Darío Benedetto y Boca, un romance que está un poco más cerca de encenderse otra vez


Darío Benedetto tiene una obsesión. Y su obsesión es jugar en Boca. Y el amor es correspondido.Boca también se ilusiona con la vuelta del delantero que hoy está en Elche. Sólo hay un problema.

Para que el regreso se dé hay que negociar con Olympique de Marsella, club dueño del pase del hombre surgido en Arsenal de Sarandí. Y eso es lo que por ahora traba el desembarco del hombre que dejó una huella de goles (76 en 45 partidos) y muchos buenos recuerdos a pesar de haber sido parte fundamental del equipo que no pudo con River en la final de Madrid.

¿Cuáles son los caminos que pueden marcar el regreso de Benedetto? Se habla desde hace tiempo de la posibilidad de un triangulación que incluiría a Lisandro López y Walter Bou con Christian Bragarnik en el medio de las negociaciones. Sin embargo, si esa operación se complica, Benedetto confía en poder salir primero de Elche y más tarde tratar de allanar el camino para que el club de Marsella acceda a cederlo a préstamo. Dicen desde su entorno que él mismo se puso manos a la obra para agilizar el trámite.

Y en Boca no se quedan atrás. “Trabajamos día a día, minuto a minuto, sabemos y tenemos claro que Benedetto sería una tremenda incorporación para el plantel, sumaría muchísimo. El club está haciendo el esfuerzo”, avisó en las últimas horas el Patrón Jorge Bermúdez, ladero de Juan Román Riquelme en el Consejo de Fútbol.

Nicolas Figal, que no volverá al Inter de Miami, está al caer en Boca. Foto: AP

Nicolas Figal, que no volverá al Inter de Miami, está al caer en Boca. Foto: AP

Sin embargo, Benedetto podría no ser el primer refuerzo de Boca en este mercado de pases. Ese honor quedaría en poder de Nicolás Figal, el ex central de Independiente que pegaría la vuelta a la Argentina tras su paso por la MLS. En el club de La Ribera se entusiasman que en las próximas 48 horas las negociaciones lleguen a buen puerto para concretar el pase del jugador de 27 años a quien le comprarían parte del pase que pertenece al Inter de Miami.

Se trata de una de las prioridades para Sebastián Battaglia, que anda preocupado porque no tendrá en el arranque de la Copa Libertadores a Carlos Izquierdoz ni a Marcos Rojo, que están suspendidos por los incidentes que protagonizaron en Belo Horizonte. También están convencidos en Boca que el ex defensor de Estudiantes no aceptará la oferta que está al caer desde el fútbol brasileño.

Ojo, Rojo no es el único buscado del plantel xeneize. El colombiano Frank Fabra y el peruano Carlos Zambrano podría dejar el club en caso de que llegue alguna oferta que seduzca desde lo económico al Consejo de Fútbol.

Marcos Rojo junto al trofeo de la Copa Argentina.
Foto: Twitter @ColoniargFc

Marcos Rojo junto al trofeo de la Copa Argentina.
Foto: Twitter @ColoniargFc

«Frank no nos pidió desesperado salir ni nada por el estilo. Comentó que tuvo una charla con Riquelme, con quien habló de algunos valores y que si llegaba algo cercano a eso iban a estudiar la situación», sostuvo Martín Araoz, representante del marcador lateral izquierdo cafetero.

Y está en veremos el futuro de Cristian Pavón, que ya está bajo las órdenes de Battaglia tras dar positivo de coronavirus y, de no mediar alguna oferta que le convenga al club, esperará hasta junio para quedarse con el pase. También ya está de alta Rodrigo Montes, quien también debió aislarse.

¿Quiénes faltan sumarse? Los que todavía están sin poder volver son aquellos jugadores que dieron positivo entre el miércoles y el viernes pasado. Se trata de Agustín Almendra, Luis Vázquez, Juan Ramírez, Diego González, Mariano Herrón (ayudante de campo de Battaglia), Sebastián Villa y Mateo Retegui. Se espera que la mayoría de ellos puedan ir sumándose en las próximas 48 horas



Source link