«El policía hizo todo mal»


El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, dijo que el oficial acusado de dispararle a Luciano Olivera (16), «hizo todo mal» y pidió «profesionalizar a la Policía».

Mientras tanto familiares y amigos del adolescente asesinado de un balazo en el pecho realizan una manifestación esta tarde en el centro de la ciudad balnearia de Miramar, en reclamo de justicia por el crimen del menor y en contra del gatillo fácil.

El funcionario llegó a Miramar pasado el mediodía y se reunió tanto con los familiares del joven asesinado como también con Asuntos Internos de la Policía. «La verdad en una situación así no hay mucho para decir mas que asegurar que sea un proceso transparente y expeditivo ante semejante desgracia«.

Berni agregó que se les realizó peritajes toxicológicos al oficial acusado de disparar y que los resultados dieron negativos.

Movilización de vecinos por el crimen de Luciano Olivera. Foto Christian Heit

Movilización de vecinos por el crimen de Luciano Olivera. Foto Christian Heit

Sobre lo ocurrido, el ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires utilizó la palabra «inexplicable» sobre el accionar del oficial: «Dijo que se le disparó el arma y en ese momento fue detenido por los propios compañeros. No hubo intento de proteger a nadie ni tapar pruebas».

En ese sentido, siguió: «Entre la etapa previa al disparo y el disparo, el policía hizo todo mal. Cargó el arma, sacó el seguro o la portaba sin seguro, son cosas que se deberán investigar. En el mismo momento dijo que se le disparó y sus compañeros lo detuvieron, pero no hay palabras para la familia».

Consultado sobre una versión que indica que tanto el oficial como Luciano se conocían del barrio, Berni dijo desconocerlo: «No puedo afirmarlo ni negarlo», aunque aclaró que según pudo averiguar, el policía acusado «no era parte de la persecución inicial y que estaba en otro móvil a 20 cuadras y no sabía quién iba en la moto«.

Sobre la marcha, que se había convocado a la marcha a partir de las 17, media hora antes los manifestantes empezaron a concentrarse en inmediaciones de la plaza céntrica de Miramar, en la esquina de calle 21 y 26.

Con aplausos incesantes que se prolongaron por más de 10 minutos, familiares y amigos de la víctima exhibieron una gran pancarta con la leyenda «Justicia por Luciano Olivera. Basta de gatillo fácil».

La manifestación en su mayoría estaba compuesta por adolescentes, y una de ellas le contó entre lágrimas al canal TN que era «amiga» de Luciano desde «chiquitos» y que se le «partió el alma» esta mañana al enterarse del crimen.

Con el correr de los minutos y sin dejar de aplaudir, comenzaron los gritos de «asesinos» e insultos de todo tipo a la Policía.

Está previsto que los manifestantes luego se movilicen unas cinco cuadras hacia la comisaría de Miramar, donde esta tarde ya se encuentran unos 50 policías de infantería apostados para resguardar el lugar, del que también fueron retirados todos los patrulleros por prevención.

LM