«Cristina va a cobrar $ 2,5 millones, pero a mí me retienen el dinero»


En Clarín del miércoles 27, se lee: “La ANSeS aceptó pagarle a Cristina dos pensiones por más de $ 2,5 millones”, y “Hay casi 269 mil juicios de jubilados y son 80 mil las sentencias que la ANSeS aún no pagó”. Yo me encuentro en esos 80 mil.

Soy profesora de Filosofía (UBA) y me jubilé después de 37 años de trabajo a nivel secundario y universitario, en 2000. Cobré mi primera jubilación por la ANSeS dos años después, en plena crisis de 2001/2, porque el trámite en el IPS llevó un año entero. Me fui dando cuenta de que mi jubilación no era la adecuada en relación a los sueldos percibidos y, con el patrocinio de una abogada, inicié un juicio a la ANSeS en 2008.

Después de 10 años, en agosto de 2018, me enteré que se había llegado a una sentencia favorable y mi expediente estaba en “Liquidaciones.” El tiempo siguió transcurriendo. Finalmente, en abril, me llegó un mail de la ANSeS donde me anunciaban que el 19 de ese mes me depositarían el retroactivo que me correspondía.

El 20 fui al banco y no había ningún depósito. Llamé a la abogada quien me mandó una copia del expediente donde figuraba el monto del retroactivo y al lado la palabra “Retenido”. Lo mismo figuraba al lado del monto del pago mensual actualizado. Llamé a la ANSeS y me contestó que la abogada era quien debía llamar. Le dije que me parecía increíble que retuvieran un dinero sin saber por qué.

Volví a hablar con mi abogada quien empezó a intimar a la ANSeS para que me pagara, a lo que esta kafkiana institución respondía que “estaban revisando las cuentas”. Lo indignante de esta situación es que mientras nos privan de lo que nos corresponde, tenemos dirigentes totalmente inmorales que cobran lo que no les corresponde, como queda claro a partir de los titulares de Clarín.

Martha S. Frassinet / marthafrassineti@gmail.com

Voces, reclamos y esperas de jubilados

La vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner solicitando y cobrando dos millones ochocientos mil pesos mensuales en calidad de dos jubilaciones de privilegio, y la directora del ANSeS, Fernanda Raverta, aceptando sin apelar tal erogación, han pegado un cachetazo a todos los argentinos.

Cuando en el país asistimos a la mayor degradación de nuestros adultos mayores percibiendo jubilaciones de hambre y el 50% de los menores sufriendo una pobreza y una falta de alimentación insoportables, reclamar y cobrar tales sumas representa una agresión intolerable para todos los argentinos de bien.

Recordando el ejemplo de Elpidio González que terminó sus días en la pobreza y rechazó por dignidad una retribución que le fue ofrecida por su calidad de ex vicepresidente, advertimos la enorme diferencia que existe entre él y la actual vicepresidente.

Y nos preguntamos, ¿cómo puede ser que exista tal abismo moral entre dos ciudadanos argentinos ? ¿Y cómo puede ser que a pesar de esta indisimulada agresión y de este evidente abismo, Cristina Kirchner aún se atreva a pedir a sus adherentes el voto en las próximas elecciones ?

Alfredo Andreotti / xintetico@mac.com

Cuando la esforzada Margarita Barrientos tuvo que cerrar dos comedores que sabemos todos la función social que significaban. Cuando los desocupados superan el 9% y el INDEC registra que padecen la triste falta de trabajo unas 1.273.000 personas . Cuando Unicef nos dice que padecen hambre y pobreza extrema 8 millones de niños y adolescentes, los 2 millones y medio de pesos que va a recibir Cristina en su doble prestación previsional, es casi tenebrosa. Al ser sobreseída por el pacto de Irán, la vicepresidente movió los hilos y no sólo cobrará esa cifra millonaria, sino que reclama 100 millones de retroactivo.

En esta danza de los millones no hay dudas que Cristina va siempre por todo, hasta no pagará impuesto a las Ganancias.

La ambición es tal que seguirá cobrando su sueldo de vicepresidente, más de 100 jubilaciones mínimas podrían pagarse con estos montos que nada tienen que ver con la situación de nuestro país. Su egoísmo demuestra que día a día, la gente, nuestro pueblo, no quiere ser más engañada con espejitos de colores. Les costará revertir el fracaso de la elección del 12 de septiembre.

Rosa de la Fuente / rosabfuente@hotmail.com

En la evaluación de las promesas electorales de todos, los que aspiran a resultar electos en las próximas elecciones se destaca el silencio sepulcral de los candidatos respecto a manifestar su acatamiento a sentencias pendientes de cumplimiento. Concretamente, me refiero a los miles de pronunciamientos dictados en sede previsional ordenando reajustes de haberes mediante sentencias dictadas hace más de treinta años, incumplidas e ignoradas ante la total indiferencia del elenco político nacional, que callando otorga y deviene en cómplice de este escandaloso y delictual proceder.

Internacionalmente, pretendemos captar la confianza del FMI para lograr acuerdo en el pago de una deuda libremente contraída; internamente, hambreamos a nuestros ancianos negándoles el cumplimiento de obligaciones legales originadas en legítimas sentencias judiciales nacionales. La coherencia exige decisiones similares para circunstancias equivalentes. ¿Poder Judicial?, le han rendido rédito interno a este inmoral proceder, la mayoría pasó a mejor vida y ahora nuestras voces suenan débiles, pues quedamos pocos, pero internacionalmente el apagado eco resuena aún… ¿qué costo devengará?

Jubilados: Los políticos nos ningunearon, nos baratearon y desecharon, pensemos, ¡estamos solos!

Ricardo Forgione / rpm@forgione.com.ar

Cuando en 2001 Sergio Massa ingresa como director ejecutivo de la ANSeS, los jubilados con haberes mínimos no sobrepasaban un 25%. Durante esa gestión, congela los haberes que superan los $ 1.000. Hasta 2010 que, por efecto de tantas demandas, suspenden el congelamiento, y el caudal de jubilados pasa, entre ese año y al día de hoy, al 76%. La presidencia de Néstor Kirchner (25 de mayo de 2003) ha sido nefasta para los ancianos.

Los jubilados deben recordar la frase “mis queridos abuelos”, y Massa “inventa” un beneficio para las mujeres con lo cual destruye la pirámide previsional con el invento de “las amas de casa s/aportes”. Millones estaban por percibir una necesidad, sin embargo, al no discriminar, ingresan varios cientos de miles con una situación financiera, envidiable, desnaturalizando así cualquier sentido de justicia social. Esta anomalía continúa, aunque agravada por millones de planes.

Este “engendro” hace a la creación de un aluvión de juicios que finalizan con un fallo de la Corte. Tanto Cristina como Néstor y Massa no liquidaban los reclamos rechazando el total de expedientes obligados a través del organismo, las demandas por la ANSeS, y nace el fallo Badaro 1. El gobierno de Macri instituye el llamado, “Reparación histórica” y con ello se liquida millones de ejecuciones previsionales.

Mario Tomasow /  mariotomasow@hotmail.com

Mirá también

"Cristina va a cobrar, aproximadamente, 4.600 jubilaciones mínimas"

Mirá también

"No consigo tramitar una nueva tarjeta SUBE Jubilados"