formó parte de la tradicional «Noche Amarilla» de Barcelona de Ecuador



Ocho meses después de su último partido con la camiseta de Boca, Carlos Tevez volvió a ponerse los pantalones cortos, al menos en público. El Apache, cuyo último partido como profesional fue la semifinal de la Copa de la Liga Profesional 2021 frente a Racing, que terminó en derrota por penales, aceptó la invitación de Barcelona de Ecuador y formó parte este sábado de la denominada “Noche Amarilla”.

Se trata de un compromiso amistoso que el club de Guayaquil utiliza para presentar a su plantel, con vistas a una nueva temporada. Tevez, de 37 años y ganador de 31 títulos en su extensa y exitosa carrera, fue la figura estelar de una velada llevada a cabo en el estadio Monumental Isidro Romero Carbo, ante unos 18 mil espectadores.

En años anteriores, otras estrellas del fútbol mundial se llevaron los flashes de la “Noche Amarilla”. En 2016, el invitado fue el brasileño Ronaldinho Gaúcho, mientras que al año siguiente asistió el uruguayo Diego Forlán y en 2018, el brasileño Kaká.

Entre 2019 y 2020 los convocados por el club ecuatoriano fueron los italianos Andrea Pirlo y Alessandro Del Piero, mientras que el año pasado la figura central fue nada menos que Javier Mascherano.

Tevez, que usó la camiseta con el dorsal 97, estuvo en cancha durante 70 minutos, antes de ser reemplazado por Edwin Valencia, en medio de una ovación. En la previa, tuvo una presentación a todo trapo, al entrar al campo de juego vestido con una capa similar a la de los boxeadores .

Durante su estadía en cancha, se notó muy poco su falta de actividad profesional, al menos desde lo físico. En lo futbolístico, envió a las nubes una definición, después de una larga corrida, desde un ángulo muy cerrado, y también participó en una acción en la que el cuadro amarillo reclamó penal, sanción omitida por el árbitro.

El último partido de Tevez como profesional fue el 31 de mayo de 2021 ante Racing Club en el estadio San Juan del Bicentenario. Esa tarde, el equipo que por entonces dirigía Miguel Ángel Russo perdió 4-2 en la definición por penales. Cinco días después, en una conferencia de prensa que protagonizó junto al presidente de Boca, Jorge Ameal, el delantero anunció su salida de esa institución porque “no tenía nada más para dar”.

Desde entonces, muchas especulaciones se forjaron en cuanto a su futuro, pero ninguna terminó de ser confirmada por el ex jugador de Manchester United, Manchester City y Juventus, entre otros grandes equipos.

La presentación terminó con un empate

La “Noche Amarilla” terminó con un empate 1-1. Damián Díaz, argentino nacionalizado ecuatoriano, marcó para el equipo local, de penal, mientras que Miguel Parrales, de cabeza, estampó el 1-1 al cabo definitivo para Guayaquil City.

Barcelona, que se prepara para su participación en la Liga Pro de Ecuador y en la Copa Libertadores, competencia en cuya última edición alcanzó las semifinales, será dirigido por tercera temporada consecutiva por el argentino Fabián Bustos.

En su plantel, además, estarán sus compatriotas Javier Burrai y Emmanuel Martínez, flamantes incorporaciones al igual que los uruguayos Carlos Rodríguez, Bruno Piñatares y Gonzalo Mastriani, y el brasileño Leonai Souza.

Con el técnico argentino en el banco, el equipo “torero», el que más títulos obtuvo en el fútbol de Ecuador, ganó el campeonato nacional de 2020. Este año, va por nuevos objetivos tanto en el ámbito local como en el internacional.



Source link