Lionel Messi y una molestia que se prolonga en el tiempo y que no sólo preocupa en París


¿Qué le pasa a Lionel Messi? Se preguntan acá y allá. Y, por ahora, no hay una respuesta certera. Es por eso que la preocupación crece en París y viaja sin escalas y sin necesidad de visado al predio de Ezeiza. Es que no solo en Paris Saint-Germain se toman la cabeza porque el argentino se perderá hoy su segundo partido consecutivo luego de haber jugado apenas 45 minutos el viernes de la semana pasada contra Lille. La onda expansiva de las dudas alcanza a la Selección de Lionel Scaloni, quien tiene la brújula apuntando hacia los clásicos contra Uruguay -el viernes 12 en Montevideo– y contra Brasil -el martes 16 en San Juan-, en una doble fecha de Eliminatorias que, buenos resultados mediante, podría desembocar en la obtención de un pasaporte sellado con destino a Qatar 2022.

“No estará disponible con el equipo para mañana; estará para viajar con su Selección y ojalá pueda jugar”, contestó ayer Mauricio Pochettino, su entrenador en PSG, cuando fue consultado por la salud de la gran estrella que sumó a su equipo en un mercado de pases recargado. Así, sin vueltas, dejó en claro que Messi no estará este sábado, desde las 17 (ESPN) cuando el equipo de la capital francesa visite a Bordeaux, por la fecha 13 de la Ligue 1 que lo tiene como único líder.

Pero no se quedó ahí Pochettino y hasta ensayó una explicación que dejó entrever que las molestias físicas de Messi pueden acompañarlo en los próximos días, incluso con riesgo de que deba perderse algún partido con el seleccionado. “La situación de Leandro Paredes me genera dudas, creo que no va a viajar. Leo sí viajará porque está dentro de ese periodo que puede estar disponible, y es también la regla que indica que un jugador citado puede ser chequeado en su Selección Nacional. Creo, no quiero meter la pata porque no soy abogado. Pero creo que es así”, se explayó el DT nacido en la localidad santafesina de Murphy, que ya escucha de fondo cuestionamientos varios por su PSG en un patinoso arranque de temporada en el que los resultados acompañan pero el juego y el funcionamiento están en rojo.

¿Qué le pasa a Messi? En realidad, la pregunta pasa por descubrir qué le pasa a esa pierna izquierda que comenzó con una molestia en la rodilla que se hizo crónica luego de aquel patadón criminal que le propinó Adrián Martínez en el duelo contra Venezuela por las Eliminatorias del pasado 2 de septiembre que la Selección ganó 3-1 en Caracas.

Messi y una mirada pensativa. Foto FRANCK FIFE / AFP

Messi y una mirada pensativa. Foto FRANCK FIFE / AFP

Esa dura entrada dejó su huella. No le impidió seguir jugando aquel partido en la capital venezolana. Más allá del apósito que lució para cubrir el taponazo, tampoco lo privó de jugar los cinco minutos en el suspendido choque contra Brasil por la invasión de autoridades sanitarias al campo de juego. Para ser sinceros, ni se notó días más tarde cuando se despachó con un triplete ante Bolivia en el Monumental. Pero el dolor estaba. Nunca se terminó de ir. Fue entonces cuando aparecieron, para completar el cuadro, las molestias musculares que le hicieron perder más de un entrenamiento y varios compromisos.

Tras aquella triple fecha de Eliminatorias, jugó dos partidos de tres disputados por su equipo en la Champions League -se perdió el del miércoles pasado contra Leipzig- y no estuvo en tres de los siete encuentros que PSG tuvo por la Ligue 1 -apenas completó dos-. Esas ausencias encendieron las alarmas en París. Fue el brasileño Leonardo, director deportivo del club propiedad de los qataríes, quien lo hizo público.

“¿Messi? Es un poco difícil de explicar. En estos dos meses ha pasado más tiempo con su selección que aquí. Disputó tres partidos en el último parón internacional. Después viajás, vas, venís. Y ahora tiene problemas musculares”, enfatizó tras la victoria sobre Lille en la que Messi estuvo apenas 45 minutos en cancha en los que se lo vio errático y con la cabeza en otro lado.

Messi preocupa al PSG pero también a la Selección. Foto Bertrand GUAY / AFP

Messi preocupa al PSG pero también a la Selección. Foto Bertrand GUAY / AFP

El último parte médico de PSG se había limitado a indicar que tiene una “molestia en los isquiotibiales de la pierna izquierda y dolores en la rodilla tras una contusión”. Fue por eso que no llamó la atención que no viajara a Alemania. Tampoco llamó la atención que aprovechara el parate para irse de una escapada a Madrid para visitar al fisioterapeuta Joaquín Juan, el mismo especialista de la Clínica TVA al que acudió en 2015 cuando sufrió la rotura del ligamento colateral izquierdo.

En la capital española también fue revisado por el médico de la Selección, Daniel Martínez, quien había viajado a España para seguir de cerca la evolución de Sergio Kun Agüero, quien pasará 3 meses sin jugar por la maldita arritmia cardíaca.

Desde el entorno de Messi evitan los detalles. Lo claro es que necesita descanso. Algo lógico para un futbolista de 34 años que por segundo año no hizo pretemporada y que, una vez que la pandemia permitió volver a los calendarios habituales, tuvo una agenda cargada con la Selección, una despedida forzada de Barcelona y una súbita mudanza a París con un equipo en proceso de construcción.



Source link