Malaspina, Rapisarda y un tapado del Gobierno y cuatro grandes


El fútbol también tiene su grieta a bordo de una Liga Profesional que busca autonomía de Viamonte. Aunque resultará difícil despegarse de la política nacional. A fin de cuentas, el Ministerio de la pelota no es un órgano independiente de los movimientos de la Casa Rosada. Y hay un actor que entró a jugar sobre el cierre de las listas para las elecciones del 8 de abril: Luis Segura, el ex presidente de la AFA.

El hombre que reemplazó a Julio Grondona, tras su fallecimiento el 30 de julio de 2014, trabaja entre las sombras. Tiene relación con Alberto Fernández no sólo por afinidad y filiación pasional: el primer mandatario fue jefe de campaña del presidente de Argentinos Juniors en los tristemente célebres comicios del 38 a 38. Y en la rosca, jugará a favor de Mario Leito, mandamás de Atlético Tucumán, uno de los candidatos a presidente que irá acompañado por River, Boca y Racing en las vicepresidencias y tendrá el aval de San Lorenzo.

Segura tiene otra motivación para apoyar al dirigente tucumano: del otro lado estará Cristian Malaspina. El actual titular del club de La Paternal corrió al veterano dirigente en 2015, cuando se impuso en las elecciones internas a su bendecido Darío Vaccarini. Después de 14 años, tuvo que dejar el poder. Y quedaron las heridas abiertas, claro.

Leito es diputado del Frente de Todos por Tucumán. Y en Balcarce 510 tiene su propio aliado: Juan Manzur, Jefe de Gabinete. En definitiva, el hombre fuerte del Decano tiene apoyo del oficialismo.

Mario Leito surge como el candidato del Gobierno y los clubes grandes.
Foto Juano Tesone

Mario Leito surge como el candidato del Gobierno y los clubes grandes.
Foto Juano Tesone

River y Boca estarán representados por Ignacio Villarroel, vice 2° millonario, y Ricardo Rosica, secretario general xeneize. Ambos serán los vicepresidentes. Racing podría ser el tercero a través de Alfredo Chiodini. De este modo, quedó descartada la posibilidad de Víctor Blanco como candidato del consenso. El presidente de la Academia sólo aceptaba encabezar una lista única. Le cerraba al peronismo y a La Cámpora, muy a pesar del frente interno que tienen a nivel nacional.

En este espacio político estarán San Lorenzo, que ostentaba la presidencia con Marcelo Tinelli, a quien removieron en un acuerdo de 22 clubes; Talleres, Unión, Godoy Cruz, Newell’s, Patronato, Banfield y Defensa y Justicia.

Malaspina se viene moviendo desde diciembre, cuando fue por Tinelli. Para algunos dirigentes, el mandamás de Argentinos llevó adelante un golpe de Estado. Lo cierto es que la mayoría estuvo de acuerdo en terminar con el mandato del showman, quien había pedido licencia en San Lorenzo para dedicarse a su programa de TV, el que canceló a fin de año por bajo rating. Y tiene un apoyo clave: Claudio Tapia.

Malaspina llegó a Argentinos Juniors en 2019. Ahora va por la Liga.

Malaspina llegó a Argentinos Juniors en 2019. Ahora va por la Liga.

Cerca del máximo directivo del Bicho aseguran que tiene 19 de los 28 votos. Entre ellos, Independiente. ¿Por qué el Rojo está por fuera del Big Five del fútbol argentino? Hugo Moyano acercó posiciones con Tapia, quien fue importante en el financiamiento para levantar los 200 millones de pesos en inhibiciones. La relación entre el camionero y su ex yerno estaba rota, fundamentalmente, por la pelea con Pablo. El hijo del sindicalista se abrió del club y esa coyuntura allanó el camino para la reconciliación. Héctor Maldonado, la pata de Alsina y Bochini en la Liga, tracciona a favor de Malaspina.

Lanús, Gimnasia y Colón también lo respaldan. En Huracán dijeron: “Todo lo que esté en contra de Tinelli”. Y ahí va el Globo con el dirigente de Argentinos. Central está dividido: Ricardo Carloni es más cercano a Malaspina que el presidente Rodolfo Di Pollina. Y hay un actor que tiene dos ofertas sobre la mesa: Sergio Rapisarda. El mandamás de Vélez podría ser el secretario. Lo quieren de ambas listas.

“Hasta ahora, la única oferta en góndola es la de Malaspina. Con las listas presentadas, veremos”, le confió a Clarín un dirigente del espacio de Leito. La rosca, está claro, no se detendrá y girará con mayor Mañana por la mañana vence el plazo para presentar las listas ante la Comisión Electora de la AFA, según reza el artículo 82° del Estatuto de la Liga.

El uno de Vélez, Rapisarda, quiere ser el uno de la Liga Profesiona. 
Foto: Marcelo Carroll

El uno de Vélez, Rapisarda, quiere ser el uno de la Liga Profesiona.
Foto: Marcelo Carroll

El objetivo principal del nuevo conjunto directivo será articular beneficios para el fútbol argentino. Desde el dólar fútbol (para evitar que el Banco Central licue al cambio oficial cada ingreso desde el exterior), el decreto 12/12 que modificó el Gobierno de Alberto Fernández y eximía a los clubes de algunas cargas sociales, los costos de los operativos policiales –quieren que se haga cargo el Estado-, la eximición del 15% que le corresponde a los jugadores y una renegociación de los derechos de televisión.

En definitiva, se trata de una pulseada de poderes. Porque gane quien gane, ya sea Leito o Malaspina, todos se sentarán en la misma mesa del Comité Ejecutivo. El poder, claro, lo tendrán unos sobre otros. Y vale tanto (o más) que el dinero.



Source link