Leo, más argento que parisino


Leo Messi está viniendo a Ezeiza para sumarse a la Selección por la doble fecha de clásicos sudamericanos, y eso nos pone muy contentos. Claro: no a todos. Tanto la Pulga como Leandro Paredes no jugaron los últimos partidos del PSG, fueron considerados no disponibles por los partes médicos del club y allá hay disgusto de que tengan que venir igual.

Leonardo, director deportivo de los parisinos, defiende una quintita: es responsable del plantel armado con la más arrolladora billetera del planeta, y se queja de que los argentinos podamos disfrutar del supercrack más que los parisinos. Ya refunfuñó dos veces esta semana.

Mirá también

El PSG juega en la cancha, Messi lo mira en un palco. La bronca del director deportivo (Reuters / Sarah Meyssonnier).

El PSG juega en la cancha, Messi lo mira en un palco. La bronca del director deportivo (Reuters / Sarah Meyssonnier).

Si pretende que cada vez que un club ponga en su lista de lesionados a uno, su selección lo desafecte, se acaban las Eliminatorias. La obligatoriedad de dar a los jugadores convocados tuvo uno de sus orígenes en que nadie quería cederlos y todos aparecían en los informes de lesionados.

Leonardo busca razones para justificar por qué su plantel de galácticos aún no arrasa. Pero bien sabe que a los dueños qataríes del PSG les interesa, tanto o más que su rendimiento en el club, que brille en la Selección y esté contento; que prestigie el Mundial del año próximo en su país.

Paredes y Messi, felices en Ezeiza. Si fuera por el manager, no venía ninguno de los dos (foto Juan Mabromata / AFP).

Paredes y Messi, felices en Ezeiza. Si fuera por el manager, no venía ninguno de los dos (foto Juan Mabromata / AFP).

Mirá también

Por lo demás, acaso continuarán los embates de los clubes, que cada vez hacen más problemas para compartir futbolistas con los combinados nacionales de sus países, y jaquean el poder de la FIFA para no tener que cederlos. A la FIFA, por ahora, no se le ocurre idea mejor que hacer un mundial poco más que cada cinco días; la idea de acortar los períodos entre ediciones de la máxima cita no está teniendo quorum.

¿Jugará Leo contra Uruguay y Brasil? Es pronto para saberlo; está con molestias físicas, no se entrenó bien y hasta hizo una escapada a Madrid para tratarse. Pero algo es seguro: si le preguntan a él, juega como sea.



Source link