«El Gobierno nos está llevando al abismo»



La Unión Cívica Radical realizó un diagnóstico de la situación económica del país y apuntó a la interna desatada entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner. “La pelea del Gobierno nos está llevando al abismo”, concluyeron los radicales reunidos este martes en la Ciudad de Buenos Aires.

El encuentro fue convocado por la Mesa Directiva del Comité Nacional y a la Mesa Federal en la sede partidaria ubicada en Alsina y Entre Ríos, en el centro porteño. En la reunión se analizó la situación política, social y económica del país y el rol del radicalismo y de Juntos por el Cambio en este contexto.

Entre los presentes se pudo ver al presidente del Comité Nacional, Gerardo Morales, el vicepresidente 2° Martín Lousteau y a los presidentes del bloque de diputados y senadores de la UCR, Mario Negri y Luis Naidenoff, entre otras autoridades del partido.

En un comunicado difundido a la prensa sostuvieron que “el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner se enfrentan en una disputa que ignora el sufrimiento de los argentinos y la realidad”.

Para los radicales, “los máximos responsables de la conducción de la Nación viven y trabajan para lastimarse políticamente. Y profundizan la parálisis de una administración partida por esa pelea”.

Y en ese sentido, plantearon que “la seriedad del momento no admite frivolidades ni disputas que solamente contribuyen a profundizar la angustia de la gente”.

De acuerdo al diagnóstico radical, “la Argentina está sufriendo la disolución de su economía en una crisis que se asemeja a sus peores momentos históricos».

Además de hacer referencia a los récords de cotización del dólar blue, sostuvieron que la “crisis energética que no reconoce antecedentes” está “sumiendo a 23 provincias en la parálisis productiva por la falta de gasoil y el inicio de cortes de suministro de gas a las industrias”.

La UCR sobre los movimientos sociales, la inseguridad y la interna oficial

Sobre el conflicto con las organizaciones sociales – el Gobierno evalúa el pedido de Cristina Kirchner de retomar el control del reparto de los planes sociales– indicaron que las calles de la Ciudad se convirtieron “en campo de batalla de organizaciones que presionan para mantener sus privilegios y seguir haciendo negocios con la pobreza”.

Plantearon además que la “creciente inseguridad” proviene desde el seno de la Provincia de Buenos Aires y se irradia a todo el país y culparon la parálisis del Congreso a “las maniobras del oficialismo”.

“Ante ese desafortunado contexto, la Unión Cívica Radical llama a la reflexión al oficialismo para que «cese en su hostigamiento auto infligido» por la interna constante y ponga sus energías en mejorar la vida cotidiana de los argentinos: «Para eso fueron votados y no pueden esconder sus responsabilidades en grietas inconducentes que solamente traen dolor e impotencia”, lanzaron.

DS