el Gobierno porteño pidió endurecer las penas para los asesinos al volante



Un día después de la tragedia en los bosques de Palermo, que terminó con la vida de Marcela Bimonte y otros heridos, el Gobierno de la Ciudad pidió una reforma legislativa para endurecer las penas contra los asesinos al volante.

El ministro de Justicia y Seguridad, Marcelo D’Alessandro, consideró que lo que ocurrió en Palermo «no puede ser un homicidio culposo», en línea con lo que había reclamado la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Pablo Martínez Carignano.

«Lo que tenemos que tener es una reforma legislativa, donde estos hechos sean reprimidos desde la ley de tal circunstancia para que esto no ocurra», aseguró el funcionario, en diálogo con Radio Mitre.

El conductor que atropelló y mató a la ciclista Marcela Bimonte e hirió a otros cuatro compañeros cerca de los Bosques de Palermo dio positivo en el test de drogas y negativo en alcoholemia, mientras permanece detenido junto a otros tres hombres acusados de encubrimiento y se espera que sean indagados en las próximas horas.

Ahora la causa contra José Carlos Olaya González, de 32 años, es por homicidio doloso, mientras que los otros tres detenidos son acusados de encubrimiento, tras haberlo ayudado a escapar del lugar del hecho a bordo de un Jeep negro.

Noticia en desarrollo.