las trampas del desierto de Las Mil y una Noches desorientaron a los argentinos y a muchos de los animadores


Las formaciones rocosas en medio del asombroso desierto árabe identifica a esta región, que cobija grandes leyendas y buena parte de la historia de este lugar tan misterioso como atrapante. Ha’il, el punto más norteño de esta experiencia Dakar 2022, marcó el puntapié inicial de la competencia. Claro que no es un lugar más en Arabia Saudita. Fue el hogar de históricos personajes, como el caso de Hatim Al Tai, el poeta árabe cuyo altruismo le hizo merecedor de un lugar en relatos como “Las mil y una noches”.

Ha’il es parada obligatoria para buena parte de la multitud que recorre la ruta de peregrinación hacia La Meca. Y tanta cultura ancestral se refleja en el festival local. Y se abrió al deporte motor, con el Rally de Ha’il, de Cross Country, y paso obligado para el Dakar, que visita este lugar por tercer año consecutivo.

La ciudad está rodeada por los desiertos de An-Nafud, Hail, Baqaa, Al Ghazalah y la localidad de Umm Al Qulban. Lugares que para los protagonistas del Dakar fueron inolvidables por la belleza, pero también por los problemas de orientación.

La etapa inicial, que en realidad comenzó el sábado con el prólogo, complicó el inicio de muchos protagonistas, que se “perdieron” literalmente en “el medio de la nada”, tal como lo relataban algunos de ellos a su llegada al campamento de Ha’il.

El piloto Kevin Benavides, durante la segunda etapa del Rally Dakar 2022, este domingo, en Arabia Saudí. Foto EFE/Biel Aliño

El piloto Kevin Benavides, durante la segunda etapa del Rally Dakar 2022, este domingo, en Arabia Saudí. Foto EFE/Biel Aliño

Fue una jornada difícil. Había un par de notas en el roadbook que no estaban correctas seguramente, ya que no podíamos encontrar los way point.

«En realidad fuimos muchos pilotos de distintos equipos que nos desorientamos. Perdimos muchísimo tiempo ahí. Yo venía haciendo muy buena carrera, hasta que llegamos ahí. Ahora deberé poner la cabeza fría y tranquilizarme”, comentó a Clarín Kevin Benavídes, portador del N°1 en motos.

Su hermano, Luciano, de Husqvarna, estaba muy molesto: “No es la forma en la que queremos empezar. Nadie encontraba la pista. Estuvimos como una hora perdidos y los de atrás aprovecharon la gran diferencia. No fue bueno ir adelante hoy. Fue una lástima porque con ese retraso es difícil revertir la carrera, aunque también es cierto que recién arranca”.

No sólo en las motos sucedió esta desorientación generalizada. En autos y cuatriciclos pasó algo parecido. De hecho, Carlos Sainz llamó la atención por su retraso con el flamante Audi eléctrico. El español terminó a dos horas del qatarí Nasser Al Attiyah, con Toyota. Los errores de navegación se sumaron en Audi con la rotura de la suspensión trasera izquierda de Stephane Peterhansel. Los dos experimentados pilotos parecieran usar este Dakar a modo de laboratorio para el desarrollo del precioso auto que apenas emite un silbido en su aceleración.

El piloto Nasser Al-Attiya y su copiloto Matthieu Baumel, durante la segunda etapa del Rally Dakar 2022, este domingo, en Arabia Saudí. Foto: EFE/Biel Aliño

El piloto Nasser Al-Attiya y su copiloto Matthieu Baumel, durante la segunda etapa del Rally Dakar 2022, este domingo, en Arabia Saudí. Foto: EFE/Biel Aliño

Los argentinos se destacaron en esta categoría. Principalmente dos mendocinos. Lucio Álvarez fue cuarto, y se mantiene en esa posición en la clasificación general, y Sebastián Halpern fue sexto, por lo tanto idéntico lugar en la tabla madre.

En cuatriciclos, el gran golpe de escena lo dio el campeón, Manuel Andújar, que se mostró muy firme el primer día, pero aquí padeció una rotura en su vehículo, que lo retrasó y ahora quedó 10°, a 50 minutos del nuevo líder de la general, el lituano Lasvydas Kancius.

Pablo Copetti, argentino aunque compite con licencia norteamericana, fue tercero, delante del debutante argentino también Francisco Moreno, que padeció un problema con el soporte del roadbook.

En camiones, Juan Manuel Silva mantenía su ritmo cauteloso, haciendo sus primeros kilómetros sobre la arena y las dunas mientras que adelante, el poderoso equipo Kamaz, con Dimitri Sotikov.

La lluvia inesperada

En desiertos árabes llenos de misterios y leyendas fabulosas que atrapan a propios y especialmente a extraños a estas tierras, la imaginación puede abarcar cualquier alternativa, menos, obviamente, la lluvia.

Sin embargo el Dakar enfrenta una particular situación, ya que anoche una feroz tormenta azotó al campamento. Y ya modificó el normal desarrollo de la carrera. Para el lunes estaba prevista la realización de la denominada “etapa maratón” (los pilotos llegan solos al campamento siguiente, sin la asistencia de sus respectivos equipos). Pero “el campamento se inundó”, según informó la organización, por lo que Al Artawiyah será pasado por alto para llegar al campamento de Al Qaisumah, al este del país, muy cerca del límite con Kuwait.

El Dakar recién comienza. Quedan unos 8.000 kilómetros aún de recorrido distribuidos hasta el 14 de enero. Un paso en falso para muchos protagonistas y candidatos en cada categoría. Quizás el traspié generalizado le otorgue mayor atractivo a la lucha en cada una de las disciplinas. Mientras tanto, apenas pasó la primera de las mil noches que parecen vivirse en esta particular carrera.

El recorrido

El recorrido del Dakar 2022

Ha’il, Arabia Saudita. Especial para Clarín.



Source link