una dura historia personal que no le impidió llegar al Balón de Oro


En las últimas horas se confirmó una de las peores noticias para la Eurocopa femenina. A dos días del debuto, Alexia Putellas, la mejor jugadora del mundo, sufrió la rotura de ligamentos de su rodilla izquierda en uno de los entrenamientos de la Selección de España.

Esto fue un cimbronazo mundial que sacudió a todos los simpatizantes de La Roja que esperaban verla brillar en el campo de juego. Pero también afectó puntualmente al mundo Barcelona, donde la mediocampista que ganó el Balón de Oro 2021 se desempeña futbolísticamente.

El mismísimo Xavi Hernández, entrenador de la Primera División masculina, le dedicó un sentido posteo en las redes sociales a la volante zurda de 28 años. En la imagen se puede ver a una joven Alexia Putellas en el «Campus Xavi», un lugar donde los jóvenes talentos van a perfeccionar su aprendizaje de juego, junto al actual director técnico. Pasaron algunos años desde aquel momento.

Alexia Putellas y Xavi Hernández. Foto: Instagram.

Alexia Putellas y Xavi Hernández. Foto: Instagram.

«¡Aquí estoy con la mejor jugadora del mundo! ¡Nos demostrará a todos que es una campeona!», escribió el ex mediocampista que brilló en la era de Pep Guardiola y salió campeón del mundo en 2010 con la Selección española. Para finalizar, le dedicó una arenga motivacional: «¡Mucha fuerza Alexia! Volverás más fuerte«.

Pero, ¿quién es ésta futbolista que está en boca de todos y es considerada la mejor del mundo?

Putellas se perderá un torneo en el que estaba apuntada a ser figura. Foto: Twitter.

Putellas se perderá un torneo en el que estaba apuntada a ser figura. Foto: Twitter.

Un comienzo con tropiezos

Alexia Putellas nació el 4 de febrero de 1994 en Montes del Valles, Barcelona. En su infancia nunca faltó a un picado de fútbol. Ella misma armaba los equipos en su colegio y era habitual verla jugando con los niños varones. En ese aspecto nunca se sintió discriminada. Pero también era una de las que más sobresalía. Si no le tocaba elegir a sus compañeros, todos la querían en su equipo.

Hincha fanática del FC Barcelona, deseaba ponerse la camiseta de su club. Pero, más allá de que su habilidad técnica era notable, no había una categoría para las chicas de su edad. Finalmente, se decantó por el Sabadell. En el club barcelonés jugaba con chicas de 13 años teniendo tan solo 7.

Producto de esta diferencia pasó más tiempo del que desearía en el banco de suplentes. La niña era habitual recambio y, mientras no jugaba, hacía castillitos de arena a los costados de la línea de cal. Está claro, debía darle rienda suelta a su creatividad de alguna manera.

Su siguiente club fue el Espanyol, casualmente el clásico rival de los culés. Realizó inferiores en aquella institución y debutó como profesional con la camiseta de los Pericos en la Primera División en la temporada 2010/2011. Tenía 16 años.

Al siguiente año se fue al Levante. Con el club valenciano disputó una temporada que le sirvió para tener más minutos en el campo de juego y creció futbolísticamente. Para ese momento era una de las figuritas de la Selección española juvenil.

Una dura pérdida familiar

Alexia ya había sido parte del combinado que levantó las Eurocopas Sub-17 en 2010 y 2011. Y en 2012, mientras se preparaba para afrontar la fase final de la Eurocopa Sub-19 en Turquía, sufrió uno de los embates más duros de su vida: falleció su padre.

Jaume Putellas la había acompañado en este sueño de convertirse en futbolista profesional. Él era el hombre que había estado a su lado cuando otros desconfiaban. El mismo que le transmitió el amor por el Barcelona. La Reina debió enfocarse en su carrera profesional en pleno ascenso y, a la vez, transitar el duelo apoyándose en su madre y su hermana.

Se transformó en un ícono de la ciudad. Foto: AFP.

Se transformó en un ícono de la ciudad. Foto: AFP.

“Si alguna vez me da un bajón pienso en lo que haría él en mi situación y sigo adelante. Me llevaba al fútbol de pequeña. Me lo dio todo. No hay hora en la que no me acuerde de él. Incluso en los partidos en los que me fallan las piernas», contó en una entrevista al periódico español El País.

“Nunca me decía lo que hacía bien y yo me enojaba y le decía: ¡Papá, que yo también hago cosas bien! De pequeña era vaga y me decía que tenía que correr más. Se lo agradezco porque gracias a él me exijo siempre el máximo”, finalizó Alexia.

En aquella Eurocopa Sub-19 llegaron a la final pero perdieron contra Suecia con un gol en la prórroga. Luego, llegó el momento que siempre estuvo esperando. En julio de 2012 fichó por el Barcelona, el club de sus amores y cambió para siempre la historia del fútbol femenino.

El club de sus amores

El éxito en estos diez años en el club Azulgrana se podría resumir con los títulos que levantó: cinco Ligas de España (2013, 2014, 2015, 2020 y 2021) cinco Copas de la Reina (2013, 2014, 2017, 2020 y 2021) y una Supercopa de España (2020). Además, en mayo de 2021 levantaron la primera Champions League femenina en la historia del Barsa luego de ganarle al Chelsea por 4-0.

El 2021 fue su gran año. El Barcelona consiguió el triplete y Alexia fue galardonada por la revista France Football con el Balón de Oro. En esa etapa, con la cinta de capitana en el brazo, convirtió alrededor de 30 goles y 20 asistencias. Además, fue destacada como mejor volante de Europa, MVP del torneo local y mejor jugadora de la temporada 2020/2021 por la UEFA.

También la FIFA la distinguió con el premio The Best. Su excelente carrera deportiva la llevó a ponerse la camiseta de la Selección española en dos Copas del Mundo (Canadá 2015 y Francia 2019).

La ilusión de ver el mejor fútbol de Alexia Putellas en la Eurocopa Femenina quedará suspendido por la reciente lesión en su rodilla izquierda. La Selección femenina de fútbol de España deberá entonces rearmar su plan de juego para que no se note la ausencia de la mejor jugadora del mundo. Si bien el torneo comienza este miércoles, la Roja recién debuta este viernes al mediodía ante Finlandia.

En tanto, habrá que ver cómo se repone de esta lesión y cuánto influye en su carrera deportiva. Aunque algo está claro. Alexia Putellas sabe cómo superar los momentos difíciles. Lo hizo siempre a lo largo de su vida. La Reina que pasó de ser la suplente que armaba castillitos de arena, a ser la mejor jugadora del mundo.



Source link