Tras pérdidas millonarias por un tornado, productores de pollos piden ayuda


El temporal de vientos en forma de tornado y granizo que afectó a varias localidades cordobesas entre lunes y martes provocó pérdidas millonarias a los productores avícolas de esa región, quienes por medio de entidades rurales y los municipios están gestionando ayuda económica de los gobiernos provincial y nacional. En una sola granja, los destrozos en la infraestructura se estimaron en US$ 2,5 millones. En otro caso, causó la pérdida de 90.000 pollos a punto de entregarse.

Algunas de las zonas más afectadas fueron Río Cuarto, Coronel Moldes, Villa Valeria, Charras, Sampacho y Vertientes. En total, calculan que la granizada y los fuertes vientos, que en algunas zonas llegaron hasta los 150 kilómetros por hora, provocó la destrucción de unos 18 galpones pertenecientes a distintas granjas de la región, que funcionan a través de asociaciones entre productores integrados a la planta Tres Arroyos, ex Avex, que faena entre 60 mil y 80 mil pollos diarios.

Los fuertes vientos arrasaron con las instalaciones de al menos 18 galpones usados para la crianza de pollos.
Los fuertes vientos arrasaron con las instalaciones de al menos 18 galpones usados para la crianza de pollos.

“Creemos que las granjas avícolas afectadas representan entre el 30% y 40% de la faena total de Tres Arroyos. Lo más dramático de ver son estos casos, porque les destruyó el capital de trabajo y en algunos casos perdieron toda la producción”, detalló el director de la Sociedad Rural Argentina (SRA) en el distrito Córdoba, Guillermo Vitelli, en diálogo con TN.

Lee también El tornado de Bolívar afectó a varios campos y piden que se declare el “desastre agropecuario”

El intendente de Charras, Marcelo Migliore, afirmó que inspectores de los gobiernos nacional y provincial están supervisando la región para comprobar la magnitud de los daños. En principio, el Ejecutivo cordobés se comprometió a pagar la totalidad de los sueldos de los 7 empleados de Mima SRL, una de las granjas afectadas, que está ubicada en esa localidad.

“Este jueves, la provincia mandó a una inspectora para que haga un relevamiento de todo lo ocurrido, no solamente en las granjas”, afirmó el mandatario municipal, que pertenece a Hacemos por Córdoba, partido que responde al gobernador Juan Schiaretti.

El lunes, detalló, llegará el resto de los equipos de los ministerios cordobeses de Agricultura y de Desarollo Social. En tanto, comentó que “desde el primer momento” se comunicaron funcionarios nacionales con él y le confirmaron que el próximo jueves 30 se hará presente el subsecretario de Agricultura de la Nación, Delfo Buchaillot, para dialogar con las autoridades provinciales sobre lo sucedido. “Estamos viendo qué acciones se llevarán en conjunto entre la provincia y la Nación”, afirmó Migliore, quien planea pedir la declaración oficial de “emergencia y/o desastre agropecuario” para esa comunidad ubicada en el departamento de Juárez Celman.

Daniel Torres, de la filial de la Federación Agraria en Río Cuarto, informó: “La tormenta fue muy fuerte, nosotros somos productores integrados que producimos pollos. El viento huracanado produjo voladuras de 18 galpones que los arrancó de cuajo”.

Las imágenes de las aves muertas dejaron plasmado de una manera cruda el perjuicio ocasionado a las empresas por el fenómeno climático.
Las imágenes de las aves muertas dejaron plasmado de una manera cruda el perjuicio ocasionado a las empresas por el fenómeno climático.

“Los productores afectados están directamente en quiebra, no tienen forma de recuperarse. Es necesario articular con la provincia y la Nación mecanismos para esas familias que perdieron todo, y ayudarlos a recuperarse”, reclamó el productor.

En tanto, Adrián Pelliza, también referente de esa entidad en la región, informó: “Se le transmitió al ministro (provincial de Agricultura) Sergio Busso esta situación y se comprometió a trabajar sobre este tema con German Font, director General de Agencias Zonales y Desarrollo Territorial, para articular metodologías a utilizar para ver si realizan aportes o tal vez líneas de créditos vía Banco Córdoba para productores afectados. Ya están trabajando en el relevamiento de la zona”.

En una granja avícola familiar se perdieron US$ 2,5 millones en un día

Si bien los daños todavía no fueron cuantificados con precisión, hay historias que ejemplifican la magnitud de los destrozos causados por la tormenta. Uno de esos casos es el de Ezequiel Bernardi, propietario de una granja familiar de pollos que calculó una pérdida de US$ 2,5 millones.

