La derechista Meloni jura su cargo como primera ministra de Italia


Por Crispian Balmer y Angelo Amante

ROMA, 22 oct (Reuters) – Giorgia Meloni juró el sábado su cargo como primera ministra de Italia junto a su gabinete ministerial, dando al país su gobierno más derechista desde la Segunda Guerra Mundial.

Meloni asume el cargo en un momento especialmente tenso, con la economía italiana cargada de deudas y de nuevo en camino hacia la recesión, las empresas hundiéndose bajo el peso de las crecientes facturas energéticas y las divisiones dentro de su coalición sobre la guerra en Ucrania.

De pie, bajo las lámparas de cristal de una sala con frescos del palacio presidencial, Meloni juró su cargo ante la mirada de su hija de seis años.

Líder del partido nacionalista Hermanos de Italia, Meloni arrasó en las elecciones del mes pasado al frente de una coalición que incluía a Forza Italia -liderada por el ex primer ministro Silvio Berlusconi- y a la Liga antiinmigrante de Matteo Salvini.

Su gobierno, el duodécimo de este siglo, sustituye a una administración de unidad nacional pilotada por el exjefe del Banco Central Europeo Mario Draghi, que estuvo al frente de los esfuerzos de la Unión Europea para sancionar a Rusia después de que invadiera Ucrania en febrero.

Meloni prometió su apoyo a Ucrania, pero Berlusconi la desautorizó en repetidas ocasiones, culpando esta semana a Kiev de la guerra y revelando que intercambió regalos y «cartas dulces» con su viejo amigo, el presidente ruso Vladimir Putin.

Tras varios días de conversaciones, a menudo tensas, Meloni presentó su equipo el viernes, dando cinco ministerios a la Liga y a Forza Italia y reservando nueve puestos del gabinete para su propio partido.

Los tecnócratas conforman el resto del equipo de 24 personas, en el que sólo hay seis mujeres y la edad media es de 60 años.

La economía italiana, siempre débil, y la creciente deuda nacional se han confiado a Giancarlo Giorgetti, considerado un miembro moderado de la Liga. El Ministerio de Relaciones Exteriores fue entregado al veterano de Forza Italia Antonio Tajani, considerado un proeuropeo tranquilo.

Tajani declaró a un canal de televisión local que su primer acto sería llamar a su homólogo ucraniano para asegurarle la continua solidaridad de Italia.

LOS PATRIOTAS LLEGAN AL PODER

El partido de Meloni tiene raíces neofascistas, pero ella trató de proyectar una imagen moderada durante la campaña electoral, abandonando la anterior retórica antieuropea y prometiendo mantener a Italia en el corazón de las instituciones europeas y occidentales.

Los líderes de la Comisión Europea en Bruselas le enviaron mensajes de felicitación el sábado.

«Cuento y espero una cooperación constructiva con el nuevo gobierno en los retos que afrontamos juntos», escribió en Twitter la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen.

Meloni también recibió elogios de los conservadores nacionalistas europeos, que esperan que su gobierno sea un poderoso aliado en sus habituales batallas con Bruselas.

«¡Felicidades Giorgia Meloni por la formación de tu gobierno! Gran día para la derecha europea», escribió en Twitter el primer ministro húngaro, Viktor Orban.

La líder de la extrema derecha francesa, Marine Le Pen, tuiteó: «En toda Europa, los patriotas están llegando al poder».

Meloni tiene previsto celebrar su primera reunión de gabinete el domingo tras el traspaso formal de poderes con Draghi.

A continuación, se enfrentará a las votaciones de confianza obligatorias en el Parlamento durante la semana, que ganará con facilidad dada su cómoda mayoría. (Reporte de Angelo Amante y Giuseppe Fonte; escrito por Crispian Balmer; editado en español por Carlos Serrano)