Atlético Tucumán se aferró a la punta de la Liga con un gol a lo Pity Martínez



El final fue para el infarto el partido entre Atlético Tucumán y Newell’s.  Ganaba el local por la mínima diferencia y el árbitro adicionó siete minutos. En tiempo cumplido, la visita consiguió un tiro libre en el borde del área, sobre la izquierda de su ataque.

El entrenador de Atlético, Lucas Pusineri, estalló de bronca: ya se habían cumplido los siete minutos adicionales y el rival tenía a todos los jugadores, incluido el arquero Herrera esperando ese tiro libre que podía aguarle la fiesta a los tucumanos.

Pero lo que sucedió fue lo contrario: de esa jugada salió el rebote que Renzo Tesuri protagonizó para cerrar el partido. Fue una jugada parecida a la que en Madrid, el Pity Martínez, metió el tercero de River en la final de la Libertadores ante Boca.

Tesuri corrió desde su área, pasó la mitad de la cancha sin que lo pudieran agarrar y antes de llegar al arco contrario definió con el arco vacío. Así Atlético Tucumán ganó por 2 a 0 y con cuatro puntos de ventaja sobre el escolta, Gimnasia.