depresión, pánico y «miedo de morirse»


Juan Ignacio Londero (139) se metió en cuartos de final del Córdoba Open tras vencer al español Pedro Martínez (61), por 6-3 y 7-6. El argentino, que recibió una invitación especial para disputar este torneo, sorprendió en conferencia de prensa con su sinceridad al hablar de las consecuencias psicológicas que le generó la pandemia.

«Se me fue la cabeza a cualquier lado. Tenía miedo a morirme, pensé que me podía agarrar una enfermedad, eran cosas que tenía en la cabeza y no entendía porqué», expresó ante la prensa.

Ese bajón anímico lo llevó a pensar, incluso, en la posibilidad de retirare de la actividad, a los 28 años de edad. «Cuando se reanudó el tenis tenía muchas dudas. Tuve que volver a empezar de nuevo. Estuvimos seis meses parados, eso me hizo muy mal y lo pagué caro. Terminé el 2020 muy mal anímicamente. Después empecé a jugar y empecé a tener miedo adentro de la cancha. No me lo diagnosticaron pero creo que era pánico», comentó.

Juan Ignacio Londero sorprendió con sus reflexiones en plena conferencia de prensa. Foto: Córdoba Open.

Juan Ignacio Londero sorprendió con sus reflexiones en plena conferencia de prensa. Foto: Córdoba Open.

Luego explicó cómo el miedo se transformó en depresión: «No quería jugar más. Todo este tiempo que pude poner un punto final, después del US Open, decidí no viajar y quedarme entrenando. Terminé el año mejor y ya esta pretemporada siento que volví a meterle a la cabeza».

Además reveló el motivo que lo mantuvo con ganas de seguir jugando al tenis: «No me sentía una persona satisfecha por lo que había hecho, porque si me retiraba, sentía que podía dar más y no iba a quedar bien de mi parte no salir de esa situación. Quiero terminar mi carrera y decir que salí de la situación que en lo personal fue muy duro. Mi objetivo es salir de todo esto y volver a sentirme bien en la cancha».

«Cuando estás con depresión, ansiedad, pánico, es todo oscuro. Me costo mucho pero lo tuve que sacar yo mentalmente. Hice de todo, medicación, todo… Pero hasta que no lo pude sacar de acá adentro, no lo iba a cambiar. Hoy siento que estoy progresando un montón en eso», se esperanzó el tenista.

Por último, agradeció a su entorno y describió con crudeza la soledad con que se vive en el ambiente del tenis: «No tuve apoyo de nadie. Solamente de mis entrenadores y mi familia. Un par de mensajes que saben de periodistas. Ese fue el único apoyo que tuve de la gente, fuera del tenis nada. Solamente familiares, mi equipo de trabajo y periodistas que saben quiénes son».

En la continuidad del torneo, por los cuartos de final del certamen cordobés, Londero enfrentará a Nikola Milojevic y buscará meterse entre los cuatro mejores de la competición.





Source link