Juan Fernando Quintero y su zurda mágica homenajearon a Maradona en La Paternal



Venía de hacer un gol olímpico y ahora le abrió el triunfo a River ante Argentinos con un verdadero golazo. Justo en el estadio que lleva el nombre de Diego.

Cuando el árbitro Yael Falcón Pérez cobró una falta cerca del área de Argentinos Juniors, Juan Fernando Quintero no dudó. Iban veinte minutos del segundo tiempo. Y si bien la posición era más para un derecho, él agarró y acomodó la pelota con mucha confianza. Y sacó un remate cruzado que pasó la barrera, dejó parado a Lanzillota y se clavó en el ángulo, mientras los hinchas de Argentinos que estaban detrás del arco miraban atónitos. Y con esa pegada le hizo -justo en La Paternal- un homenaje a Diego Armando Maradona.

Con la 10 en la espalda, el colombiano rescató de la intrascendencia a River a partir de su gol y con su juego condujo al equipo de Marcelo Gallardo a una goleada que era impensada en el entretiempo.

El colombiano entero para conectar al equipo y primero se paró en el medio, como un enganche pero luego se volcó rápidamente a la derecha y desde ahí, la cancha le quedó mejor para enganchar hacia su pierna más hábil. Y con su pie zurdo de porcelana llenó de buenos pases al equipo.

Juanfer viene levantando su nivel y es una buena noticia para el futuro, dado que la idea es seguir contando con él y renovarle el contrato. Pero antes hay que esperar a ver si puede quedar libre del Shenzhen de China, con el que entró en litigio por una deuda salarial. Se espera el fallo de FIFA. Porque una vez que le den la libertad de acción, la institución de Núñez podrá negociar con él, sin tener que pagarle al club chino los cuatro millones de dólares que estaban previstos en una cláusula del contrato a préstamo que entablaron a principios de este año.

Al margen, River necesita de Juanfer ahora. Y en esta última semana, el colombiano se hizo cargo, no solo con su juego, sino con golazos. El miércoles, ante Patronato por la Copa Argentina, en La Rioja, había que hecho uno olímpico y más allá de que no alcanzó para conseguir la clasificación, sirvió para levantar el ánimo del talentoso futbolista de 29 años. Y anoche metió uno de tiro libre, algo que el Millonario no lograba desde el 11 de abril de 2021, cuando Fabrizio Angileri marcó ante Colón.

Así, la zurda mágica del colombiano, esa que le dio al club la máxima alegría de su vida en Madrid, volvió a hacer sonreír a River.



Source link