El insólito motivo por el que la nueva joya del Barcelona juega con los cordones desatados


Pablo Martín Páez Gavira tiene tan solo 17 años y es una de las grandes apariciones del fútbol español. El recambio generacional en el Barcelona forzó a la llegada de varios jóvenes de la cantera, quienes plagaron el primer equipo. Gavi es uno de ellos. El purrete se fue ganando un lugar en la nómina de Ronald Koeman en su momento y de Xavi Hernández en el presente. Ahora, sorprendió a todos con una llamativa historia: juega con los cordones desatados.

Su calidad no es discutible. Hizo méritos suficientes para ganarse un lugar en un equipo de jerarquía como lo es el Blaugrana. Su performance es motivo suficiente para llamar la atención de más de uno, pero ahora la noticia pasa por otro lado. En repetidas ocasiones, el futbolista de la selección española saltó a la cancha sin atarse los botines.

La situación se presentó en varios encuentros del Culé y la incógnita se estableció en los fanáticos, que se preguntaron la razón por la que esto sucedía. La respuesta es más singular todavía. No es por comodidad, supersticiones ni nada semejante. ¿Por qué entonces? Aunque parezca mentira, porque no sabe anudarlos. El periodista español Marc Marbà reveló que el jugador nunca aprendió a atarse los cordones.

Gavi tiene 17 años. (AFP)

Gavi tiene 17 años. (AFP)

«Tiene tanta prisa por jugar que no pierde el tiempo atándose los cordones», expresó uno de sus ex entrenadores del Real Betis en diálogo con el medio catalán Betevé. En la misma entrevista aparecen otros testimonios de allegados que cuentan que Gavi siempre fue así desde pequeño. Nunca aprendió a hacerlo de la manera correcta, por lo que se pone el calzado y sale a la cancha.

Hace unos días, Gavi bromeó con su compañero Nico González dejando en evidencia la curiosa situación. «Ya es hora de aprender», escribió su colega en una publicación de Instagram. A lo que se defendió diciendo que no podía en ese momento: «Los guantes, bro…».