Julián Álvarez contó cómo fue su primera charla con Pep Guardiola, el DT que lo llevó a Manchester City



En su placard, el rojo y blanco ahora se mezcla con el celeste. Aunque seguirá en River al menos hasta julio, en su contrato figura que hoy ya es jugador del Manchester City. Julián Álvarez llegó al estadio Monumental con una sonrisa de oreja a oreja, feliz porque «se llevó a cabo una buena negociación» que le permitirá continuar haciendo goles en Núñez por un tiempo más, a la espera de ser dirigido por un Pep Guardiola que ya se comunicó con su nueva joyita.

«Tuve una pequeña charla. Soy admirador de él y de la forma de jugar de sus equipos», arrancó el Araña, que no se guardó los detalles de la breve charla que mantuvo con el exitoso DT. «Me dio la bienvenida, me felicitó por lo que había hecho y que estaba contento de que me sumaba al proyecto del Manchester City para estos años», agregó en la previa del amistoso ante Vélez.

A pesar de que nunca perdió la tranquilidad y atravesó el proceso con la madurez que lo caracteriza a pesar de sus jóvenes 22 años, las negociaciones lo mantuvieron en vilo. «Hablaba con mi representante, se comunicaban entre los clubes, pero en lo personal estoy contento», expresó el Araña, que a lo largo del semestre observará jugar a los Ciudadanos en Inglaterra y en la Champions League por TV y enfrentará un duro semestre con River.

Aunque Pep aseguró que quiere contar con él a mitad de año, en lo que será el arranque de la próxima pretemporada (si River sigue en la Libertadores, el City debería pagar una penalidad de u$s 1.700.000 -1.500.000 euros-), Álvarez mantuvo la misma frialdad que a la hora de definir: «Parece que falta poco, pero hay mucho en juego. Están las dos posibilidades, se verá cuando esté cerca el momento y ahora estoy enfocado en River».

Entusiasmado con tirar paredes con Juanfer Quintero y de ir agarrando química con el resto de los refuerzos, aseguró que el equipo «siempre enfrenta los partidos y las competencias de la misma forma», se mostró entusiasmado con pelear todos los frentes que se vienen y más allá del llamado de Pep, con Gallardo también protagonizó una linda charla.

«Había tenido una charla días previos mientras se hablaba del pase y que fuera citado a la Selección. Me dio su punto de vista, coincidimos en algunas cosas, justo me saludó el día de mi cumpleaños que fue cuando se anunció la transferencia y me deseó felicidades», cerró el goleador.



Source link