Encontraron el auto de los delincuentes que mataron al empresario: tenía pedido de secuestro


El auto negro que habría sido utilizado por los asesinos fue encontrado a 25 cuadras de la fábrica
El auto negro que habría sido utilizado por los asesinos fue encontrado a 25 cuadras de la fábrica

Este lunes por la tarde, el auto en el que circulaban los cinco delincuentes que intentaron asaltar y asesinaron a balazos al empresario Rolando Villafañe dentro de su fábrica de productos de algodón en Caseros fue encontrado abandonado en Ramos Mejía.

El Peugeot 308 color negro fue hallado por efectivos de la Comisaría 2° de Ramos Mejía en el cruce de la avenida Gaona y Carlos Calvo, en una zona transitada dentro de la localidad, a unas 25 cuadras del lugar del crimen. Fuentes policiales confirmaron a Infobae que el auto tenía un pedido de secuestro activo a cargo de la Comisaría 6° de Morón por un robo cometido en los últimos días en El Palomar.

Este lunes, Abril, una vecina de la zona, aseguró que el auto era propiedad de su novio, a quien habían asaltado cuatro delincuentes la semana pasada. “A nosotros nos robaron nuestro auto el viernes a una hora parecida a la que pasó este hecho”, contó Abril en diálogo con el canal C5N. “A mi novio le robaron cuatro tipos con armas, lo arrodillaron y le pegaron. Estamos seguros de que esta misma banda tuvo que ver con el asesinato de este hombre”, indicó.

La fiscal Gabriela Disnan de la UFI N°5 de San Martín, a cargo de la investigación, estuvo presente ayer en el lugar del hallazgo y supervisó la toma de muestras de la Policía Científica. Según publicó la agencia Télam, dentro del vehículo los peritos encontraron un proyectil intacto y levantaron huellas, que ahora están siendo analizadas para ver si se puede identificar a alguno de los cinco integrantes de la banda.

Rolando Omar Villafañe (61) fue asesinado en su fábrica de Caseros
Rolando Omar Villafañe (61) fue asesinado en su fábrica de Caseros

En paralelo, los investigadores continúan con el análisis de las cámaras de seguridad de la fábrica que registraron el hecho, al igual que las de los alrededores para intentar rastrear el recorrido de los atacantes antes y después del crimen.

El hecho ocurrió este lunes, aproximadamente a las 0:40, cuando Rolando Villafañe llegó con su camioneta Ford Ranger a la fábrica ubicada en la calle Ángel Pini 5.445, entre Martín de Álzaga y Spandonari, para comenzar a trabajar.

Treinta segundos después de activar el portón eléctrico de la fábrica e ingresar marcha atrás, se puede observar en los videos la llegada de un automóvil Peugeot 208 del cual bajaron cuatro delincuentes, algunos de ellos armados, que se aproximan a la puerta del galpón.

Así fue el ataque a la fábrica de Caseros donde mataron al dueño

Villafañe reaccionó abriendo fuego desde adentro con una pistola calibre 9 milímetros que tenía en su poder, por lo que los delincuentes, que no llegaron a ingresar, huyeron en dirección opuesta: uno de ellos disparó hacia el interior de la fábrica. En el Peugeot los aguardaba un quinto cómplice que conducía.

Los vecinos que escucharon los disparos llamaron al 911. “Escuchamos detonaciones, tipo 3 ó 4 tiros, y una arada de un auto que salió huyendo. Lo fui a ayudar a ‘Roli’ y lo vi que estaba en el piso, al lado de su camioneta. Se estaba tapando en el estómago, que era donde le habían dado”, relató a la prensa este mediodía uno de los vecinos que socorrió al empresario, y contó Villafañe le dijo: “Ayudame, me duele mucho. Por favor, fijate que me cierre el portón”.

El propio comerciante llamó por teléfono a su yerno para pedirle ayuda. El hombre llegó al lugar y lo trasladó en un vehículo hasta la clínica Trinidad de Ramos Mejía, donde finalmente falleció.

Dentro del auto se encontró un proyectil y se tomaron muestras para intentar identificar a los asesinos
Dentro del auto se encontró un proyectil y se tomaron muestras para intentar identificar a los asesinos

Dentro de la camioneta de la víctima, se encontró la pistola marca Browning con la inscripción “Policía de la Provincia de Buenos Aires”, montada y con 11 balas en el cargador. Sin embargo, quedó descartado que Villafañe haya sido ex personal policial, por lo que la fiscal ordenó investigar si esa 9 milímetros estaba extraviada o denunciada como robada.

Familiares y amigos de Villafañe, que se manifestaron ayer por la tarde en reclamo de Justicia, insistieron en que el hombre tenía todos sus papeles en regla. “Era un hombre bueno, humilde, trabajador que nos defendía a todos nosotros, a todo el barrio”, dijo, entre lágrimas, Julieta, hija del comerciante.

En ese sentido, fuentes de la investigación indicaron a este medio que, si bien la tenencia del arma será materia de análisis, por ahora la prioridad es la identificación y captura de los asaltantes.

Esta mañana, los restos del comerciante fueron trasladados desde una casa velatoria de Tres de Febrero al cementerio municipal de Pablo Podestá para su sepultura.

SEGUIR LEYENDO:

Video: así fue el ataque donde mataron a un empresario en Caseros
El dolor de la hija del empresario asesinado en Caseros: “Era el mejor papá del mundo y me lo mataron”
Quién era Rolando Villafañe, el empresario asesinado en su fábrica de Caseros