El conmovedor gesto que tuvo Jey Mammón con una desconocida


En la más reciente emisión de «La Peña de Morfi», Jey Mammón aprovechó que las cámaras estaban encendidas para contar el sorpresivo gesto que tuvo con una mujer desconocida en el teatro.

Puntualmente, el expresentador de «Los Mammones» relató que el hecho en cuestión ocurrió mientras se preparaba para empezar una nueva función teatral de «El Mundo de Jey», cuando se percató de que unas butacas estaban vacías. 

El otro día llamé a una espectadora porque estaba la butaca vacía. La amiga me dijo que le habían llevado el auto. Entonces la llamamos y fue con altavoz.

Jey Mammón en su show teatral.

Asimismo, Jey Mammón reveló que no solo la llamó, también le ofreció que fuera gratis a su próxima función: “La llamamos desde el escenario y sí, le habían llevado el auto. La invité para que venga otro día”

Por último, pero no menos importante, Jey puntualizó: “Son cosas que pasan en el teatro». Claro está que el también músico no pudo solventar el problema de la mujer antes mencionada, pero sí logró que su día terminara de una forma impensada. 

Cabe mencionar que, días antes de lo ocurrido en «El Mundo de Jey», el expresentador de América TV publicó una foto con Marcelo Tinelli en el teatro y, al pie de esta, escribió: «Gracias por venir a verme al teatro, querido amigo. Como dice Estelita, a las divas y divos se los conoce por nombre de pila y cuando uno dice Marcelo, absolutamente todos sabemos de quién estamos hablando».

Luego, Jey puntualizó: «Genera una hermosa y única ansiedad tenerte en la platea, pero por sobre todas las cosas una eterna gratitud haberte cruzado en el camino. Gracias por tu inmensa generosidad. Gracias por enseñar en el camino con la humildad de los grandes. Te quiero».

 

El rating de «La Peña de Morfi»

Con todas las sorpresas que hoy expusieron en el piso de «La Peña de Morfi», Jey Mammón y Jésica Cirio lograron liderar el mediodía, pues recaudaron más de 9 puntos de rating. 

Explícitamente, el programa sumó 9.8 puntos de rating y, de esa forma, se logró lo que Gerardo Rozín siempre anheló: llegar al corazón de los televidentes a través del que era su programa.