«Con tal de estar en la lista, voy de aguatero»


Con la chance de convocar 26 futbolistas, la lista de la Selección argentina para el Mundial de Qatar 2022 no parece guardar espacio para demasiadas sorpresas. Quizás, las «dudas» que pueda tener Lionel Scaloni pasen por dónde reforzar alternativas para suplir los imponderables que aparezcan durante el mes de competencia en Doha. Y ahí parece estar Ángel Correa, el delantero que convirtió un doblete este fin de semana para Atlético de Madrid, y que si bien estuvo en la mayoría de las convocatorias, no ha tenido mucha acción dentro del campo de juego.

En ese sentido, el delantero convirtió dos goles (ante Marruecos en un amistoso y contra Venezuela en Caracas por Eliminatorias), aunque disputó 14 partidos (Scaloni dirigió 49), los mismos que por ejemplo Joaquín Correa, que podría ser un «rival» en su búsqueda.

Este lunes, Correa se refirió a la posibilidad de disputar su primer Mundial con la camiseta Albiceleste, luego de haber quedado fuera del último corte en la previa de Rusia 2018, por decisión de Jorge Sampaoli.

«Ya me pasó en 2018 que estuve en la prelista y me lo perdí. Eso me afectó muchísimo, estar ahí es el sueño de todo chico. Que ya falte tan poquito hace que se note el nerviosismo», confesó, por lo que enseguida agregó: «Con tal de ir a Qatar, voy de aguatero, de cualquier cosa».

Angel Correa durante un partido contra Bolivia, en La Paz, por las Eliminatorias rumbo al Mundial de Rusia 2018. Foto: EFE/Martín Alipaz


Angel Correa durante un partido contra Bolivia, en La Paz, por las Eliminatorias rumbo al Mundial de Rusia 2018. Foto: EFE/Martín Alipaz

Con 27 años, Angelito hace siete que llegó al Colchonero donde se reinventó e incluso modificó bastante su rol, para mantener minutos de juego. «Me siento bien. Cada año voy creciendo más, lo noto adentro de la cancha. Quizás años atrás estaba más acelerado y quería resolver la jugada de otra manera, ahora voy entendiendo un poco más el fútbol y se disfruta de otra manera. El Cholo Simeone tuvo mucho que ver en esto, ya son muchos años que vengo trabajando con él, aguantándolo, ya lo ven todos como es. Es insoportable. Siempre quiere ganar, lo ve así al fútbol», expresó, entre risas.

En una entrevista con TyC Sports, Correa reconoció que su foco personal está puesto en asegurar su lugar en la lista definitiva para el Mundial de Qatar, que Scaloni debe confirmar en las próximas semanas.

«A medida que se acerca la fecha, los nervios se sienten cada vez más. Creo que el grupo está muy bien, lleva muchísimo tiempo trabajando juntos y las cosas están saliendo bien, así que hay que seguir de esta manera. Me siento parte del grupo, cada vez que me ha tocado jugar, creo que lo he hecho bien. Está claro que últimamente está siendo fácil por la calidad de jugadores que tiene la Selección y por la dinámica que lleva, toda positiva, que cada jugador que entra lo hace bien», indicó.

Y agregó: «Ojalá esté adentro de la lista. Es la idea y es para lo que trabajo. Representar al país sería lo máximo. Tuve la suerte de poder estar siempre y poder acompañar al grupo. Cada vez que me tocó hacerlo, lo disfruté al máximo porque vestir la camiseta de la Selección es lo más lindo».

También es un tema recurrente con sus compañeros Nahuel Molina y Rodrigo De Paul, quien por estas horas vive un momento difícil sin protagonismo en cancha. «Estamos tomando mates y todos los días sale el tema del Mundial. Ojalá que mi carrera no se termine sin jugar un Mundial. Es el deseo de todo chico, y estar tan cerca… ojalá se me pueda dar».

Ángel Correa celebra con la camiseta del Atlético de Madrid. Foto: ANDER GILLENEA / AFP.


Ángel Correa celebra con la camiseta del Atlético de Madrid. Foto: ANDER GILLENEA / AFP.

¿Qué le pasó post Finalissima?

La alegría que significó la victoria de la Selección argentina frente a Italia que valió el título de la primera edición de la Finalissima contrastó en Correa con una situación de salud que lo «asustó» y lo obligó a ocuparse, incluso confesando que ni siquiera debería haber estado junto al plantel en Londres.

El propio futbolista surgido en San Lorenzo lo explicó: «Eso fue algo complicado. Ya llevaba varios días que se me estaba viendo el alambre que tengo en el pecho. No le dije nada al doctor de la Selección porque quería estar en la Finalissima con el grupo. Después de que pasó el partido me agarró un poco de miedo, a mi familia también, me dijeron que le diga al doctor porque se podía llegar a infectar y podía ser grave. No era un dolor, se me había abierto la cicatriz. Se me asomaba el alambre que tengo. Cuando lo hablé con el doctor, era lo mejor volver a Madrid para poder solucionarlo rápido».

Por ese motivo, una vez en la capital española, se sometió a una operación ambulatoria que encendió las alarmas, ya que que en 2014 se sometió a una microcirugía cardíaca para que le quitaran un quiste del ventrículo izquierdo.

Angelito sentía molestias porque la prótesis que le habían colocado en el esternón en 2014 se desacomodó y la cirugía sirvió para corregir esa desviación.

Cuando se conoció su dolencia y ante la preocupación de familiares, amigos y fanáticos del Aleti y la Selección, el futbolista surgido en San Lorenzo de Almagro publicó una emotiva carta en sus redes sociales.

Mirá también



Source link