 metros. “Contratamos operarios tercerizados para ampliar el despacho. El personal estaba soldando unas cabriadas para ampliar el galpón: una chispa tocó el techo y se extendió por toda la planta. La sala de elaboración y producción quedó destruida”, detalló la ejecutiva nuevejuliense.

Las llamas arrasaron con todo. (Foto: Paola Toledo).
Las llamas arrasaron con todo. (Foto: Paola Toledo).

Los días que siguieron fueron de renacimiento: Toledo destacó el acompañamiento de toda la localidad tratando de salvar todo lo que se podía y remarcó la ayuda del ministro de la cartera agroindustrial, Julián Domínguez, que se puso a disposición “desde el primer momento”.

Los dueños de la empresa recibieron un gran apoyo de la comunidad de 9 de Julio. (Foto: Paola Toledo).
Los dueños de la empresa recibieron un gran apoyo de la comunidad de 9 de Julio. (Foto: Paola Toledo).

“También nos visitó el director nacional de Lechería, Arturo Videla, y el ministro de Desarrollo Agrario bonaerense, Javier Rodríguez. Además, el intendente Mariano Barroso, nos apoyó muchísimo y puso a disposición maquinarias, personal y demás para ayudarnos en este momento”, recalcó Toledo.

La vuelta a la producción se realiza con la fortaleza de los recursos humanos y la marca

Las llamas no alcanzaron un depósito de la fábrica. Y desde ahí se “plantó bandera” para volver a empezar, o mejor dicho, para seguir trabajando. Esa misma semana, los Cappelletti liberaron los 800 metros cuadrados que quedaron intactos y comenzaron a construir una sala nueva con piso y techo reglamentario, además de colocar nuevas cámaras de frío.

La fábrica volvió a producir. (Fuente: Paola Toledo).

“Armamos un circuito nuevo de producción y hoy estamos casi en un 80% de los kilos que hacíamos de muzzarella. Pudimos conservar a todo el personal. Calculamos que para los primeros días de febrero empezaremos con la construcción de la nueva nave”, explicó.

Y concluyó: “No empezamos de cero: hoy tenemos trabajadores y un equipo que nos acompaña, sabemos hacer las cosas y contamos con una marca posicionada. Tenemos la fortaleza y el aprendizaje de muchos años: nos va costar mucho menos estar nuevamente de pie como siempre soñamos: será una nueva etapa”.