Pese a las 16 bajas, el Barcelona se llevó una victoria de Mallorca


Pese a tener 16 bajas entre Covid-19, suspensiones y lesiones, el Barcelona de Xavi pudo ganar 1 a 0 en su visita al Son Moix de Mallorca con un gol de Luuk de Jong en la primera parte. Sobre el final del partido, Ter Stegen tuvo una salvada prodigiosa que aseguró el resultado en el tiempo de descuento.

No le sobró nada a un equipo catalán que se presentó en la isla repleto de juveniles. El único gol del partido que aseguró los tres puntos acerca a los azulgranas a las plazas que dan acceso a la Liga de Campeones y deja al equipo de Luis García Plaza más cerca de la zona de descenso. Además, la victoria en Mallorca tiene un sabor extra por ser el segundo triunfo en 19 jornadas de los azulgranas lejos del Camp Nou (también venció al Villarreal).

Xavi Hernández, que ya se había mostrado contrario a que el partido se jugara, sólo pudo disponer de once futbolistas del primer equipo; dejó en el banquillo a dos de los disponibles, Lenglet y Umiti, y dibujó un once con dos refuerzos del filial, Ilias Akhomach y Ferrán Jutglà.

En total, entre las bajas por contagios, lesiones y otras razones, el técnico catalán no contó con 16 jugadores en la isla. Ante esas circunstancias Xavi recompuso el once con Araújo como improvisado lateral izquierdo, Riqui Puig, en el centro del campo, Jutglà y Ilias en el ataque acompañando a Luuk de Jong.

El Mallorca alineó a un once muy reconocible. Sorteó mejor que su rival el hándicap de las cuatro ausencias por coronavirus de las que informó esta semana -todavía se desconocen sus identidades- y su baja más importante fue la del japonés Take Kubo, que no siquiera estuvo en el banquillo.

En primer plano: Luuk de Jong festeja su gol.
Foto: AP Photo/Francisco Ubilla)

En primer plano: Luuk de Jong festeja su gol.
Foto: AP Photo/Francisco Ubilla)

El partido tuvo un dominador claro desde el principio. Los azulgranas minimizaron a su rival, le encerraron en su campo y no le dejaron maniobrar. En los primeros 20 minutos no hubo ningún acercamiento de los locales a la portería de Ter Stegen; tampoco el Barça creó demasiado peligro, con excepción de un disparo de Ilias (min. 9), al que Reina desvió al córner.

Poco después, Luuk de Jong se convertiría en el gran protagonista del partido al estrellar, en un minuto, dos remates en el palo y en el larguero, el segundo de ellos tras una chilena espectacular. El delantero neerlandés tuvo su premio (min, 43) al conectar un cabezazo tras un centro de Mingueza que se coló en la portería después del resbalón del meta Manolo Reina. El 0-1 castigó a un Mallorca que solo creó cierto peligro a través de dos lanzamientos de falta ejecutados por el surcoreano Kang-in Lee.

Los azulgranas fueron más conservadores en la reanudación. Frenó el ímpetu con el que afrontó el choque y permitió la reacción mallorquín, que ya en el minuto 55 pidió penalti por una caída de Antonio Sánchez en el área. Fue más atrevido el Mallorca, dispuesto a aprovechar cualquier error, como el que cometió Jutglà al perder un balón que originó la falta máxima reclamada por Sánchez, que Mateu Lahoz no apreció como tal.

Lenglet sustituyó a Mingueza, con problemas musculares, con lo cual, Araujo pasó al lateral derecho. También entró Estanis por Ilias.El equipo de García Plaza quemó todas sus naves en busca del empate. Lo tuvo en varias ocasiones, la más clara, en el tiempo de descuento.

Un salvador Ter Stegen detuvo un remate de Jaume Costa para impedir el empate local. El arquero alemán fue el héroe de su equipo y así lo reconocieron sus compañeros, que lo abrazaron al finalizar el partido celebrando un triunfo que los deja a un punto de la Liga de Campeones.

El Real Madrid perdió un invicto de tres meses

En el inicio de la jornada, el Real Madrid, líder de LaLiga española, tuvo su primera derrota entre todas las competiciones desde hace tres meses, este domingo al caer por 1-0 en Getafe. A pesar de eso, sigue a 8 puntos del Sevilla, su inmediato perseguidor.

El equipo blanco, que no perdía desde el 3 de octubre cuando cayó en cancha del Espanyol de Barcelona (2-1), cayó este domingo con un gol del turco Enes Unal en el minuto 9, en una jugada en la que el delantero del Getafe robó el balón al brasileño Eder Militao para batir por bajo al portero belga Thibaut Courtois.

Unal, de Getafe, amargó al Madrid.
Foto: REUTERS

Unal, de Getafe, amargó al Madrid.
Foto: REUTERS

Así, el equipo del italiano Carlo Ancelotti pone fin a una serie de quince partidos sin perder (en tres meses), en la que registraron 13 victorias y 2 empates. Además, comienzan el el año con una derrota que probablemente no entraba en sus planes, ante el décimosexto clasificado de LaLiga.

«No hay mucho que decir en este partido, sino que nos hemos quedado de vacaciones un día mas. El equipo no parecía el equipo que había terminado el año antes de Navidad. Había menos compromiso, menos concentración. No merecimos perder, el empate habría sido más justo», resumió Ancelotti.

Para el Getafe, este triunfo es un balón de oxígeno bienvenido en este inicio de año, con el que el equipo de la periferia de Madrid se aleja provisionalmente de la zona roja de la clasificación, con dos puntos de ventaja sobre el primer equipo en la zona de descenso, el Alavés (18º).

Carlo Ancelotti realizó algunos ajustes para intentar arreglar el mal inicio: Ferland Mendy y Marco Asensio cedieron sus puestos en el descanso a Marcelo y a Eden Hazard, que disputaba su 15º partido de la temporada, pero sin éxito.

Felizmente para el equipo blanco, Militao, protagonista del error inicial que ofreció el gol al Getafe, puso su rodilla para desviar un disparo de Carles Aleñá poco antes del descanso (45+1) y evitar el 2-0.

Esta derrota no es la única mala noticia para Ancelotti: Rodrygo, que se lesionó el hombro izquierdo en una caída al inicio del segundo período, fue sustituido en el minuto 67 por Mariano.

Con Información de AFP y EFE





Source link