Gervonta Davis superó con dificultad a un sorprendente Isaac Cruz y conservó su cinturón regular AMB


Con una diferencia menor a la esperada y ante un rival prácticamente de emergencia, pero valiente, como el mexicano Isaac Cruz, quien hace cinco semanas tomó el lugar del retador obligatorio, Rolando Romero, el estadounidense Gervonta Davis defendió con éxito su título de campeón regular ligero de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), tras imponerse por puntos, en decisión unánime.

El discípulo del múltiple excampeón ecuménico Floyd Mayweather extendió su invicto en el campo rentado a 26 victorias en igual cantidad de peleas, pero no pudo hacer valer su pegada en el Staples Center de Los Ángeles, donde se encontró con un rival de 23 años entusiasta, que afrontaba su primera chance mundialista gracias a la denuncia que recibió Romero de parte de una mujer, por presunta agresión sexual.

Davis resistió la ofensiva estrategia de Cruz en el inicio del combate e hizo valer su experiencia para mantener su cinturón, pero no logró la demoledora actuación con la que esperaba retar a George Kambosos Jr., presente en el estadio donde se congregaron unas 15 mil personas.

Gervonta Davis sufrió ante un rival incómodo como Isaac Cruz, que pretendía mostrarse en la cartelera mundial. Foto Caroline Brehman/EFE

Gervonta Davis sufrió ante un rival incómodo como Isaac Cruz, que pretendía mostrarse en la cartelera mundial. Foto Caroline Brehman/EFE

El australiano dio la gran sorpresa hace poco más de una semana al destronar a Teófimo López de los títulos de supercampeón de peso ligero (135 libras, 61,2 kg) de la AMB y de campeón de la OMB (Organización Mundial de Boxeo) y la FIB (Federación Internacional de Boxeo).

Kambosos Jr. estuvo esta noche en Los Ángeles, del mismo modo que el sábado presenció la victoria de Devin Haney ante Joseph Díaz, en Las Vegas. Al terminar esa velada, el oceánico se cruzó en los micrófonos con el campeón ligero AMB y se desafiaron mutuamente, lo que hace pensar en una próxima contienda entre ambos para la unificación.

El combate

Desde la primera campana, Cruz hizo suyo el centro del cuadrilátero con un boxeo agresivo, con el que solo tardó un minuto en desequilibrar a Davis por intermedio de un fuerte gancho. El mexicano estaba lanzado, aunque Davis lo emboscó con un potente derechazo que hizo que el mexicano pisara la lona.

Sin dejarse impresionar por el campeón o el escenario, el púgil de Ciudad de México no dio un paso atrás y siguió sumando puntos en su apuesta por la distancia corta. El de Baltimore se encontraba visiblemente incómodo en el arranque por tener que defenderse ante su público, mientras se escuchaban gritos de «Pitbull, Pitbull».

Davis, sin embargo, se enfocó en defenderse con su gran velocidad y en buscar el contragolpe con su potente uppercut. A medida que su rival se iba fatigando, el campeón defensor fue haciéndose con el control del ring y superada la parte media del combate ya aterrizaba sólidos golpes.

El campeón resbaló y cayó. Davis no estuvo cómodo casi en ningún pasaje de la pelea. Foto Caroline Brehman/ EFE

El campeón resbaló y cayó. Davis no estuvo cómodo casi en ningún pasaje de la pelea. Foto Caroline Brehman/ EFE

Cruz se fue dos veces al suelo en el octavo asalto, pero se mantuvo en pie y en el décimo puso en problemas al campeón con una feroz embestida contra las cuerdas. Por detrás en los puntos, el azteca buscó a la desesperada el nocaut en los dos últimos asaltos y consiguió que Davis resbalara y cayera a la lona a dos minutos del final.

Fue un momento de desconcierto para el estadounidense, que de todos modos pudo prevalecer en las tarjetas por 116-112, 115-113 y 115-113.

Un rival que se hizo difícil

Davis, gran favorito en este combate, reconoció el desafío que le supuso batir a Cruz, que se quedó con un registro de 22 victorias (15 por nocaut), un empate y dos derrotas, pero también muy bien posicionado en la esfera internacional del boxeo.

«Al principio de la pelea salió muy fuerte (…) Pero yo me lastimé la mano y no pude sacarlo de ahí», explicó el apodado “Tank”, de 27 años.

"Pitbull" Cruz quedó conforme con su pelea, pese a la derrota. Había llegado como reemplazo del retador obligatorio. Foto Caroline Brehman/EFE

«Pitbull» Cruz quedó conforme con su pelea, pese a la derrota. Había llegado como reemplazo del retador obligatorio. Foto Caroline Brehman/EFE

Cruz, por su parte, afirmó: “No tengo nada que decir, que digan otros quien ganó esta pelea». También agradeció el apoyo que recibió desde las gradas por su boxeo extremadamente ofensivo, y agregó: «Es el estilo ‘Pitbull’. Siempre voy a atacar y presionar, es mi forma de boxear».

Con información de AFP.

DB​



Source link