«Aquel mágico ‘Buenos Aires secreto’ que describía mi padre»


La función de lo poético en la prosa recorre toda la obra literaria de mi padre Luis Alberto Ballester (1929-2002), escritor, poeta y periodista; que quiero rescatar, a 19 años de su temprano día de sueño final, evocándolo en estas líneas y en uno de los diarios, Clarín, en donde colaboró por años con “Caminatas por Buenos Aires secreto”.

En sus caminatas y sus exploraciones de un Buenos Aires por descubrir, compartidas en sus estampas del Clarín de los viernes, supo mostrar lo inadvertido como aquello que de tan notorio se han tornados casi secreto; rescatando una expresividad de un mundo que late, revelando de Buenos Aires sus sitios, estatuas, techos, casas, iglesias, pasajes, bares, calles fuentes, monumentos ocultos por el frenesí cotidiano, descubriendo su resplandor y belleza desde un abordaje estético, humano e histórico.

Se sumergió en historias de casas, plazas, estatuas y veletas de los techos de la ciudad, animándolos, en la mirada del observador sensible. En las alturas es donde el espíritu al fin se expande, buscando “esa maravillosa libertad”; soledad, caminatas nocturnas, revelación, misterio, dicha, epifanía, efímero, portavoz, enviado, son algunas de las palabras que enhebraron sus caminatas, cargadas de magia, mensajes y encantamiento.

“Aletea la ropa solitaria con el viento/es el paraíso invernal de mi cuerpo/que danza en los días que aún son míos”, expresaba en Brilla la Cercana Luz. En La quieta Luz del Jardín podemos leer: “El hombre sólo vive un día. ¿Qué es el hombre, que no es? El hombre no es más que la sombra de un sueño.

Pero cuando Zeus le concede la gloria sagrada, una brillante luz, un rayo de alegría ilumina su vida” y despierta el dios que duerme en nosotros. La conciencia del escritor es a la vez una revelación, la de que vive para captar el fugaz momento en el que la brillante luz nos alumbra, y da sentido a nuestra vida y a nuestra escritura, que son lo mismo; en sus obras y en todo lo vivido y compartido la luz brillará, efímera pero incesante y cercana, cálida en lo que ha dejado.

“A la noche los techos fosforecen en los ojos de los gatos. Una puerta abierta los ilumina de manera efímera. En un segundo la puerta se cierra y queda sólo la luz que cae de las estrellas”. Tus hijos y nietos, tus afectos y amigos y lectores, tus compañeros te extrañamos con entrañable cariño.

Damián Pablo Ballester / dpballester@hotmail.com

El país, ante la inestable situación económica

Parecería un hecho previsible o quizás nada previsible, que una decisión de quien lidera el espacio kirchnerista, bastó para designar -sin cuestionamiento-, y de manera extemporánea, a su compañero de fórmula en el cargo de presidente a los fines de competir en las elecciones presidenciales del 2019.

Este dueto inimaginable, victorioso en la contienda del 2019, en su travesía hacia la conquista del gobierno, no ha podido o no ha querido superar sus enconos del pasado, llevando a la República a un callejón sin salida.

Su otro socio adicto compulsivo del poder, obnubilado por su nuevo cargo de súper ministro, no ha podido o tal vez a no ha querido ver que sobre él pende la espada de Damocles del cristinismo. En esta situación de gravedad, en la que muy pronta sonará la alarma de la desesperación en la conducción oficialista, por la que nadie se hará cargo culpándose unos y otros sin dar respuesta a tanta desolación e incertidumbre que cubre a todo el elenco gubernamental.

En tal sentido, nadie arriesga a predecir el futuro, el silencio manso de la mayoría de la ciudadanía puede llegar a ensordecer a de toda una dirigencia, sin embargo un sector identificado con la vicepresidente no oculta su pretensión de que Cristina ante el llamado a un operativo clamor, y así como lo establece la Ley de Acefalía, pueda asumir a la presidencia de República.

Ante la eventual posibilidad, quiénes aún creemos en los valores democráticos, no nos dejemos que nos sigan robando nuestros sueños y esperanzas. Recordemos que en la Oración por la Patria, decíamos “Argentina canta y camina”, hoy teniendo a Dios como testigo deberíamos decir “Argentina piensa y encuentra un mejor camino”.

Roberto FIordalisi Saravia / rofsaravia@hotmail.com

Argentina está pasando una etapa de reconstrucción, llegando a una remisión soportable de la desgracia que nos sumió en una decadencia notable desde el año 1946. La indiferencia y la ignorancia, sumado a la impotencia, nos llevó a un sufrimiento y baja de la percepción del dolor y la humillación del pueblo. Ahora la posibilidad de volver a ser un país es cierta, clave de una oposición seria y responsable que no sucumbe a los gritos de un sector del periodismo de sobres que intenta que nada cambie.

La Argentina cambió a partir de un tal Sarmiento, la educación fue el motor, y duró hasta el famoso dicho “alpargatas sí, libros no”, que sumió al país en una locura involutiva. Estamos en una posición importante para cambiar el rumbo, para poder tener perspectiva de crecimiento, de educar, educar, educar, transformando esta decadencia en un crecimiento lento, pero sostenido.

Esos espectros no van a querer y se necesitará fuerza y resiliencia para tener un futuro cierto. Depende de nosotros, los serios, porque los dinosaurios van a desaparecer, o quedarán relegados a un zoológico de monstruos para que podamos ver que es lo que está mal.

Rubén Deninno / rubendeni@hotmail.com

El gasto del Estado, pero nadie habla de “bajar los impuestos”

El Estado gasta 15.000 millones de dólares, según información que nos llega a los ciudadanos. Es lógico pensar que quien pude pague lo que vale la energía. Ahora, nadie habla la carga impositiva del 43% sobre los 15.000 millones, 6.450 millones de la misma moneda. El Estado recaudará algo de 20.000 millones.

La voracidad del Estado presente nos sacará a dos puntas. De bajar los impuestos nadie habla en serio.

Fernando Reyna / freynaaliaga@gmail.com

De exportaciones de litio y el sector sojero

Ernesto Calvo, especialista en litio, menciona que Chile exporta alrededor de 100.000 tn/ año, y la Argentina llega a 30.000 tn/ año. La gran diferencia es que las regalías que pagan las exportadoras en Argentina es del 3%, mientras que en Chile ascienden al 40% (con un valor de 72.000 dólares la tn ).

A todas luces se ve cómo se castiga al sector sojero (derechos de exportación del 33%) y se favorece a la minería.

Víctor D. Marchesi / marchesivictordaniel@outlook.com

Pide a una obra social una silla de ruedas con urgencia

Espero a través de este medio poder ayudar a que Jorge, empleado de años de nuestro querido club, tenga la silla de ruedas lo antes posible. La necesita con urgencia y su cobertura OSPEDYC no se la ha enviado todavía.

Por favor, solicito a las autoridades que corresponda que realicen su trabajo y le llegue a Jorge Carpio la silla de ruedas lo antes posible para poder realizar sus traslados y mejorar su calidad de vida.

¿Tantos años aportados, dónde están cuando uno los necesita?

Fabiola Penelas /  fabiolapenelas@hotmail.com

Mirá también

"A los gobernantes y reyes les digo, ¡hay felicidad fuera del sillón!"

Mirá también

"El siglo XXI y un nuevo paradigma de la ciencia"