los arbitrajes de Barracas y el porqué de los fantasmas


El escándalo de la noche del martes en la victoria de Barracas Central ante Patronato no significó la aparición de un nuevo fenómeno que llegó para enturbiar más un fútbol argentino que tiene goteras por todos lados. Eso que pudo haber sorprendido a los distraídos fanáticos que siguen el torneo elite de nuestro país, fue una película repetida para los hinchas del Ascenso.

Apenas unos meses atrás, a fines de 2021, todo el mundo hablaba, cuestionaba, señalaba, pataleaba y se golpeaba la cabeza por los polémicos arbitrajes que se sucedían fecha a fecha cuando el equipo de Ricardo Chiqui Tapia, el flamante presidente de la AFA, salía a la cancha. El manto de sospecha fue la pilcha con la que llegó a Primera. Y eso que parecía en el pasado, salió a flote en Floresta…

Baliño quedó en la mira...

Baliño quedó en la mira…

Baliño y Barracas

El árbitro Jorge Baliño, de mala actuación pese a que él en el espejo se apreció impecable, había tenido un partido polémico con Barracas que generó el enojo de San Lorenzo por un penal que no vio por agarrón a Bareiro. Por supuesto que pudo haber entendido que no era falta o, tal vez, la rapidez de la acción no le permitió captar el momento: lo extraño es que el VAR no lo llamó y no dijo ni mu…

¿Quién estaba en la sala de videos? Yael Falcón Pérez. “Baliño nos dijo que él ve la sujeción, pero que no alcanzaba para tirar al delantero. Si hay sujeción en el área, es penal. Pero además no entiendo por qué el VAR no llamó a Baliño para ver la jugada, estoy tratando de que alguien me explique por qué no pasó”, se preguntó Ruben Darío Insua, DT de CASLA.

En ese partido, al Ciclón le anularon un gol por un offside finito, finísimo, ínfimo: las líneas de colores del VAR tiraron unas paralelas astrofísicas para fundamentar la decisión: si las líneas lo marcan, y las imágenes no son claras, pues le dan la derecha a la tecnología. Para eso llegó…

El pasado, ¿pisado?

Al partido siguiente, el mismo hombre del VAR que omitió el agarrón a Bareiro, fue designado para dirigir a… Barracas Central, que ganó en su visita a Talleres. De todos modos, tuvo un buen arbitraje. Pero más de uno que padeció la Primera Nacional en el 2021 habrá sentido un puntazo en el pecho. En esa travesía frenética y sin escalas que tuvo el Guapo, hubo un sinfín de polémicas.

En pleno torneo, el presidente de Gimnasia de Mendoza, Luis Vila, estalló: “Hay tres delincuentes que no pueden dirigir más. Nelson Sosa es un corrupto y delincuente, y me hago cargo de lo que digo; Yael Falcón es el peor árbitro de la categoría; y el señor Ceballos es otro corrupto. Muchos dirigentes del fútbol argentino piensan lo mismo”. Eran días en que técnicos, jugadores y directivos se quejaban de fallos inexplicables…

Volvamos a la noche espectral en cancha de All Boys. Como el club no tiene fibra óptica, el VAR estuvo en un camión equipado con toda la tecnología, que, además de Diego Abal y Diego Ceballos, contó con la presencia de Federico Beligoy, el Director Nacional de Arbitraje. ¿Qué vio él? Que sus muchachos tuvieron un partido impecable. Apoyó cada decisión de Baliño y el VAR.

En el primer gol anulado a Axel Rodríguez, por offside tras un rechazo de un rival -Salvareschi-, habría visto un imperceptible roce en un jugador de Patronato. En el penal que le dan a Barracas, podría haber un toquecito a Calderara, que voló como si le hubiesen amputado las piernas. Eso, claro, en cuanto a las dos jugadas más polémicas, aunque a lo largo del partido ocurrieron un montón de fallos insólitos:faltas que no eran o posiciones adelantadas inexistentes…

Mirá también

Cosas de Guapo

En tiempos de PN, otro apuntado cada vez que lo designaban para pitar a Barracas era Andrés Merlos, que lo salvó en un duelo clave ante Brown de Adrogué. El hombre que llegó a juez internacional con Chiqui Tapia, quedó observado por el ambiente del fóbal…

Mirá también

No fue casual que hace un mes, cuando River eliminó al Guapo de la Copa Argentina, el Muñeco Gallardo dijera post victoria: “El equipo hizo un buen partido pese a Merlos”. La batalla campal que vivieron los jugadores de Patronato en Floresta revivió los fantasmas del Ascenso. ¿Es un afano?

Mirá también



Source link