A Las Leonas les cancelaron el vuelo, durmieron en España y tendrán una escala en un país poco feliz tras el subcampeonato en el Mundial


La caída por 3 a 1 ante Países Bajos en la final del Mundial femenino de hockey sobre césped, que se disputó el domingo en Terrassa, le dolió mucho a Las Leonas. Las argentinas, que habían llegado confiadas y en un gran momento deportivo, recibieron sus medallas de plata con tristeza y hasta algo de enojo, más allá de que el balance global del torneo fue muy positivo. Y como para alimentar la bronca, este lunes, cuando se disponían a emprender el regreso a nuestro país, sufrieron la cancelación del vuelo y debieron retrasar la vuelta. Encima, el nuevo itinerario las obligará a hacer una escala en Ámsterdam, la casa del seleccionado neerlandés.

Agustina Albertario, jugadora de Las Leonas. Foto: Instagram @agusalbertario

Agustina Albertario, jugadora de Las Leonas. Foto: Instagram @agusalbertario

«Gracias Air France por cancelar el vuelo», escribió Agustina Albertario, una de las figuras del equipo albiceleste, en una historia que compartió en su cuenta de Instagram.

«¡¡Son la peor aerolínea!!», continuó la delantera, al tiempo que mostró imágenes en las que se ven toda las valijas y a las jugadoras. «Nos cancelaron el vuelo, nos hicieron esperar tres horas en un micro y nos mandaron a un hotel a 90 kilómetros del aeropuerto. Estamos desde las 15 dando vueltas. ¡¡Vergüenza!!».

Según adelantó en ESPN Mercedes Margalot, ex Leona, que fue parte del equipo de transmisión del certamen, las argentinas deberán esperar ahora un nuevo vuelo de otra aerolínea, que hará escala en la capital neerlandesa, una parada que quizás tendrá un sabor amargo para las jugadoras albicelestes, a tan pocas horas de la dura derrota. Y llegarán a Buenos Aires recién el miércoles por la mañana.

El equipo dirigido por Fernando Ferrara, número dos del ranking mundial y que venía de ganar la Liga de las Naciones, no pudo sellar con el trofeo un gran Mundial, en el que superó con puntaje ideal la fase de grupos y venció luego en cuartos a Inglaterra y en semis a Alemania.

En la final, volvió a caer frente a Países Bajos, líder del escalafón de la FIH, que lo dejó otra vez sin título, como había hecho hace poco mas de un año, al ganarle también por 3 a 1 el duelo por la medalla dorada de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

El seleccionado europeo, uno de los anfitriones del Mundial (algunos partidos de la primera fase y de los playoffs se jugaron en Amstelveen), se consagró campeón mundial por novena vez en su historia -es el más ganador en este nivel- y por tercera edición consecutiva.

El argentino, en tanto, se quedó con las ganas de sumar su tercera corona, luego de las que había conseguido en Perth 2002 y Rosario 2010. Como «consuelo», se llevó los tres premios individuales más importantes del torneo: Mejor Arquera (Belén Succi, quien jugó su último torneo con la camiseta celeste y blanca), Mejor Jugadora (María José Granatto) y Goleadora (Agustina Gorzelany). 

Las jugadoras argentinas Belén Succi, Agustina Gorzelany y Maria Granato tras recibir sus premios individuales. Foto: EFE / Alejandro García.

Las jugadoras argentinas Belén Succi, Agustina Gorzelany y Maria Granato tras recibir sus premios individuales. Foto: EFE / Alejandro García.