Valparaíso fue el escenario de los descensos más osados en bicicleta


Tres años tuvieron que pasar para que regresara a Valparaíso uno de sus eventos deportivos más importantes y con mayor trayectoria de la región, la Red Bull Valparaíso Cerro Abajo.

En su 18ª edición se repitió la escena de 2019: una batalla épica por el primer lugar entre el chileno Pedro Ferrira y el checo Tomas Slavík, y sólo milésimas de segundos de separación para que Ferreira se consagrara como campeón indiscutido de este 2022.

El atleta nacido en Quilpué completó un descenso perfecto con un imbatible tiempo de 2 minutos 1 centésimas y 95 milésimas, lo que lo transformó en el nuevo bicampeón de la competencia.

0203_bike

El resto del podio lo conformaron el checo Tomás Slavík, que quedó a sólo 0,04 del campeón y quien venía por su revancha tras la caída que en el 2019 lo dejó fuera de competencia; y el alemán Johannes Fischbach, que terminó la competencia cuando el cronómetro marcaba 2’19’’27.

Todos ellos formaron el selecto grupo de 16 riders que pasaron a la final tras las clasificatorias previas, en las que bajaron 28 pilotos. En la definición hubo representantes de Perú, Ecuador, Colombia, República Checa, Suecia, Brasil, Alemania y Chile.

El track de este año –que debido a las medidas sanitarias que exige la pandemia solo contó con público limitado en algunos sectores– empezó su recorrido en el inicio de la escalera Bocaccio, en calle Carlos Pezoa Veliz. Tras esta sección, los riders cayeron literalmente en el techo del “patio de la Señora Sonia”, para continuar en dirección al Hostal Faro Azul, donde los corredores atravesaron por el interior de la casa y cayeron hacia calle El Manzano. De ahí el descenso prosiguió hasta la Plaza Bismark y la calle Atahualpa, que es una de las más empinadas y sinuosas de Valparaíso. Los últimos metros del track incluyeron una pasada por un conteiner en Av. Cumming, para atravesar la famosa Pérgola de las Flores hasta la meta ubicada en la Plaza Aníbal Pinto.





Source link