Con uno menos, All Boys logró un triunfazo



Llegó como una apuesta. Llegó después de una largo recorrido por el fútbol del Interior. Llegó a comienzos de año y rápidamente se adaptó a un gigante como All Boys y a una categoría bien compleja como la Primera Nacional. Y si el equipo todavía se ilusiona con la posibilidad de pelear por uno de los ascensos es en gran parte por sus goles. Octavo Bianchi le dio un triunfazo de manera agónica ante Brown de Adrogué para desatar la locura en Floresta. Y, tiene el celular de Dios.

EL GOL AGÓNICO DE BIANCHI

A él no le dirán Virrey, tampoco tendrá miles de títulos en el hombre, pero no para de darles alegrías al Albo. Porque cuando parecía que debía conformarse con el empate que lo alejaba de los puestos de arriba, el goleador hizo su trabajo: aprovechó una de las pocas oportunidades que tuvo y la mandó a guardar en el epílogo del encuentro. Y la victoria tiene un gusto especial, ya que debió remar de atrás luego de la expulsión de Fernando Brandán a los 32’ del ST.

Al local le costó muchísimo ponerse en ventaja, un poco por falta de resolución en los últimos metros y otro poco por el planteo del Tricolor. Sí, ante el bajón anímico que vienen mostrando los de Pablo Vicó (arrastran nueve sin ganar, producto de una parda y ocho derrotas), el entrenador paró una línea de cinco defensores, le regaló la pelota a su rival y trató de salir de contra.

Ojo, la visita estuvo cerca de ponerse abrir el marcador. Sin embargo, Andrés Desábato tuvo otro gran partido -al igual que con Defensores- para seguir manteniendo con vida a All Boys. Así, pese a que el ascenso directo es una utopía, tiene la clasificación del Reducido casi en el bolsillo.



Source link