Domínguez y la necesidad de traer refuerzos en el Rojo


La presunción que circulaba en Independiente antes del amistoso ante San Lorenzo (0-1) se confirmó. Tras la partida de Silvio Romero al Fortaleza, el equipo sintió la ausencia de un centrodelantero y generó pocas situaciones. “Se nos fue el capitán y goleador. Tenemos que ser más que un jugador y lograr un funcionamiento grupal que nos permita reemplazarlo. Si no vienen refuerzos, trabajaremos con lo que hay”, comentó Eduardo Domínguez.

Ángel David Sayago, quien ingresó en el segundo tiempo en reemplazo de Andrés Roa y tuvo un buen cabezazo que tapó Torrico,es una de las variantes que el técnico tiene en el puesto junto a Julián Romero, otro juvenil surgido de la cantera.

Mirá también

En Reserva están Nicolás Messiniti y Mauro Molina. Ninguno de los cuatro convirtió pudo convertir hasta ahora un gol oficial en el Rojo. “La baja de Silvio es muy importante, muy sensible para nosotros”, remarcó Lucas Romero, quien heredó el brazalete de capitán. “Yo creo que Independiente va a tener que incorporar porque lo necesita”, planteó Alan Velasco.

Mirá también

Los que están en carpeta

Martín Cauteruccio, de Aldosivi, es el apuntado. El atacante de 35 años tiene un año más de contrato en el club de Mar del Plata. También interesa Ramón Ábila, aunque Boca por ahora sólo quiere venderlo y el Rojo no tiene dinero para comprarlo. De todas formas, tanto el asesor deportivo, Daniel Montenegro, como Domínguez, van a llamar a Wanchope, a quien conocen de Huracán.

Mirá también

El entrenador del Rojo ya vivió una situación similar en Huracán, donde se quedó sin 9 tras la partida de Wanchope al Cruzeiro e improvisó al ecuatoriano Julio Angulo hasta que le trajeron refuerzos. Diego Mendoza se encontraba lesionado tras el accidente que el plantel del Globo había sufrido en Venezuela y Norberto Briasco era el otro atacante disponible, pero como era muy joven el entrenador no quiso apresurarlo.

Mirá también

Luego de un arranque de torneo que no fue el mejor, Domínguez les exigió a los dirigentes de Huracán la llegada de refuerzos y su reclamo fue atendido: le trajeron a los delanteros Germán Lesman, Jerónimo Barrales y David Depetris.

Mirá también

En Colón nunca jugó con una referencia de área, pero disponía de muchos volantes ofensivos con gol y atacantes con mucha movilidad para desgastar a los centrales. Domínguez quiere que los directivos de Independiente le traigan dos delanteros, pero si el club no consigue incorporar intentará arreglarse con el material que tiene a disposición.



Source link