El gobierno de Francia sugirió parar el Rally Dakar porque cree que la explosión de un auto fue «un atentado terrorista»


La explosión en el auto de Philippe Boutron a la salida de su hotel en la ciudad saudita de Jeddah, el pasado 30 de diciembre, en las vísperas la edición 2022 del Rally Dakar habría sido para el gobierno de Emmanuel Macron producto de «un atentado terrorista”. Y el canciller francés, Jean Yves Le Drian, dijo este viernes que, por cuestiones de seguridad, “surge” la cuestión de frenar la carrera.

En Francia se abrió un caso para investigar el atentado y los especialistas judiciales en terrorismo van a viajar al lugar. Las autoridades saudíes habían descartado el sábado un acto criminal para explicar lo que llamaron un «accidente».

«Ya ha habido actos terroristas en Arabia Saudita contra los intereses franceses», dijo Le Drian en declaraciones a BFM-TV y RMC. El ministro también dijo que quería “una mayor transparencia de las autoridades saudíes” sobre la explosión y confirmó que los investigadores franceses asistirían.

Según él, la cuestión de frenar el Dakar 2022 «surge». “Pensamos que quizá valía la pena renunciar a este evento deportivo. Los organizadores han decidido mantenerlo ”, dijo.

Boutron, en 2020, surcando el desierto árabe. Foto: Reuters.

Boutron, en 2020, surcando el desierto árabe. Foto: Reuters.

«En estos casos hay que tener mucho cuidado. Al menos poner en marcha mecanismos de protección suficientes y reforzados», insistió el ministro.

La cancillería francesa llamó a sus compatriotas a estar «lo más vigilantes posible», añadiendo, por el contrario, que «no se descarta la hipótesis de un acto delictivo» y recordando que «la amenaza terrorista persiste en Arabia Saudita .

La Fiscalía Nacional Antiterrorista anunció este martes que había abierto una investigación preliminar en Francia por «intento de asesinato en relación con una empresa terrorista» tras la explosión del vehículo en el que se encontraban cinco ciudadanos franceses.

¿Por qué en Arabia Saudita?

El Dakar se realizaba normalmente en África pero como el desierto de Sahel, Chad, Malí y Mauritania se transformaron en terrenos demasiado peligrosos ante la presencia de Al Qaeda y el ISIS, la carrera se canceló y se trasladó a Argentina y América Latina. Es la segunda vez que se celebra en Arabia Saudita, cuyo príncipe heredero Mohammed Bin Salman está sospechado de haber ordenado el asesinato y desmembramiento del periodista opositor Jamal Khashoggi y necesita mejorar su imagen internacional, tras tales imputaciones.

Mohammed bin Salman, príncipe heredero en Arabia Saudita. Foto: AFP

Mohammed bin Salman, príncipe heredero en Arabia Saudita. Foto: AFP

Cómo sucedió

El presunto atentado no se produjo dentro de la zona de seguridad del rally sino a metros del hotel donde se alojaba el equipo francés, cerca del aeropuerto de Jeddah.

Después de conducir unos cientos de metros, se produjo una explosión cerca de una estación de servicio. Boutron, conductor del vehículo de 61 años, sufrió heridas graves en las piernas.

Mayeul Barbet, el copiloto, también presente en el vehículo, contó que no se trató de un accidente sino de un «ataque» , con una bomba colocada en el larguero, una de las partes del chasis.

Una tesis compartida por Thierry Richard, de 57 años, también presente en el 4×4 durante el drama. “Vimos el impacto debajo del vehículo. No somos tontos, sabemos que es una explosión. Fuimos volados” dijo el piloto a la agencia France-Presse (AFP).

Su equipo ha afirmado que las autoridades saudíes están tratando de encubrir la causa del incidente.

La salud de Boutron

Las mayores heridas de Boutron, dirigente del club Orleans en la Liga 2 de Francia, fueron en las  piernas. Repatriado luego de haber sido operado en Arabia Saudita, está ahora «fuera del coma artificial» en el que fue colocado para aliviar su sufrimiento, dijo el jueves Benoît Boutron, su hijo, en una entrevista con RMC.

La policía saudita anunció anteriormente que no había pruebas de que la explosión fuera criminal. Pero un funcionario insistió en que no se había descartado un «acto malicioso».

Los investigadores antiterroristas franceses abrieron una investigación preliminar sobre «múltiples intentos de homicidio como parte de un grupo terrorista». Las autoridades sauditas no se han pronunciado sobre el anuncio.

Qué dicen los testigos

Un portavoz de prensa de Sodicars les dijo a los periodistas franceses: “Debemos decir la verdad. Fue un ataque y no un accidente, como las autoridades saudíes están tratando de mantener. Había una bomba en el riel lateral del vehículo, debajo de los pedales «.

Richard González, el director de Sodicars Racing, quien llegó al lugar poco después de la explosión, dijo: “Al principio pensamos que algo había golpeado el auto, pero hubo un impacto significativo debajo del chasis del auto. Hubo una carga debajo del costado del auto que explotó. Yo estuve ahí, tengo las fotos, vi todo. Fue un acto deliberado, de eso no hay duda” relató.

Y agregó: “Cuando vimos el coche, pensamos que algo no andaba bien, pero nuestra prioridad era sacar a Philippe y llevarlo al hospital. Había sufrido graves heridas en las piernas. Es conductor y cliente pero sobre todo es amigo desde hace 10 años. Es terrible».

El ejecutivo de marketing y presidente del equipo francés de fútbol de la Ligue 2 Orleans tenía previsto participar en su noveno rally Dakar. Después de la explosión fue sometido a varias operaciones en Arabia Saudita antes de ser trasladado a Francia para recibir tratamiento de emergencia en el hospital militar Clamart, cerca de París.

El hijo de Boutron, Benoît, periodista de la estación de radio francesa RMC Sport, dijo a Radio Monte Carlo: “De hecho, está gravemente herido en ambas piernas. Sabremos más en 10 días, pero debemos ser cautelosos en esta etapa «. Negó los informes de que las piernas de Boutron tuvieran que ser amputadas.

“Con este tipo de accidentes hay que ir paso a paso. Ya salió del coma. Tenemos la suerte de poder visitarlo todos los días ”, dijo Benoît.

Amaury Sport Organization (ASO), la encargada del Dakar, ha dicho que las investigaciones continúan y no se ha descartado nada, «incluido un acto malicioso». Dijo que no desea hacer más comentarios.

París. Corresponsal.



Source link