Inter le ganó el clásico a Gremio, lo dejó al borde del descenso y terminaron a las piñas


El clásico de Porto Alegre entre Internacional y Gremio terminó en escándalo: el conjunto rojo, que hizo las veces de local, se impuso 1 a 0 y dejó a su rival de toda la vida en una posición complicadísima con el descenso a la Serie B de Brasil. Hasta ahí, todo relativamente normal. Salvo por lo que ocurrió al terminar el partido: sin siquiera esperar que los jugadores de Gremio dejaran la cancha, los de Inter sacaron ataúdes con los colores de su némesis y empezaron a celebrar y cargar, ante lo que sus rivales no se quedaron en el molde y se armó un escándalo en el que volaron piñas y patadas.

Patrick, jugador de Inter, saca un ataúd de cartón con los colores de Gremio y la "B". Foto REUTERS/Diego Vara

Patrick, jugador de Inter, saca un ataúd de cartón con los colores de Gremio y la «B». Foto REUTERS/Diego Vara

Vuelan las patadas entre jugadores de Inter y Gremio. Foto REUTERS/Diego Vara

Vuelan las patadas entre jugadores de Inter y Gremio. Foto REUTERS/Diego Vara

El jugador de Gremio Bruno Cortez es contenido en medio del escándalo. Foto REUTERS/Diego Vara

El jugador de Gremio Bruno Cortez es contenido en medio del escándalo. Foto REUTERS/Diego Vara

Noticia en desarrollo.





Source link