“Eran ahorros de toda una vida. Este es un proyecto que empecé junto a mis padres en 2007 y de a poco fuimos creciendo en distintas etapas. El capital de trabajo que teníamos era de medio millón de dólares por cada uno de los 5 galpones. El temporal destruyó 3 completos y averió a 2 donde no se puede producir porque están doblados, como si los hubiese chocado un auto. Esos se pueden reacomodar, aunque hay que invertir buena plata. Con esto, no sabemos cómo armarnos de nuevo”, contó Bernardi a TN.

Lee también Tras el incendio de una empresa avícola, buscan mantener la faena de 240.000 pollos diarios con apoyo del Gobierno

El productor además detalló que en los próximos días tendrá encuentros con las autoridades de la SRA de Río Cuarto y la confederación Cartez (adherida a CRA a nivel nacional), que lo acompañarán a gestionar ayuda para resolver su situación. En tanto, el intendente de Charras aseguró que se tratará de gestionarle ayuda económica al empresario para reparar la infraestructura.

Varios  galpones avícolas fueron destrozados por completo.
Varios galpones avícolas fueron destrozados por completo.

Vale aclarar que Bernardi trabaja en un predio de 32 hectáreas la zona de San Ambrosio, a unos 15 kilómetros de la ciudad de Río Cuarto. Allí, criaba unos 140.000 pollos, en un ciclo que se renueva cada dos meses. En el momento del desastre climático, las aves ya no estaban, porque había entregado toda la producción durante la semana anterior.

Donde sí se vieron impresionantes imágenes de las aves desparramadas por el suelo fue en Mima SRL, que en este caso sufrió una pérdida del 60% de su infraestructura, en la parte donde tiene los galpones más grandes. “Allí, provocó la pérdida de unos 90.000 pollos de los 150.000 que había”, indicó Migliore.

Al menos 50.000 hectáreas de soja y maíz fueron dañadas

Si bien la destrucción de los criaderos avícolas dejó imágenes dramáticas, lo cierto es que otras edificaciones, como la Escuela Salesiana Agrotécnica “Ambrosio Olmos” de Río Cuarto, y diversos establecimientos con actividad agrícola también se vieron seriamente afectadas.

En el establecimiento educativo rural, donde normalmente concurren unos 200 alumnos, no hubo heridos ya que comenzaron las vacaciones. Pero sí se rompieron algunos de los equipos que se utilizan en el colegio para la producción agropecuaria, además de ser derribados muchos árboles.

En cuanto a la agricultura, según aseveró el intendente Migliore, hay unas 50.000 hectáreas de soja y maíz que de alguna manera fueron perjudicadas. “Calculamos eso solamente en la zona de Charras”, acotó.

Vitelli, director de la SRA en esa provincia, prefirió no dar números concretos, pero afirmó: “Seguramente debe andar por esa cifra (de 50.000), porque solamente San Ambrosio, que es una región muy chica, abarca entre 15.000 y 20.000 hectáreas”.

Algunos productores de pollos quedaron "en la quiebra" y piden que la región sea declarada en "emergencia".
Algunos productores de pollos quedaron «en la quiebra» y piden que la región sea declarada en «emergencia».

El ruralista además contó el perjuicio que sufrió en su firma agrícola Merlo y Manavella S.A. “A nosotros, que sembramos en un campo que está enfrente de las instalaciones de Bernardi, nos llevó 1.500 hectáreas de maíz y soja. Se combinaron los granizos con vientos de hasta 150 kilómetros por hora, que fue lo que midió la estación meteorológica que tenemos ahí, hasta que se rompió”, afirmó.

Lee también Inseguridad rural: robaron trece novillos de un feedlot sin dejar rastro

Por su parte, Torres, de la Federación Agraria señaló: “El radio del área afectada es de por lo menos 150 kilómetros. El temporal causó muchos daños a pequeños y medianos productores de esas zonas, y por ello es necesario dar respuestas rápidas. El granizo produjo pérdidas totales de cultivos en una franja productiva muy amplia”.

Por último, afirmó que “la desazón en la zona es muy grande, fue una tormenta muy fuerte que en unas horas se llevó todo”, y enfatizó: “Esta zona tiene que ser declarada en emergencia articulando mecanismos para que los afectados se puedan recuperar de este desastre”.