el ex futbolista Diego Graieb contó su experiencia en un faraónico proyecto de Leonardo Cositorto



Diego Graieb, ex defensor de Talleres de Córdoba, contó que el Zoe Atletic Club, fundado por el prófugo Leonardo Cositorto, «parecía Disney».

El ex jugador también de Platense y Atlético Tucumán, entre otros, dio detalles sobre su experiencia en el faraónico proyecto que el acusado de múltiples estafas a través de su empresa «Zoe» estableció en la ciudad de Villa María para participar en la liga local.

«Parecía Disney», graficó Graieb en declaraciones eldoce.tv, para dar un panorama de en qué se había involucrado. Es que los integrantes del proyecto deportivo recibían herramientas que parecían «inalcanzables» y el funcionamiento del equipo era digno, relata el ex futbolista, digno de «un club de elite».

Durante los últimos días, el club debió suspender sus actividades deportivas, producto del escándalo desatado, pero Graieb recuerda como se inició todo.

En pocas horas, las aspiraciones de grandeza se convirtieron en allanamientos, detenidos y la sospecha de una estafa piramidal a gran escala.

«Empecé el proyecto junto a mi hermano y todo el grupo de trabajo en Villa María. Con la conformación y el scouting en todas las categorías, que de hecho se terminó de hacer», aclaró.

«La continuidad de mi trabajo era poder desarrollar todo lo que eran las relaciones institucionales en España para la empresa«, añadió, y reveló que se enteró de las denuncias por los medios.

Graieb reconoció la incertidumbre que le genera el escándalo y marcó que nadie de la empresa lo llamó.

Sus contactos eran otras dos personas que también se encuentran prófugas de la Justicia e imputadas en la causa, informa el medio cordobés: Claudio Álvarez y Silvia Fermani,

«Eran los líderes de la empresa, siempre estuvieron. En un momento parecía Disney, nos fueron brindando herramientas que veíamos un poco inalcanzables porque es un club de liga, y se comportaron como un club de elite», reconoció.

A Cositorto, en cambio, admitió haberlo visto solo una vez: «Me lo presentaron Claudio y Silvia antes del proyecto, cuando íbamos plasmando lo que se podía hacer. Nunca más hablamos con Leo».

Por último, el ex jugador sostuvo que nunca participó de los negocios con llamativas ganancias (al menos 7,5 por ciento mensual en dólares) que prometía Zoe. «No me interesaba entrar en la parte financiera, yo hacía el trabajo deportivo y nada más. Sé que mucha gente que trabajaba en la empresa lo ha hecho», reveló.

DD



Source link